1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La UE descarta modificar el acuerdo alcanzado con May para el Brexit

EC

Theresa May habla con Angela Merkel en presencia del primer ministro belga, Charles Michel (Foto: EC)

Después de que la primera ministra británica superase el miércoles una moción de censura en Westminster a cambio de lograr mejoras en el tratado de salida

La Unión Europea no cambiará nada del tratado de salida del Reino Unido firmado hace unas semanas por los Veintisiete.

Los dirigentes de la UE que participan en el Consejo Europeo que se celebra en Bruselas mantuvieron ayer un encuentro previo con la primera ministra británica, Theresa May, después de superar la moción de censura que su propio partido impulsó y votó el miércoles contra ella.

May «ganó» la moción de confianza -200 votos frente a 117- pero a cambio de intentar lograr en Bruselas «garantías legales y políticas» adicionales que faciliten que el Parlamento británico apruebe el acuerdo de salida. Una gran parte de los parlamentarios de Westminster consideran que es «desastroso» e incluso que tras obtener 117 votos en contra lo único que puede hacer May es «reunirse con la Reina y dimitir».

Y en Bruselas no parece que quieran solucionar los problemas de May. Ayer, en la primera jornada del Consejo, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión ratificaron el acuerdo de retirada y se negaron a reabrir el acuerdo a ningún proceso de negociación.

«No habrá nuevas obligaciones legalmente vinculantes para la UE, eso está totalmente claro. Podemos aportar algunas clarificaciones, pero no habrá renegociaciones», aseguró el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker, al término de la primera jornada de la cumbre, que se alargó hasta el filo de la medianoche.

La UE quiere iniciar las negociaciones sobre la relación futura «tan pronto como sea posible» y reclama al Gobierno y al Parlamento británico que aclare sus «garantías» al respecto, indicó Juncker.

En el texto de conclusiones de la reunión, los Veintisiete subrayan que el acuerdo de salvaguardia (el llamado backstop), uno de los obstáculos que dificulta la ratificación británica del tratado de salida, está pensado como «un seguro» para prevenir una frontera física en Irlanda. «Es la firme decisión de la Unión trabajar con rapidez en un acuerdo subsecuente que establezca arreglos alternativos para el 31 de diciembre de 2020, de forma que el plan de salvaguardia no tenga que activarse», señala el texto.

La Comisión presentará el próximo miércoles 19 los planes de contingencia en los que trabaja Bruselas para hacer frente a un Brexit más duro por la falta de acuerdo en las disposiciones del acuerdo de retirada.

Por su parte, la primera ministra británica reclamó a los líderes europeos trabajar conjuntamente en las «garantías adicionales» que reclama el Parlamento británico para lograr un Brexit «ordenado» y negociado que, dijo, «es el mejor resultado para todos». «No está en el interés de nadie correr el riesgo de un no acuerdo accidental, con todo el caos que supondría o permitir que esto se alargue más», advirtió May. «No nos dejemos nada en la recámara», pidió. «Tenemos que cambiar la percepción de que el backstop podría ser una trampa de la que el Reino Unido no podría escapar», defendió.

Las conclusiones de la reunión extraordinaria comienzan poniendo a May en su sitio. «El miembro del Consejo Europeo que representa al Estado miembro que se retira no participará ni en las deliberaciones ni en las decisiones del Consejo Europeo que le afecten». Y siguen:

1. El Consejo Europeo confirma sus Conclusiones de 25 de noviembre de 2018, en las que refrendó el acuerdo de retirada y aprobó la Declaración política. La Unión se atiene a este acuerdo y tiene intención de proceder a su ratificación. El acuerdo no está abierto a renegociación.

2. El Consejo Europeo reitera que desea establecer en el futuro una asociación tan estrecha como sea posible con el Reino Unido. Está dispuesto a entablar los correspondientes preparativos en cuanto se firme el Acuerdo de Retirada, de modo que las negociaciones con el Reino Unido puedan iniciarse lo antes posible tras la retirada.

3. El Consejo Europeo subraya que la solución de último recurso se ha concebido como una póliza de seguro para evitar una frontera física en la isla de Irlanda y garantizar la integridad del mercado único. La Unión está firmemente resuelta a trabajar con celeridad en un acuerdo ulterior que establezca disposiciones alternativas para el 31 de diciembre de 2020 a más tardar, de modo que no sea preciso activar la solución de último recurso.

4. El Consejo Europeo subraya también que, si, pese a todo, hubiese que activar la solución de último recurso, esta se aplicaría de manera temporal, a menos y hasta que sea sustituida por un acuerdo ulterior que permita evitar una frontera física. En tal caso, la Unión pondría el máximo empeño en negociar y celebrar con celeridad un acuerdo ulterior de sustitución de la solución de último recurso, y esperaría que el Reino Unido hiciera lo propio, de modo que esta solo esté vigente mientras resulte estrictamente necesario.

5. El Consejo Europeo pide que se intensifiquen los trabajos relativos a la preparación para las consecuencias de la retirada del Reino Unido a todos los niveles, teniendo en cuenta todas las posibilidades.

Tags: , , , , ,