1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La OMC rebaja sus previsiones sobre el comercio mundial

OMC

Volumen del comercio de mercancías y PIB real (2014-2019)

Ante la acumulación de riesgos

Los economistas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) prevén que la escalada de las tensiones comerciales y el endurecimiento de las condiciones de crédito en mercados importantes ralentizarán el crecimiento del comercio durante el resto del año y en 2019.

El comercio seguirá creciendo, pero de forma más moderada de lo que se había previsto. La OMC, que ha chequeado la evolución del tráfico de contenedores en los puertos, los envíos de carga aérea, los pedidos de exportaciones, las ventas de automóviles y el comercio de componentes electrónicos y materias primas, prevé un crecimiento del volumen del comercio de mercancías del 3,9% en 2018, que en 2019 bajará al 3,7%.

El nuevo pronóstico para 2018 está por debajo de la estimación del 4,4% que el organismo dio a conocer el 12 de abril, pero se mantiene dentro del rango del 3,1% al 5,5% indicado en esa fecha. El crecimiento del comercio en 2018 probablemente se sitúe entre el 3,4% y el 4,4%.

Algunos de los riesgos sobre los que la OMC alertaba en abril se han hecho realidad, en particular el aumento de las medidas comerciales reales -aranceles- o propuestas que afectan a varias exportaciones de economías importantes.

Hasta la fecha los efectos económicos directos de esas medidas han sido limitados, pero la incertidumbre que generan podría ya estar teniendo consecuencias al provocar una reducción del gasto en inversión. El endurecimiento de la política monetaria en las economías desarrolladas también ha contribuido a la volatilidad de los tipos de cambio y podría seguir teniendo ese efecto en los próximos meses.

El director general de la OMC, Roberto Azevêdo, ha dicho que «si bien el comercio sigue creciendo de forma sólida, la rebaja de las perspectivas refleja el aumento de las tensiones que se están produciendo entre socios comerciales importantes». En este contexto, considera «vital» que los gobiernos diriman sus diferencias y muestren moderación.

La actualización del pronóstico comercial se basa en la previsión de que el PIB real mundial crecerá a tipos de cambio de mercado del 3,1% en 2018 y del 2,9% en 2019. Esto supone un cociente entre el crecimiento del comercio y el crecimiento del PIB de 1,3 para ambos años.

Las medidas de política comercial no son, ni mucho menos, el único riesgo. Las economías en desarrollo y emergentes podrían verse afectadas por la salida de capitales y el contagio financiero si los países desarrollados elevan los tipos de interés, como acaba de hacer EEUU. Esto tendrá consecuencias negativas para el comercio.

Por otra parte, las tensiones geopolíticas podrían poner en riesgo el suministro de recursos y perturbar las redes de producción en algunas regiones. Por último, sigue habiendo factores estructurales, como la reorientación de la economía china de la inversión al consumo, que pueden afectar a la demanda de importaciones, debido al alto contenido de importaciones de la inversión.

En definitiva, alerta la OMC, los riesgos son considerables y pueden empeorar notablemente sus previsiones.

Por cierto, según la Organización, los precios de las materias primas energéticas, como el petróleo, han subido un 33% entre comienzos de año y agosto en comparación con el año pasado…

Tags: , , , ,