- elpueblodigital.es - https://www.elpueblodigital.es -

Fuerzas especiales abaten a los tres terroristas yihadistas en dos operaciones simultáneas

Kouachi

Estos son los hermanos Kouachi (Foto: breibart)

Los que atentaron contra el Charlie Hebdo se habían atrincherado con un rehén en una imprenta a 40 kilómetros de París

Ha sido la Force Intervention (FI) del Groupe d’Intervention de la Gendarmerie Nationale el grupo que se ha encargado de neutralizar a los terroristas

Las fuerzas especiales francesas han abatido esta tarde a los autores del atentado yihadista que el pasado miércoles asesinaron a 12 miembros de la redacción del diario satírico Charlie Hebdo [1].

Said y Chérif Kouachi se habían atrincherado con un rehén en una imprenta de la localidad de Dammartin-en-Goële, al noreste de París, después de protagonizar una huida a base de tiros, robos de vehículos y persecuciones por las carreteras y bosques franceses. Tras ocho horas de cerco policial durante las que la Policía gala ha intentado llegar a una resolución pacífica mientras los Kouachi amenazaban con morir como mártires, los grupos especiales han asaltado el escondite de los terroristas.

Además, en otro asalto que se ha producido simultáneamente, otro grupo de las fuerzas especiales de la Gendarmería han entrado al supermercado judío situado en el este de París en el que otro terrorista asesino de una guardia urbana [2]– se había escondido con varios rehenes.

Según fuentes del Ministerio del Interior citadas por la televisión BFMTV de las que se ha hecho eco EFE, en este caso han muerto cuatro rehenes, además del secuestrador, Amedy Coulibali, de 32 años. Por el contrario, el rehén que los hermanos Kouachi tenían retenido en la imprenta ha salido ileso.

El fiscal general de París, François Molins, ha informado que los rehenes ya habían muerto antes de que comenzara el asalto. También ha resaltado los «vínculos constantes y sostenidos» por Coulibaly y los hermanos Kouachi y que la compañera de Coulibaly, Hayat Boumeddiene, está en busca y captura por su supuesta vinculación con la toma de rehenes. También ha confirmado que Chérif Kouachi estuvo en 2011 en Yemen entrenando con otros grupos yihadistas, y precisó que personas de su entorno están actualmente en Yemen y en Siria.

Coulibaly ya había asesinado el jueves a una policía municipal en el sur de la capital francesa, en una acción coordinada con los hermanos Kouachi. En una conversación telefónica con el canal de televisión BFMTV durante el secuestro, Coulibaly aseguró actuar a las órdenes del Estado Islámico y haberse coordinado con Chérif Kouachi, quien a su vez, en declaraciones a la misma televisión, dijo haber sido enviado y financiado por Al Qaeda en el Yemen para cometer la acción.

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha revelado que la decisión de llevar a cabo los dos asaltos simultáneos la tomó el presidente de la República, François Hollande. Valls ha asegurado que no había otro remedio que abatir a los hermanos Kouachi y a Coulibaly para resolver la toma de rehenes. «No podía ser de otra forma», ha enfatizado, al tiempo que calificaba de «héroes» a los agentes que participaron en las acciones.

Concluidas las operaciones policiales, el presidente de Francia, François Hollande, se ha dirigido a la nación a la que ha pedido ser «implacable con el racismo y con el antisemitismo». Al tiempo, llamó a todos los ciudadanos a participar en la manifestación de repulsa convocada para el próximo domingo y en la que estarán presentes el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro británico, David Cameron, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi. También han confirmado su asistencia el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el presidente de la Comisión Europea, Jean -Claude Juncker, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en representación de las instituciones comunitarias..

Francia ha vivido unos días de infarto. El Gobierno francés sacó a la calle, en una operación sin precedentes en Francia, a más de 88.000 policías, gendarmes y militares para capturar a los hermanos Kouachi, sospechosos de haber perpetrado el pasado miércoles la masacre en el semanario Charlie Hebdo.

Said y Chérif Kouachi fueron identificados el jueves en una gasolinera que atracaron en las proximidades de Villers Cotterêts, en la región de Picardía, al noreste de París. Inmediatamente, las fuerzas de seguridad extendieron el nivel de alerta máxima a la región y centraron allí su búsqueda, fruto de la cual se descubrió el coche que habían abandonado tras el atentado con algunos cócteles molotov y banderas yihadistas.

En este caso y hasta el momento, tal y como confirmó ayer el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, nueve personas, de las que no se han facilitado datos, han sido detenidas. De Chérif Kouachi se sabía que era un «violento antisemita» que, junto a su hermano, era vigilado por la Policía desde hacía tiempo, aunque no había sospechas que apuntaran a la inminencia de un atentado. Chérif ya fue condenado en 2008 a tres años de cárcel por participar en una red de captación de yihadistas. Y según informaciones difundidas por la CNN y The New York Times, Said Kouachi estuvo en Yemen en 2011 para entrenar con los combatientes de un grupo vinculado a Al Qaeda.

Francia vivió ayer una primera jornada de luto que se vio alterada por el asesinato de una policía municipal a manos del hoy abatido Amedy Coulibali cerca de la Puerta de Châtillon, en el sur de París, en otro acto terrorista.

Tras los continuos y sangrientos acontecimientos, el presidente francés, François Hollande, se reunió con los jefes de los grupos parlamentarios, así como con los presidentes de la Asamblea Nacional y del Senado, para tratar las consecuencias de los atentados. Por su parte, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha convocado para el próximo domingo una reunión de urgencia de los responsables del Interior europeos y de EEUU [3], a la que asistirá el ministro español, Jorge Fernández Díaz, y el fiscal general de EEUU, Eric Holder.

Además de los trágicos acontecimientos ocurridos en Francia el grupo analizará las advertencias lanzadas ayer por el director general del Servicio de Seguridad de Reino Unido (MI5), Andre Parker, que alertó de que el brazo armado de Al Qaeda en Siria está planificando ejecutar atentados contra sistemas de transporte o «blancos emblemáticos» en países occidentales.