1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La UE no puede ignorar el agresivo despliegue ruso en el Mar Negro

Mircea Pasçu

Mircea lo deja claro

Lo advierte el vicepresidente del Parlamento Europeo, Ioan Mircea

El pleno del Parlamento Europeo votó el pasado jueves 11 de junio una resolución –puede leerla completa pulsando aquí– sobre la situación militar estratégica en la cuenca del mar Negro tras la anexión ilegal de Crimea por Rusia.

El vicepresidente de la Eurocámara, Ioan Mircea Paşcu, considera que el despliegue agresivo de la flota rusa en el mar Negro es un reto que no puede ni ignorarse ni dejarse por completo en manos de la OTAN.

Y lo explica contestando a algunas preguntas:

¿Qué importancia reviste la cuenca del mar Negro para la seguridad de la Unión europea? ¿Cómo ha cambiado la situación tras la anexión de Crimea por parte de Rusia?

Antes de la anexión ilegal de Crimea solía haber en Sevastopol una base para la flota rusa y algunas fuerzas defensivas reducidas. Ahora, en poco más de un año, se han convertido en una fuerza de ataque que puede proyectarse hacia Oriente Próximo, los Balcanes, Europa Central y más.

La Unión Europea debe concienciarse sobre la importancia del mar Negro, en un momento en el que estamos revisando nuestras estretagias tanto sobre defensa como sobre seguridad. El despliegue y la modernización agresiva de la flota Rusa es un reto para la seguridad que no podemos ignorar ni dejar por completo a la OTAN.

¿Vamos camino de una nueva Guerra Fría?

No. El nivel de interacción existente entre la Unión Europea y Rusia, que no existía entre la Unión Soviética y Occidente, hace que la relación sea mucho más compleja que antes. La pregunta ahora es cómo respondemos a una Rusia agresiva.

La Unión Europea ha impuesto medidas restrictivas tras la anexión y la cumbre del G7 ha advertido que podrían endurecerse las sanciones contra Rusia si se produce una escalada en el conflicto en Ucrania. ¿Qué más se puede hacer para afrontar esta crisis?

Las sanciones y las vías de comunicación deberían permanecer abiertas pero, a la vez, debería continuar la garantía estratégica de los miembros orientales tanto de la Unión Europea como de la OTAN.

Hay quienes desearían retomar la cooperación con Rusia. No les falta razón, pero ¿cómo lo hacemos sin que Rusia crea que se ha salido con la suya y que puede ser más atrevida en el futuro?

Usted reclama que la Unión Europea apoye iniciativas para la diversificación de los recursos energéticos del mar Negro. ¿Puede ser la Unión de la Energía la respuesta?

La Unión de la Energía más el hecho de que hay intenciones de desembarazarse de los combustibles fósiles con el horizonte puesto en el final de este siglo, privará prácticamente a Rusia de uno de sus instrumentos para chantajear.

Tal es la importancia que la UE da a la energía que este lunes la Comisión Europea ha creado un nuevo Grupo de Alto Nivel para impulsar proyectos clave de infraestructuras energéticas en el suroeste de Europa.

El Comisario Miguel Arias Cañete ha afirmado que «la energía debe circular libremente por toda Europa, lo que proporcionará beneficios a toda la Unión Europea y, en particular, a los consumidores europeos».

El acuerdo por el que se crea el Grupo regional de Alto Nivel del Suroeste de Europa ha sido firmado hoy en Luxemburgo. Este Grupo elaborará un plan para la aplicación de la denominada Declaración de Madrid, firmada el 4 de marzo por el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y los de Francia, François Hollande, España, Mariano Rajoy, y Portugal, Pedro Passos Coelho.

Hay que recordar que el 25 de febrero de 2015, la Comisión publicó su estrategia de la Unión de la Energía con un elemento concreto: alcanzar una interconexión eléctrica del 10% antes de 2020 en todos los Estados miembros.

El 13 de enero de 2015, la Comisión propuso la creación de un Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), que permitirá movilizar al menos 315.000 millones de euros en inversiones públicas y privadas en toda la UE, así como una contribución del presupuesto de la UE de 16.000 millones y una contribución del BEI por valor de 5.000 millones.

El principal obstáculo para la creación de un mercado regional en el suroeste de Europa sigue siendo la insuficiencia de la capacidad de interconexión, que ha impedido que las empresas energéticas españolas y portuguesas puedan participar en el mercado interior de la UE.

Sin embargo, la interconexión entre la Península Ibérica y el mercado interior de la UE ha cobrado un nuevo impulso recientemente. Además, en febrero de 2015, fue inaugurada la línea eléctrica Santa Llogaia-Baixàs, que duplica la capacidad de interconexión entre Francia y España. El proyecto recibió 255 millones EUR de ayuda de la UE en el marco del Programa Energético Europeo para la Recuperación.

El Grupo de alto nivel se centrará en vigilar que cada Estado miembro tiene instalados los cables de electricidad que permitirán que al menos el 10% de la electricidad producida por sus centrales eléctricas sea transportada a través de las fronteras a los países vecinos.

El nivel actual de interconexiones entre España y Portugal es del 4%. En virtud del plan, se dará prioridad al proyecto del Golfo de Vizcaya y a las dos líneas que cruzan los Pirineos.

El plan se centrará también en el desarrollo del llamado Eje Oriental que permitirá los flujos bidireccionales de gas entre la Península Ibérica y el sistema gasístico francés. Por otra parte, el plan de aplicación también estudiará las maneras de eliminar los cuellos de botella internos que impiden el libre flujo de gas desde la Península ibérica hacia el sistema gasísitico francés.

Tags: , , , , , ,