1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Las ONG exigen al G20 alcanzar la vacunación del 40% de la población

OMS

Toma la temperatura a los pasajeros en un aeropuerto (Foto: OMS/P. Phutpheng)

Se calcula que los países ricos almacenan unos 500 millones de dosis contra el covid

Los países del G20 han recibido 15 veces más dosis de vacunas contra la COVID-19 per cápita que los países de África -excluyendo Sudáfrica que es miembro del G20-.

Según un estudio de la empresa de análisis científicos Airfinity, la cantidad de dosis entregadas a los países del G20 per cápita es 15 veces mayor que las dosis administradas per cápita en países de bajos ingresos y 3 veces mayor que las dosis administradas per cápita en todos los demás países juntos. En el caso concreto de España, el análisis revela que ha recibido 14 veces más dosis per cápita que Uganda.

Los países ricos se han comprometido a donar dosis a países de ingresos bajos y medios a través del COVAX, pero estas dosis se están movilizando muy lentamente. De los 1.300 millones de dosis adicionales prometidas sólo se han destinado 194 millones de dosis a COVAX.

Los países africanos, en concreto, se han quedado en gran parte sin acceso a las vacunas y menos del 5% de la población africana está completamente inmunizada.

España, por ejemplo, ha prometido donar un total de 30 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 a países de ingresos medios y bajos pero hasta el momento solo ha entregado algo más de 6 millones, es decir, una quinta parte.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre 80.000 y 180.000 trabajadores sanitarios en todo el mundo murieron por la COVID-19 entre enero de 2020 y mayo de 2021.

Con motivo de la reunión que los dirigentes del G20 celebrarán en Roma el próximo 29 de octubre las organizaciones no gubernamentales se han ocupado de recordar estos datos para presionarles e impulsar la donación de vacunas a los países más necesitados. Como se sabe el objetivo de la OMS es vacunar al 40% de la población de los países de ingresos bajos y medianos bajos antes de que termine el año. Es una meta difícil de alcanzar cuando los países ricos están comenzando ya a administrar dosis de refuerzo a sus ciudadanos.

Amnistía Internacional (AI) reprocha que ahora mismo los países ricos tienen almacenados unos 500 millones de dosis. Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, recuerda que con el comienzo de la distribución de vacunas desde el pasado diciembre se han salvado millones de vidas.

Sin embargo, desde que se administró la primera vacuna y debido a las graves desigualdades de acceso la tasa de muertes por el virus chino ha aumentado de 1,3 a casi 5 millones de personas en 2021. Un informe de la OMS del pasado miércoles advertía que la pandemia ha matado a más de 4,9 millones de personas desde finales de diciembre de 2019 y que el número acumulado de personas que han contraído la enfermedad en todo el mundo asciende a casi 241 millones.

Desde la Organización de los Estados Americanos (OEA) estiman que, de las muertes a nivel mundial por COVID-19, la región da cuenta de aproximadamente el 30%, aunque solo representa el 8,4% de la población.

Igualmente, toma nota de la disparidad significativa a nivel regional, en la que, a julio, mientras en algunos países de Norteamérica la proporción de población con esquema de vacunación completo era de aproximadamente 49,3%, en América Latina y el Caribe la tasa era del 16,8% (con Suramérica con 17,2%, Centroamérica con sólo el 7,4% y el Caribe con 10%), con algunos países en los que ni siquiera se había alcanzado el 1% de inoculación.

De esta manera, a finales de septiembre, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó que pese a la administración de más de mil millones de dosis en las Américas desde que estuvieron disponibles, sólo el 35% de las personas en América Latina y el Caribe habían sido inmunizadas completamente. Así, aunque a octubre hay algunos países en la región que han vacunado a más del 70% de su población, la mayoría no superan el 40% de cobertura con esquema de vacunación completo, de los cuales seis países no habrían alcanzado siquiera al 20% de su población y requerirían mayor apoyo internacional -siendo estos: Jamaica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Haití, Guatemala y Nicaragua-.

Al respecto, la OEA ha estimado que el 90% de las personas en países de bajos ingresos no tendrán acceso a ninguna vacuna contra el COVID-19 en el año 2021. Por su parte, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) prevé que la región no alcanzará a vacunar al 80% de su población en este año.

Para frenar esta criba AI pide a los Estados y las empresas farmacéuticas que entreguen ya 2.000 millones de dosis a quienes las necesitan.

Tags: , , , , ,