1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Marruecos inunda la UE con fruta del Sahara Occidental

Google Maps

Marruecos aprovecha de más el acuerdo con la UE

El acuerdo UE-Marruecos extiende a las producciones de los «territorios ocupados» las ventajas comerciales marroquíes en los envíos a Europa

Coincidiendo con el inicio de la campaña hortícola una de las principales navieras del mundo ha inaugurado una nueva ruta comercial que conectará cada semana el Sahara Occidental con el puerto de Algeciras

El aumento de volúmenes se solapa en calendario con la producción española que tiene como destino los mismos mercados

Sobre el papel los acuerdos comerciales bilaterales sirven para impulsar las economías de las partes implicadas y no para hundir una de ellas. En ocasiones establecen salvaguardas que impiden que determinados productos de un país «solapen» a los mismos productos de otro durante la «temporada» de recolección.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) denuncia este lunes que Marruecos está reforzando su sistema logístico para aumentar las exportaciones agrícolas fraudulentas del Sahara Occidental al mercado europeo.

Tanto es así que, una de las principales compañías navieras y de transporte de contenedores del mundo, la francesa CMA CGM, anunció el pasado 7 de agosto la puesta en marcha de una ruta semanal que conectará Dajla, en los territorios ocupados del Sahara Occidental, con los principales puertos marroquíes (Agadir, Casablanca y Tánger) además de con Algeciras, puerta de entrada a Europa.

Dicho anuncio ya se ha hecho realidad con la salida desde Dajla del primer carguero, el CMA CGM AGADIR, el pasado 22 de agosto con mercancía de los territorios saharauis que ya ha realizado las pertinentes paradas en los puertos de Marruecos.

Este hecho supone la constatación de las advertencias realizadas por COAG tras la revisión del acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Marruecos aprobada por Bruselas a comienzos del presente año. En virtud de dicho acuerdo se extienden a las producciones del Sáhara Occidental las ventajas comerciales de las exportaciones marroquíes a la UE.

Dicha revisión buscaba acomodar la sentencia del TJUE de diciembre de 2016, que declaraba nula de pleno derecho la aplicación de este acuerdo al territorio del Sáhara Occidental, ya que Marruecos y el Sáhara Occidental son «dos territorios distintos y separados». El mismo tribunal volvió a fijar esta misma posición cuando validó en febrero de 2018 el acuerdo de pesca UE-Marruecos.

COAG considera que con esta revisión tanto el Gobierno español como la Unión Europea sólo buscan favorecer los intereses económicos de un puñado de multinacionales agroexportadoras. En paralelo, no sólo no velan por los intereses de los agricultores europeos sino que se desentienden de los derechos fundamentales de la población autóctona del Sáhara Occidental.

A las puertas del inicio de la nueva campaña hortícola, COAG muestra su preocupación por el incremento de producciones importadas desde el Sahara Occidental como producto marroquí. “Suponen un gran perjuicio para los productores españoles ya que el aumento de volúmenes se solapa con nuestro calendario de producción y tiene como destino los mismos mercados. Ejercen competencia desleal por sus menores costes basados en unas leyes muy permisivas en cuanto a condiciones laborales, coberturas sociales y salarios de los trabajadores, aplicación de fitosanitarios, seguridad y calidad alimentaria, etc.… Y además, suponen un fraude para los consumidores europeos, cuyos derechos no se respetan, ya que no tendrán una información fiable sobre el origen real de las frutas y hortalizas de importación”, subraya Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas de COAG.

En ese sentido, COAG reitera que el acuerdo de libre comercio agrícola UE-Marruecos vulnera la legislación europea sobre comercialización de frutas y hortalizas frescas al limitar la capacidad de los consumidores para saber claramente si un producto etiquetado como originario de Marruecos procede de este Reino, o bien procede del Sáhara Occidental.

“La legislación europea es clara y fija que las frutas y hortalizas frescas solo podrán comercializarse si en ellos figura la indicación del país de origen. Por ello, desde COAG exigen a la Unión Europea que endurezca los controles en la frontera y evite así que se introduzcan en el mercado comunitario productos agrícolas cultivados en los territorios del Sáhara Occidental como si fueran de Marruecos y sin las correspondientes aclaraciones en el etiquetado”, reclama Góngora. 

Tags: , , , , , ,