- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Más de 120 muertos en París por una cadena de atentados yihadistas

Françoise Hollande

Hollande promete acabar con los terroristas

El pasado mes de enero la capital francesa sufrió otro atentado islamista [1]

Más de ciento veinte personas fueron asesinadas anoche en una cadena de atentados yihadistas cometidos en diversos puntos del centro de París.

Al menos seis ataques simultáneos se produjeron en locales de ocio de la capital francesa y varias bombas explosionaron en las inmediaciones del estadio de Saint Denis, donde se disputaba el partido de fútbol amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania.

El Fiscal General de París, François Molins, ha informado de que los ataques podrían haber causado «más de 120 muertos» y que al menos siete de los ocho de los terroristas habrían sido abatidos, aunque advirtió de que un número indeterminado se podrían haber fugado. Por su parte, el Ayuntamiento de París cifra en 127 los muertos en los distintos atentados y en 180 los heridos, una gran mayoría de máxima gravedad.

Todo comenzó poco después de las nueve de la noche cuando dos hombres, a cara descubierta, según testigos, abrieron fuego contra los clientes de los restaurantes Le Carrillon y Le Petit Cambodge, situados junto al canal de Saint Martin. Después continuaron su recorrido disparando contra otros locales de ocio, como el bar Bonne Biere.

Prácticamente al mismo tiempo, tres explosiones sacudían los alrededores del estadio de Saint Denis. Al parecer, dos de ellas serían obra de terroristas suicidas. El presidente François Hollande, que presenciaba el encuentro de fútbol, fue evacuado por los servicios de seguridad y una parte importante de los espectadores fueron retenidos durante al menos dos horas en el estadio a la espera de que las autoridades les permitieran abandonar el recinto.

Poco después, varios hombres irrumpieron, al grito de «Alá es grande«, en la sala de conciertos Le Bataclan, abriendo fuego una y otra vez y secuestrando a decenas de personas. Alrededor de cien personas habrían muerto en este atentado, según informó la Policía francesa al término del asalto efectuado por las fuerzas de seguridad para liberar a los rehenes.

Sobre las 12 de la noche, el presidente francés ofrecía una declaración televisada en la que aseguró que Francia «no tendrá piedad» con los terroristas. En su intervención, Hollande anunció que el Consejo de Ministros extraordinario que se celebraría a continuación iba a aprobar el estado de urgencia en todo el territorio francés y el cierre de las fronteras del país ante unos atentados «sin precedentes». El presidente galo ha «movilizado todas las fuerzas posibles para neutralizar a los terroristas, que sabemos quienes son», advirtió.

Posteriormente, el Consejo de Ministros informó de que «restablecerá inmediatamente los controles fronterizos». Aunque previamente se había informado del cierre total de fronteras, el Consejo de Ministros decidió en su lugar incrementar temporalmente «las restricciones a la circulación de personas, así como de instituir zonas de protección y de seguridad».

Con un segundo decreto el Gobierno francés permite la detención de cualquier persona cuya actividad parezca peligrosa, el cierre temporal de los teatros y salas de reuniones, el requiso de armas y llevar a cabo registros administrativos. Escuelas, colegios y universidades se cerrarán este sábado y los viajes escolares han sido cancelados. También han sido prohibidas las manifestaciones en París y los departamentos de Hauts-de-Seine, Seine-Saint-Denis y Val-de-Marne desde este 14 de noviembre hasta el próximo jueves, día 19.

Asimismo, se han desplegado unos 1.500 militares en París. Hollande ha convocado para hoy al Consejo de Defensa y ha cancelado su asistencia a la cumbre del G-20 que se celebrará en Antalya, Turquía, este fin de semana. Hay que recordar que a comienzos de año los hermanos Saïd Kouachi y Chérif Kouachi perpetraron un tiroteo en la sede de la revista satírica Charlie Hebdo provocando once muertos.

Gobiernos y dirigentes de países de todo el mundo se mostraron ayer conmocionados por los atentados de París. El presidente de EEUU, Barack Obama, ofreció una rueda de prensa para declarar que los atentados de la capital francesa «son un ataque contra la humanidad y los valores universales que compartimos».

«Francia es nuestro aliado más antiguo y queremos dejar muy claro que estamos a su lado en la lucha contra el terrorismo y el extremismo», añade Obama.

La policía de Nueva York ha activado varios de sus protocolos antiterroristas en la ciudad como medida de precaución. Y el Gobierno belga ha decidido establecer controles fronterizos con Francia en carreteras, aeropuertos y estaciones de tren.

En el seno de la Unión Europea, los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk; de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Parlamento Europeo, Martin Schulz, expresaron su horror por los atentados en el centro de París.

«Vamos a exigir que los líderes mundiales reunidos en el G-20 respondan a la amenaza del terrorismo extremista. Nos aseguraremos de que se haga todo lo que se pueda hacer a nivel europeo para hacer de Francia un lugar seguro. Y nos aseguraremos de que la estrategia de lucha contra el terror de Europa sea la adecuada para hacer frente a los retos de los próximos meses», afirma Tusk en una carta enviada a Hollande.

Desde España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, envió un telegrama al presidente francés para mostrar su apoyo al pueblo francés y ofrecer al primer ministro francés, Manuel Valls, la cooperación del Estado español en su lucha contra los autores de los «bárbaros» atentados. «Pueden contar, por supuesto, con toda la colaboración de mi Gobierno y de las fuerzas y cuerpos de seguridad españoles en la lucha sin cuartel contra la barbarie terrorista», dice Rajoy en su misiva.

En un comunicado remitido por el Ministerio de Exteriores, el Gobierno condena «de la manera más inequívoca y enérgica estos viles hechos» y desea que «sus responsables respondan cuanto antes de sus crímenes ante la Justicia». Por su parte, el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, destacó la «enorme maldad» de los atentados de París.

El Gobierno prevé reunirse este sábado con el PSOE en el marco del pacto contra el terrorismo yihadista [2] para analizar la situación tras la cadena de atentados en París, según anunció el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien avanzó la posibilidad de que España aumente el nivel de alerta antiterrorista, que actualmente se encuentra en el Nivel 4, de un máximo de 5. Esta es la cronología de las alertas antiterroristas que se han sucedido en España desde 2005 [3].

El consulado español en Francia ha habilitado el teléfono +33(0)615938701 para proporcionar información por posibles víctimas españolas en Francia