1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Las demandas de asilo en la Unión Europea se estabilizan en 2018

EASO

Las solicitudes de asilo de venezolanos se dispara

En la UE la disminución significativa de las solicitudes en 2017 se ha estabilizado a principios de 2018

En 2017 la UE dio asilo a 650.000 nuevos inmigrantes

En 2017, hubo 728.470 solicitudes de protección internacional en la Unión Europea.

Esta cifra representa una disminución del 44% en comparación con 2016, cuando hubo casi 1,3 millones de solicitudes.

Los datos provisionales para principios de 2018 (enero-abril) muestran que los niveles se han estabilizado a un promedio de menos de 50.000 por mes.

El Informe anual sobre la situación del asilo publicado recientemente por la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) refleja que durante 2017 la presión migratoria en las fronteras exteriores de la UE se mantuvo alta, aunque disminuyó por segundo año consecutivo, principalmente en las rutas del este y centro del Mediterráneo. Mientras, se produjo un aumento sin precedentes en la ruta del Mediterráneo occidental.

Si bien en general disminuyó el número de solicitudes de asilo registradas en 2017, algunos países aún notaron aumentos considerables. Siria (15%), Iraq (7%) y Afganistán (7%) siguieron siendo los tres principales países de origen de los solicitantes en la UE. A continuación, Nigeria, Pakistán, Eritrea, Albania, Bangladesh, Guinea e Irán.

Con respecto al número de casos pendientes, a fines de 2017 había 954.100 solicitudes en espera de una decisión final, lo que representa una disminución del 16% a finales de 2016. Esto refleja el menor número de solicitudes y sugiere una mayor eficiencia en los sistemas de asilo de los Estados miembros y el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA).

Al mismo tiempo, el número de casos en espera de una decisión en segunda instancia o más alta (apelación) se duplicó con creces desde finales de 2016, lo que indica un cambio claro en el procesamiento de casos hacia segunda instancia.

De todas las decisiones de primera instancia emitidas en 2017, casi el 50% (462.355 de 996.685 decisiones) fueron positivas. Esta tasa de reconocimiento fue 14 puntos porcentuales inferior a la de 2016. Si bien el número total de decisiones disminuyó un 13% con respecto a 2016, debido a un menor número de solicitudes presentadas, la cantidad de decisiones negativas aumentó de 449.910 en 2016 a 534.330 en 2017.

Con respecto a las decisiones positivas, en 2017 hubo una clara disminución en la proporción de decisiones que otorgan el estatuto de refugiado (hasta el 50%, del 55% en 2016) o protección subsidiaria (34%, del 37%), mientras que hubo un paralelo aumento en la proporción de quienes otorgan protección humanitaria (15%, frente al 8%).

Las últimas cifras de los primeros cuatro meses de 2018 destacan una nueva caída en el número de solicitudes presentadas. De hecho, entre enero y abril de 2018 aproximadamente 197.000 personas buscaron protección internacional en la UE, un nivel más bajo que el mismo período en cada uno de los últimos tres años. Aún así, fue más alto que los niveles anteriores a la crisis en 2014. Siria, Irak y Afganistán continuaron siendo los principales países de origen de los solicitantes.

La disminución en el número de solicitudes presentadas en la UE se distribuyó entre la mayoría de las ciudadanías de origen en diferentes grados, pero con algunas excepciones notables. En particular, los nacionales de Venezuela y Georgia (dos países cuyos ciudadanos están exentos de los requisitos de visa cuando viajan al Área Schengen) buscaron protección internacional con mayor frecuencia que en 2017, aumentando en un 75% y 133%, respectivamente. El número de solicitantes de otros países de origen, incluidos Iraq y Turquía, se mantuvo ampliamente estable en 2017.

Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), a 30 de junio de 2017, había en el mundo más de 70 millones de personas desplazadas de manera forzada y el 51% son niñas y niños menores de 18 años.

CEAR señala que el año pasado España registró el mayor número de solicitantes de protección internacional desde la aprobación de la primera Ley de Asilo en 1984: un total de 31.120 personas.

Por primera vez, España ocupó el sexto lugar entre los países de la UE que más solicitantes atendieron, por delante incluso de países con tanta tradición de asilo como Suecia, pero también muy lejos aún de los primeros puestos, ostentados por Alemania (222.560), Italia (128.850) y Francia (98.635).

Venezuela, con 10.355, fue de nuevo el país de origen de un mayor número de solicitantes. En el caso de Siria, el segundo país de origen, el número de solicitantes pasó de 2.975 en 2016 a 4.225.

Sin embargo, el porcentaje de personas que finalmente recibió una respuesta positiva se redujo casi a la mitad respecto a 2016. Y el sistema de protección internacional, tanto en lo referido a la tramitación de las solicitudes como a los programas de acogida e inclusión, está colapsado. A fines de febrero de 2018, 42.025 personas aguardaban la resolución de su expediente.

 

Tags: , , , , ,