1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Las ONG piden que les dejen salvar vidas en el Mediterráneo

Google Maps

El Mediterráneo es la vía de escape del continente africano (Google Maps)

Denuncian que tras dos años del acuerdo migratorio firmado entre Italia y Libia miles de personas se han ahogado en el mar

La APDHE exige a Fomento que permita zarpar al Open Arms del puerto de Barcelona donde se encuentra «retenido» desde hace más de 20 días

Dos años después del acuerdo migratorio firmado entre Italia y Libia, más de 5.300 personas han muerto en el Mediterráneo y un número aún mayor permanece en los campos de detención libios, según denuncia Oxfam Intermón en España.

En una carta abierta a los gobiernos de la UE, más de 50 organizaciones no gubernamentales denuncian que los gobiernos de la UE se han convertido en cómplices de la tragedia que se vive en el Mediterráneo. «El peligro en el mar ha aumentado y los guardacostas de Libia, país aún devastado por la guerra, están devolviendo a sus costas a muchas personas que se enfrentan a abusos de derechos humanos», explican.

El memorando de entendimiento firmado entre Italia y Libia en febrero de 2017 –cuando la presión migratoria sobre el país transalpino era incesante– contempla un intercambio que proporciona dinero, apoyo técnico y seguridad a los guardacostas libios a cambio de detener a los migrantes que se dirigen a Europa. Es similar al que la Unión Europea firmó con Turquía en marzo de 2016.

Las ONG afirman que algunos estados miembros de la UE han forzado a muchas de las organizaciones que realizan operaciones de búsqueda y rescate en el mar (como ONG Sea-Watch, Sea-Eye o Proactiva Open Arms) a detener su trabajo de salvamento. «Los gobiernos han formulado acusaciones infundadas contra los buques que operan en el Mediterráneo y les han impedido abandonar sus puertos, recuerda la carta. Hace ahora un año había cinco organizaciones que realizaban búsquedas y rescates de personas en dificultades. Ahora sólo hay una», narran.

«Los países de la UE están haciendo del Mediterráneo un cementerio marino de forma deliberada», ha declarado el asesor de política migratoria de Oxfam en la UE, Raphael Shilhav, que pide que permitan a los barcos de búsqueda y rescate atracar en sus puertos, desembarcar a personas rescatadas y regresar al mar «para salvar la vida de las personas, de conformidad con el derecho internacional». Porque, ha reprochado, «todo intento de impedir su trabajo llevará inevitablemente a más muertes y será contrario a los valores humanitarios de Europa».

Oxfam Intermón pide específicamente al ministro del Interior español, Fernando Grande Marlaska, que en la reunión de Ministros de Interior y Justicia del próximo 6 de febrero recupere el espíritu del inicio de la Legislatura, cuando el gobierno acogió a los cientos de personas que viajaban en el Aquarius, y que rechace cualquier propuesta encaminada a detener las operaciones de rescate y salvamento.

«Acciones como la retención del barco Open Arms en el puerto de Barcelona señalan un cambio radical en la política de migración, que ha pasado de la defensa de los derechos humanos y los valores solidarios al abandono de las personas vulnerables que arriesgan su vida en el Mediterráneo», critican en referencia al amarre ordenado por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

«En el mismo sentido, esperamos que España facilite sus puertos para la llegada de personas que vienen en condiciones infrahumanas y buscan asistencia y protección», añaden.

Oxfam y los otros firmantes de la carta conjunta piden a los gobiernos de la UE que dejen de devolver a Libia a las personas rescatadas en el mar. Las organizaciones afirman que los estados miembros de la UE deben marcar una línea roja en temas como la detención arbitraria en Libia y estar preparados para suspender la cooperación con los guardacostas libios si no cumplen con esas condiciones.

Por último, las ONG afirman que los gobiernos de la UE deben apoyar las operaciones de búsqueda y rescate y garantizar que las personas rescatadas en el mar puedan llegar de forma segura y sin demora a Europa.

