1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La OMS pide poder estudiar más sobre el origen del COVID

Covid-19

Representación gráfica del coronavirus (OMS)

Hace unos días la Organización Mundial de la Salud recomendó a los países ricos no administrar la tercera vacuna

La organización dirigida por Tedros Adhanom Ghebreyesus sigue demostrando su futilidad

Este viernes 13 de agosto la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido a todos los países acelerar los esfuerzos para comprender dónde y cómo se originó el COVID-19, incluida la posibilidad de que saliera de un laboratorio.

La organización dirigida por Tedros Adhanom Ghebreyesus ruega también ‘dejar de lado las diferencias y la politización de la pandemia a un lado’ porque se necesita tener acceso ‘a todos los datos’ con el fin de prevenir amenazas sanitarias mundiales en el futuro.

La OMS advierte ahora, después de publicar hace unos meses un informe sobre los orígenes del virus muy criticado por haber sido elaborado por una misión enviada a China que no pudo acceder al lugar de donde se ‘escapó’ el patógeno, de que es posible que fuese creado artificialmente como parte de una guerra biológica. Aunque insiste en que no quiere ‘culpar’ a nadie…

El pasado mes de marzo pasado y tras visitar China, un grupo de expertos independientes estableció que la hipótesis más probable era que el virus había pasado de un animal a otro y de éste al hombre. Al mismo tiempo consideró más improbable la tesis de que el coronavirus SARS-CoV2 surgiera de un laboratorio.

Ahora la OMS dice haber revisado aquel informe que ‘determinó’ que no había ‘pruebas científicas suficientes para descartar ninguna de las hipótesis’ sobre los orígenes del nuevo coronavirus. Fruto de esa revisión, la agencia de la ONU insiste en que para abordar la ‘hipótesis del laboratorio necesita tener acceso a todos los datos’. Y los datos primarios están en China, el país comunista que niega cualquier responsabilidad en la liberación del microorganismo mortal y que impide el acceso libre al laboratorio de Wuhan donde la Inteligencia norteamericana da por hecho que se creó el virus.

El organismo dirigido por Tedros espera poder formar otro equipo internacional que logre saber cómo empezó la pandemia de COVID-19. Y para ello espera que la nueva investigación incluya ‘un examen más profundo de los datos brutos de los primeros casos junto con el suero sanguíneo de personas potencialmente infectadas en 2019, antes de que el brote de coronavirus fuera declarado pandemia’.

Italia, uno de los países más afectados cuando la pandemia comenzó a extenderse por el mundo, ya ha compartido los datos de sus muestras de sangre tomadas en 2019. ‘Compartir los datos en bruto y dar permiso para volver a analizar las muestras en laboratorios refleja la solidaridad científica’, asegura la OMS, que pide a China que ‘abra’ sus datos para ‘avanzar en los estudios de los orígenes de forma rápida y eficaz’.

El pasado mes de enero una investigación independiente culpó a China y a la OMS de la pandemia

En mayo de 2020 la OMS ‘confirmó’ el origen animal del virus chino

Tan solo unos meses después la Administración de los EEUU dirigida entonces por Donald Trump rompió relaciones con la Organización debido al ‘completo control’ que ejercía sobre ella China

Tags: , , , , ,