1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los republicanos mantienen la mayoría en el Senado de los EEUU

Donald Trump

El presidente de los EEUU, Donald Trump, tendrá problemas en la Cámara de Representantes (Twitter)

Los demócratas se hacen con la Cámara de Representantes

Los republicanos han aumentado la mayoría que ostentan en el Senado de los EEUU tras las elecciones legislativas que se han celebrado este martes en el país norteamericano.

Según The New York Times, los republicanos arrebatan dos asientos en el Senado a los demócratas, con lo que aumentan su mayoría a 51 (45 para los demócratas).

Mientras, los demócratas se harán con la Cámara de Representantes tras haber ganado 26 escaños, lo que supone recuperar la mayoría que los republicanos tenían desde 2011. Ahora controlan 219 votos, uno más de los 218 que se necesitan para controlar la Cámara.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha presumido de “tremendo éxito” en las elecciones legislativas. La declaración deTrump en su cuenta de Twitter llegó después de que la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, hubiese asegurado que los resultados de los comicios habían deparado “una buena noche” para el presidente.

En unos comicios marcados por una alta participación, los estadounidenses han escogido a los 435 miembros de la Cámara de Representantes, a 35 de los 100 senadores y a 36 gobernadores. En el caso de los gobernadores, los republicanos han perdido 6 “asientos”, aunque mantienen una ventaja de 25 a 21 con los demócratas.

Como muestran los mapas electorales, el color rojo de los republicanos triunfa en el centro del país de forma mayoritaria. Mientras, la costas y algunas grandes ciudades se pintan de azul demócrata.

Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council, cree que tanto demócratas como republicanos tienen motivos para estar satisfechos.

Según Ureña, Nancy Pelosi será la nueva rival de Donald Trump al convertirse en la nueva líder de la mayoría demócrata en el Congreso. Esto la convertirá de facto en la cara más visible de la oposición a Donald Trump, quien ya tuvo en 2016 a Hillary Clinton enfrente.

Para Ureña es evidente que la nueva mayoría demócrata en la Cámara de Representantes supondrá un contrapeso a la acción legislativa de la Casa Blanca. Será el nuevo foco de la batalla política. En este sentido, espera una larga lista de comisiones de investigación sobre las finanzas del presidente, los miembros de su gabinete o sus relaciones con países como Rusia o Arabia Saudí. Serán largas horas de comparecencias y declaraciones que buscarán minar la imagen de la Administración Trump. Además, la nueva mayoría demócrata tendrá que debatir una petición que claman las bases demócratas: iniciar el impeachment a Trump, aunque con la mayoría republicana en el Senado es complicado que prospere.

También es de reseñar que, a pesar de perder el control de la Cámara de Representantes, los republicanos consiguen aumentar su mayoría en el Senado con victorias importantes en estados como Indiana, Misuri o Florida, que estaban en manos demócratas. En este último estado, el candidato republicano consiguió una simbólica e inesperada victoria. En definitiva, insiste Ureña, ha sido una buena noche para el Partido Republicano.

Por último, Alexandria Ocasio-Cortez se convertirá a sus 29 años en la congresista más joven de la historia. Representante de Nueva York, forma parte de la nueva generación de votantes demócratas que defienden posiciones más próximas a la izquierda. Ocasio-Cortez, que solía terminar sus apelaciones a los votantes con un contundente mensaje en español (“P´alante!”), se convierte así en una de las líderes con más futuro dentro del Partido Demócrata.

Trump ha tirado durante la campaña de datos económicos para pedir el apoyo de los votantes. En su cuenta de Twitter presumió de haber propiciado la creación de 4.5 millones de empleos desde las elecciones de 2016, incluidos casi medio millón de nuevos empleos en el sector de la manufactura.

Lo cierto es que la economía norteamericana continúa rompiendo las expectativas con una fuerte creación de empleo, salarios en aumento y una confianza en alza. Según informó el pasado viernes el Departamento de Trabajo, “el crecimiento del empleo superó las expectativas en octubre y los aumentos salariales han superado el 3 por ciento por primera vez desde la Gran Recesión”. Además, las nóminas no agrícolas aumentaron en 250.000 (se estimaban 190.000) en octubre y la tasa de desempleo se mantiene en el 3,7 por ciento, la más baja desde diciembre de 1969″.

Tags: , , , , , ,