1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Las restricciones comerciales suponen 481.000 millones de dólares 

OMC

Roberto Azevêdo, director general de la OMC

La OMC pide distensión a los países del G20

Según el vigésimo informe de vigilancia de la Organización Mundial del Comercio (OMC) el valor del comercio afectado por las nuevas restricciones a las importaciones ha alcanzado un nivel sin precedentes.

La Organización calcula que el valor del comercio afectado por los aranceles impuestos por los países del G20 desde mayo hasta octubre es de 481.000 millones de dólares.

La cifra es más de seis veces superior a la registrada en el período del informe anterior -mediados de octubre de 2017 a mediados de mayo de 2018- y la mayor desde que se realizó por primera vez esa medición en 2012.

En total los países del G20 han aplicado 40 nuevas medidas, incluidos aumentos de aranceles, prohibiciones de importación y derechos de exportación. Esto representa un promedio de ocho medidas restrictivas por mes, que es mayor que las casi seis registradas durante el período de revisión anterior.

El informe también muestra que el valor del comercio afectado por las nuevas medidas para impulsar las importaciones (216.000 millones de dólares) aumentó considerablemente durante ese período, pero no llega a la mitad del valor del comercio abarcado por las medidas restrictivas.

El director general de la OMC Roberto Azevêdo ha advertido de que las constataciones del informe son muy preocupantes y ha exhortado a la distensión.

Los principales sectores afectados por las nuevas trabas comerciales son el hierro y el acero y los productos derivados, seguidos del mobiliario, la ropa de cama, los colchones y la maquinaria eléctrica y sus componentes.

Ayer, 21 de noviembre, el Órgano de Solución de Diferencias (OSD) de la Organización aceptó, tras solicitarlo siete de sus miembros, crear grupos especiales para examinar los aranceles impuestos por los Estados Unidos sobre las importaciones de acero y aluminio.

El OSD también aceptó cuatro peticiones de las autoridades comerciales de los Estados Unidos, que quieren que se examinen las contramedidas impuestas por China, el Canadá, la Unión Europea y México respecto de las importaciones procedentes de los Estados Unidos en respuesta a sus aranceles sobre el acero y el aluminio.

Además de los sectores antes mencionados otro de los productos afectados por las restricciones comerciales impuestas por la Administración Trump es la aceituna negra española. Ayer mismo, varios eurodiputados del PP presentaron una pregunta escrita a la Comisión Europea pidiendo que aplique medidas de apoyo a los productores españoles de esta oliva.

Los aranceles impuestos por la Administración norteamericana, definitivos desde agosto, han provocado, según los eurodiputados firmantes del escrito -Esther Herranz, Ramón Luis Valcárcel, Teresa Jiménez-Becerril y Gabriel Mato- que «las ventas de aceituna negra española a EEUU hayan descendido solo en septiembre en más de un 76%».

Pero si el arancel sobre la aceituna negra española es preocupante per se lo es más el hecho de que su cuota de mercado  está siendo ocupada por terceros.

A la espera de que la Comisión de Comercio Internacional dictamine sobre este asunto los parlamentarios populares advierten de que «el tiempo corre en contra del sector». Por ello, los eurodiputados han preguntado también a la Comisión Europea cómo está avanzando el proceso para que el Ejecutivo comunitario denuncie a EEUU ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por estos «aranceles injustos».

Esta tarde, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha participado en un acto conmemorativo del Día Mundial de Olivo. Allí, ha recordado que España es líder en cultivo de olivar, con más de 2,5 millones de hectáreas, y la primera potencia mundial respecto a las producciones del olivar. En el caso del aceite de oliva, las estimaciones de producción para la presente campaña se sitúan en casi 1,6 millones de toneladas, un 50% de la producción mundial.

El ministro también ha destacado que España es el primer país exportador mundial, con una media en las seis últimas campañas de 880.000 toneladas, y un valor en la campaña 2017-2018 de 3.776 millones de euros.

En relación con la aceituna de mesa, España produce de media más de 500.000 toneladas, lo que supone un 22% de la producción mundial. Se trata de un sector con una clara vocación exportadora, que comercializa más del 65% de la producción en los mercados exteriores.

Sobre las restricciones de los EEUU a la aceituna negra española no ha dicho nada el ministro, que sí considera de gran importancia acercar al Consejo Oleícola Internacional (COI) a países como Estados Unidos, China, Japón o Brasil, grandes consumidores de aceituna de mesa. 

Nota: Las economías del G20 son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, República de Corea, Japón, México, la Federación Rusa, Arabia Saudita, Turquía, Sudáfrica, Reino Unido y los Estados Unidos, así como la Unión Europea.

En septiembre y en vista de la escalada de tensiones, la OMC rebajó sus previsiones sobre el comercio mundial

Tags: , , , , ,