1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Lluvia de millones para los inmigrantes de Grecia, Italia, Chipre y Croacia

Inmigración España

Las cifras de Interior muestran la presión migratoria que sufre España este año

La Comisión otorga 305 millones de euros adicionales a los “Estados miembros bajo presión”

Se olvida de España que, a 16 de diciembre ha acogido a 62.126 “ilegales” este año

Según Frontex, la mitad de los inmigrantes que han entrado ilegalmente en la Unión lo han hecho por España

La Comisión Europea ha dispuesto otros 305 millones de euros para ayudar a Grecia, Italia, Chipre y Croacia a gestionar sus fronteras y hacerse cargo de los inmigrantes ilegales que consiguen entrar en su territorio.

La financiación apoyará los esfuerzos para aumentar la capacidad de recepción, proteger a las víctimas de la trata de personas y fortalecer la capacidad de vigilancia y gestión de las fronteras.

Dimitris Avramopoulos, comisario de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía ha puesto encima de la mesa el compromiso de la Comisión en continuar apoyando a los Estados Miembros bajo presión migratoria. En este sentido, se ha mostrado satisfecho de que con estos nuevos 305 millones de euros las autoridades griegas, italianas, chipriotas y croatas puedan atender las necesidades urgentes -alimentos, agua y seguridad- de los recién llegados.

Los fondos de emergencia se proporcionarán con cargo al Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Comisión (AMIF) y al Fondo de Seguridad Interna (ISF), y forman parte de los 10.800 millones de euros para la migración, la gestión de fronteras y la seguridad interna ya movilizados por la Comisión para el Período 2014-20.

A Grecia, le corresponden 289 millones de euros. Del total, 190 millones se destinarán a financiar el alquiler de hasta 25.000 solicitantes de asilo, así como los subsidios mensuales en efectivo para 70.000 personas.

ACNUR también recibirá otros 5 millones de euros para aumentar la capacidad de recepción en las nuevas instalaciones abiertas de recepción en el continente griego, mediante la provisión y distribución de 400 contenedores prefabricados.

La Comisión ha puesto a disposición de Grecia más de 2.000 millones de euros para gestionar la migración, de los cuales casi 1.500 millones de euros se destinan a ayuda financiera de emergencia.

En el caso de Italia, que “selló” sus fronteras marítimas con la llegada de Matteo Salvini al Gobierno, la Comisión le concede 5,3 millones en fondos de emergencia. Desde el inicio de la crisis migratoria, en 2015, a Italia le han “pagado” casi 950 millones de euros por hacerse cargo de los inmigrantes ilegales.

Para Chipre, país haya visto un aumento significativo en las cifras de llegadas en el transcurso de 2018, se destinan 3,1 millones de euros. Bruselas confía en que sea suficiente para que las autoridades chipriotas puedan aumentar su capacidad de recepción y transformar el centro de emergencia temporal “Pournaras” en un primer centro de recepción de pleno derecho que funcione como una “ventanilla única” las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Los servicios allí proporcionados incluirán exámenes médicos, registro, huellas digitales, exámenes de detección, provisión de información y la posibilidad de presentar una solicitud de asilo.

La asistencia de emergencia a Chipre supera los casi 40 millones entre 2014 y 2020 y se suma al millón de euros de fondos de emergencia otorgados en 2014.

En el caso de Croacia, la Comisión aporta 6,8 millones para fortalecer la vigilancia de fronteras y la capacidad operativa de 10 controles de policía fronteriza. En total, Croacia ha recibido para afrontar la migración y gestionar las fronteras casi 23,2 millones de euros, que se añaden a los 108 millones asignados en el marco de los programas nacionales del Fondo de Integración y Migración de Asilo y el Fondo de Seguridad Interna 2014-2020.

Desde 2015 la Unión Europea ha movilizado 10.800 millones de euros para ayudar a los Estados miembros a abordar el desafío de la inmigración. A los primeros 6.900 millones programados para el Fondo de Asilo, Migración e Integración (AMIF) y el Fondo de Seguridad Interna (ISF – Fronteras e instrumentos policiales) durante el período 2014-2020 se tuvieron que añadir otros 3.900 millones ante la imposibilidad de acoger a tanto inmigrante.

Y dado que la migración y la gestión de las fronteras seguirán siendo un desafío en el futuro, la Comisión ha propuesto reforzar “significativamente” esta partida en el próximo presupuesto de la UE, de 2021 a 2027.

A 16 de diciembre España ha acogido a 62.126 “ilegales” este año. Son 8.744 de los que habían “asaltado” la frontera sur de Europa a finales de octubre, un mes en el que consiguieron entrar en España 11.788 personas de forma ilegal.

Funcas

Porcentaje de refugiados en los Estados miembros a diciembre de 2017

Sin embargo, un estudio que Funcas publica hoy demuestra que Alemania, Francia y Suecia acogen a más del 80% de los refugiados en la UE. Alemania se sitúa a la cabeza del ranking de la Unión Europea (UE), con un 59% del total, seguida de Francia (17%) y Suecia (8%), según el último Focus on Spanish Society, editado por la Fundación de Cajas.

Suecia es el país que, de todos los permisos concedidos a extranjeros, dedica una mayor proporción a los refugiados (37%), seguido de Alemania (17%) y Bélgica (15%). En cambio, junto a Italia, Irlanda, Polonia y Portugal, España se sitúa en el grupo de países que, respecto al total de permisos concedidos a extranjeros, ha otorgado menos permisos de residencia por asilo.

Alemania y Suecia también han destacado entre los países con porcentajes más altos de decisiones positivas sobre el total de resoluciones. Sin embargo, las concesiones se han reducido desde 2016. Mientras que ambos países aceptaron más de la mitad de las solicitudes en 2015 y 2016, en 2018 (enero a septiembre) los porcentajes oscilaron entre el 33% (Suecia) y el 41% (Alemania).

Francia e Italia se han mantenido en porcentajes estables entre 2015 y 2018 (en torno al 30%), mientras que España ha mostrado más volatilidad en esta variable (de 67% en 2016 al 17% en 2018).

La gestión de las solicitudes de asilo supone también un reto para las administraciones de los países europeos, con diferencias significativas entre unos y otros. Así por ejemplo, Suecia ha resuelto en los nueve primeros meses del año un número de solicitudes equivalente a la mitad de las que tenía pendientes a finales de 2017, Alemania, un tercio, y España, una cuarta parte.

En 2015 las autoridades de inmigración españolas resolvieron 3.245 solicitudes de asilo, una cifra que representaba el 43% de las solicitudes pendientes a finales del año anterior. En 2016, fueron 10.250 (62%) y en 2017, 12.060 (59%). Teniendo en cuenta el número de solicitudes resueltas en los nueve primeros meses de 2018 (9.060), es probable que 2018 arroje una cifra similar a la del año pasado. No obstante, a 1 de diciembre, aún estaban pendientes de resolución 74.430 solicitudes.

Tags: , , , , , , ,