Puede leer aquí la carta abierta de 52 organizaciones y plataformas a los ministros de Interior y Justicia de la Unión Europea

Un informe de la ONU de diciembre de 2018 indica que la misión de apoyo de la ONU a Libia «continúa recibiendo información fiable sobre la complicidad de algunos miembros del Gobierno, incluidos funcionarios locales, miembros de grupos armados formalmente integrados en instituciones estatales y representantes del Ministerio del Interior y el Ministerio de Defensa, en el contrabando o tráfico de migrantes y refugiados, que se enriquecen explotando y extorsionando a los migrantes y refugiados».

Otro informe de Oxfam de agosto de 2017 revela cómo la violación, la tortura y la esclavitud son las horrendas realidades diarias que padecen las personas atrapadas en Libia después de escapar de la guerra, la persecución y la pobreza en sus países de origen.

El pasado 17 de enero Amnistía Internacional (AI) publicó un informe Cut adrift in the Mediterranean en el que describe «cómo haber delegado el control de las fronteras europeas en las autoridades libias supone en la práctica abandonar a migrantes y solicitantes de asilo a la deriva en el Mediterráneo.

AI, al igual que ahora hacen ahora las demás ONGs, acusa a los Estados de «criminalizarlas» y de «lavarse las manos» ante las muertes producidas en el mar «por no haber llegado a acuerdos para el reparto solidario de cuotas entre países después del intento fallido de reformar el Sistema de Dublín». Y porque algunos países de la UE han reducido o retirado las patrullas de sus fuerzas navales de la zona para reducir el número de personas que desembarcan en sus puertos.

CEAR

Este protocolo de CEAR es reclamado por todas las ONG

Matteo de Bellis, investigador de Amnistía Internacional sobre migración, resume muy bien lo que necesitan las ONGs que operan en el Mediterráneo: «Acordar con urgencia una política de desembarcos rápidos y predecibles en consonancia con el derecho internacional y un sistema de reparto entre países de la responsabilidad sobre las personas que solicitan asilo».

Sobre la situación concreta del Open Arms ha emitido un comunicado la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE). En él muestra su repulsa por el hecho de que el buque de la ONG Proactiva Open Arms continúa atracado desde hace más de 20 días en el puerto de Barcelona, después de que la Dirección General de la Marina Mercante, dependiente del Ministerio de Fomento, le denegase el permiso de salida.

La resolución niega el despacho al Open Arms «porque no desembarcó a las personas rescatadas del mar en el puerto seguro más cercano y en un plazo razonable, sea esto por responsabilidad directa del buque, o bien por causa de las autoridades responsables de las zonas SAR».

Desde APDHE alegan que si el Open Arms no pudo desembarcar en el puerto seguro más cercano -Italia o Malta- es porque estos países impiden desde hace meses que en sus puertos atraquen barcos con personas migrantes y refugiadas a bordo. Esto obliga al barco a cruzar el Mediterráneo durante días desde su zona de operaciones hasta encontrar un lugar seguro.

Explican desde la Asociación que la resolución no imputa al Open Arms responsabilidad por el incumplimiento de las convenciones internacionales; dicen que la propia resolución señala que las autoridades responsables de la zona SAR (zona de búsqueda y rescate) no están asumiendo eficazmente su responsabilidad de coordinación y colaboración y no están facilitando la llegada y salida de los buques dedicados al rescate de personas.

Por ello ven «desconcertante» que el Gobierno de Pedro Sánchez «obstaculice» desde hace más de tres semanas la salida del buque del puerto de Barcelona.

Recuerdan el artículo 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, así como el 15 de la Constitución Española y el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, que abogan de una forma u otra por salvar vidas. Y por ello instan al Ejecutivo a reconsiderar su decisión y a permitir que el Open Arms pueda zarpar hacia aguas próximas a Libia, donde continuará «salvando vidas».

Tags: , , , , , , , ,