1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La «purga» de Erdogan se extiende a más de 15.000 profesores

Tayyip Erdogan

Erdogan es un «socio» primordial de la OTAN (Foto: wradio)

Tras el intento de golpe de Estado del pasado viernes

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, continúa con la «purga» sistemática inciada tras el fallido golpe de Estado del pasado viernes.

Ayer el Ministerio de Educación anunció la expulsión de más de 15.000 docentes por «su vinculación con actividades terroristas». Unos 1.577 académicos y todos los rectores y decanos de facultades universitarias han perdido sus empleos y están bajo investigación policial.

Además, el Ministerio del Interior ha despedido a 8.777 funcionarios, la oficina del primer ministro a 257, el Departamento de Asuntos Religiosos a 492, el Ministerio de familia a 393 y los servicios de inteligencia (MIT) a 100 agentes.

También ayer el Gobierno turco pidió oficialmente a Estados Unidos la extradición del clérigo Fetulá Gülen, que reside en Pensilvania. La Casa Blanca informó de que el presidente, Barack Obama, había hablado por teléfono con Erdogan y le ofreció la ayuda de Washington para investigar la revuelta militar, al tiempo que le pidió «contención» en la persecución de supuestos golpistas, funcionarios y civiles.

Sólo hasta el lunes, más de 20.000 servidores públicos habían sido detenidos o apartados de sus cargos por su presunta implicación en el levantamiento militar, que según el último recuento oficial causó 232 muertos. Se han producido más de 7.500 detenciones, 6.000 de ellas de militares, incluidos 103 generales y almirantes. Más de 8.000 policías han sido apartados de su puesto. Por otra parte, unos 3.000 miembros de la judicatura han sido suspendidos en sus funciones y hasta 30 gobernadores provinciales han sido destituidos.

Esta situación preocupa y mucho a la Unión Europea y a sus socios de la OTAN. El lunes, los ministros de Exteriores de la Unión Europea advirtieron al presidente turco de que una deriva autoritaria en el país y la restauración de la pena de muerte, como parece que pretende Erdogan, son contrarias a la «sociedad» con la Unión.

Es más, el Consejo Europeo aprobó una declaración en la que recuerda a Ankara su compromiso contra la pena de muerte y que «el rechazo inequívoco de la pena de muerte es un elemento esencial del acervo comunitario».

Y en el asunto del imam Fethullah Gülen, hasta hace tres años estrecho aliado de Erdogan y residente en Estados Unidos desde 1999, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha instado a las autoridades turcas a presentar «pruebas y no acusaciones» contra él para pedir su extradición.

Tags: , , , , ,