1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La UE exime de los slots a las aerolíneas

Aena

Las compañías aéreas, como todas, están sufriendo el parón

Para ayudarlas a superar la drástica caída del tráfico aéreo desde que el coronavirus salió de Wuhan

La UE suspenderá hasta el 24 de octubre la obligación que tienen las aerolíneas de utilizar al menos el 80% de sus franjas horarias de despegue y aterrizaje para mantenerlas al año siguiente.

La exención ha sido adoptada hoy por el Consejo para ayudar a las compañías aéreas a hacer frente a la drástica caída en el tráfico aéreo causada por la crisis de Coronavirus.

‘Parece claro ahora que esta crisis no terminará muy pronto. Renunciar a la regla de úselo o piérdalo hasta octubre ayudará a mitigar el fuerte impacto económico en las aerolíneas y les dará certeza durante toda la temporada de verano’ ha dicho Oleg Butković, ministro croata de Mar, Transporte e Infraestructura y presidente del Consejo.

La exención se aplicará del 1 de marzo al 24 de octubre de 2020. También se aplicará retroactivamente del 23 de enero al 29 de febrero de 2020 para vuelos entre la UE y China o Hong Kong. La fecha de inicio del 23 de enero de 2020 es cuando el primer aeropuerto fue cerrado por las autoridades en China.

Si la situación grave actual persiste, la medida puede ampliarse rápidamente mediante un acto delegado de la Comisión. La Comisión supervisará la situación e informará al respecto antes del 15 de septiembre de 2020.

A mediados de febrero la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) informó de que unas 70 aerolíneas habían cancelado todos los vuelos internacionales con origen y destino en China continental, y que otras 50 habían reducido las operaciones aéreas relacionadas. Esto supuso una reducción del 80% de la capacidad de las aerolíneas extranjeras para viajeros que operan directamente con el país asiático, y una reducción del 40% de la capacidad de las compañías chinas.

En aquel momento las estimaciones de la OACI indicaban que durante el primer trimestre de 2020 la capacidad de pasajeros se habría reducido entre el 39% y el 41% en comparación con lo que las aerolíneas habían proyectado.

Todavía no habían llegado las restricciones y prohibiciones de vuelo impuestas por la mayoría de los países de la UE. Un ejemplo de esto es Ryanair -la aerolínea con más vuelos en Europa- que en las próximas semanas dejará en tierra más del 90% de su flota cumpliendo con estas restricciones y sólo mantendrá abiertas algunas conexiones mínimas por razones de emergencia.

Aún más. Estos cálculos de pérdidas aún no incluían los impactos por las reducciones en los movimientos de carga aérea internacional en aviones, aeropuertos, proveedores de servicios de navegación aérea, en el tráfico aéreo nacional chino o en el tráfico internacional con respecto a las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao de China, o su provincia de Taiwán.

Se da la circunstancia de que antes de que el brote saliese de Wuhan, las aerolíneas habían planeado aumentar la capacidad en un 9% en rutas internacionales a China para el primer trimestre de 2020 en comparación con 2019.

Además, debido al brote la OACI estima que Japón podría perder 1.020 millones de dólares en ingresos por turismo, seguido de Tailandia que perderá unos 1.015 millones.

Ante el mayor volumen y la mayor extensión global de las cancelaciones de vuelos que se estaban viendo, la agencia también esperaba hace algo más de un mes, cuando la situación global no había llegado a los cierres y confinamientos generalizados, que los impactos del COVID-19 fuesen mayores que los causados ​​por la epidemia de SARS de 2003. Hay que contar además, con que desde ese 2003 el tráfico aéreo internacional de China se ha duplicado y su tráfico doméstico ha aumentado cinco veces.

Tags: , , , , , , ,