1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Las empresas españolas apuestan por Francia

UE

La proximidad tendrá algo que ver… (Google Maps)

El país galo es el segundo país receptor de inversiones españolas en Europa

Alemania y Francia son los principales socios comerciales de España

La inversión extranjera en España alcanzó los 46.828 millones el año pasado

España es uno de los países más estables en la creación de empleo en Francia.

El país vecino genera confianza y estabilidad para los inversores extranjeros a tenor de lo expuesto hoy por Bruno Lemaire, ministro de economía francés, que ha presentado los resultados de la inversión extranjera directa en Francia en 2018.

El año pasado, hubo 1.323 decisiones de inversión de empresas de capital extranjero al otro lado de los Pirineos. entre todas han creado o salvaguardado más de 30.300 empleos.

Los datos ofrecidos por Lemaire ratifican lo que ya presagiaban las encuestas: el 88% de los empresarios extranjeros consideran que Francia ha mejorado su atractivo para las inversiones. Prueba de ello es que, como viene siendo habitual, los proyectos españoles que, si bien han mantenido los niveles en cuanto a número de proyectos de implantación, 45, han crecido en cuanto a número de empleos generados, 1.050, (+30% respecto a 2017) y sobre todo en valor añadido.

A los fieles e históricos inversores españoles como Inditex, Prosegur, Amadeus, Saica o Mango, se sumaron el año pasado proyectos disruptivos y estructurales en el ámbito industrial, tecnológico y social.

Entre los más destacados por el ejecutivo francés está el del grupo riojano Garnica, líder nacional en la fabricación de contrachapado, que ha invertido 40 millones para la creación de una nueva unidad de producción en Troyes, en la región del Gran Este, con el que prevé crear cerca de cien empleos.

En el ámbito tecnológico ha irrumpido Ontruck, que, a través del lanzamiento de su plataforma tecnológica para la optimización en el envío de mercancías por carretera, ha creado su filial en Francia y cuenta con un equipo en la región de Île-de-France.

El grupo catalán Sifu, especializado en la externalización de servicios que promueve la integración sociolaboral de personas con diversidad funcional, es uno de los también destacados del curso pasado. Ha escogido Francia para su primera incursión en el extranjero a través de la creación de una filial con 30 empleados en la región de nueva Aquitania, en el suroeste de Francia.

Además de la entrada de estos nuevos actores, 2018 ha confirmado la confianza depositada en su momento en Francia por inversores «históricos» . Algunos de ellos, como Caixa Bank, han anunciado el refuerzo de su estructura francesa con la contratación de 20 nuevos profesionales en los próximos años. Otros, como la empresa chocolatera Grupo Lacasa, han optado por crecer en Francia a través de adquisiciones. El grupo zaragozano cerró en 2018 la adquisición de La Chocolaterie de Bourgogne, quien se encontraba en concurso de acreedores, permitiendo así el mantenimiento de 65 puestos de trabajo.

Estos resultados reafirman que «France is back» y también que España tiene una oferta empresarial con gran potencial y cabida en el mercado francés.

Tags: , , , , , , ,