1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La OCDE mantiene sus previsiones económicas para España

Ángel Gurría (OCDE)

El mexicano Ángel Gurría es el secretario general de la OCDE

España reducirá el déficit público hasta el 2% del PIB este año y al 1,3% en 2020, según el informe sobre Perspectivas Económicas de la OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) mantiene sus previsiones económicas para España a pesar de que la incertidumbre ante una «guerra comercial» y la ralentización mundial está obligando a los supervisores a rebajar las expectativas de crecimiento de casi todos los países del mundo.

Sin embargo, el organismo dirigido por Ángel Gurría, más optimista que la Comisión Europea sobre el déficit público español, no rebaja las cifras sobre la economía española ni para este año ni para el próximo.

En línea con las expectativas del Gobierno, en su informe semestral publicado este martes, la OCDE calcula que la economía española crecerá este año un 2,2 % y un 1,9 % en 2020, las mismas cifras que había dado en noviembre y que coinciden con las del Ejecutivo.

De esta forma, España seguirá registrando un crecimiento económico por encima de la media de la zona euro.

La OCDE constata la mejora de las condiciones del mercado laboral y prevé que se mantenga la sólida creación de empleo, lo que permitirá que la tasa de paro se sitúe en el 13,8% al final de año.

El organismo destaca que la economía española está mostrando un alto grado de resistencia. La demanda interna seguirá siendo el motor del crecimiento, con incrementos estimados del 2,2% para este año y del 2,1% para 2020. Prevé, asimismo, que el consumo privado se mantenga fuerte impulsado por el incremento del empleo, una inflación moderada y el efecto de medidas como la subida de los salarios en el sector público, las pensiones y el salario mínimo que, según señala la OCDE, han incrementado los ingresos reales disponibles.

La inversión empresarial continuará creciendo, respaldada por la dinámica demanda interna, los bajos costes de financiación y los mejores márgenes de beneficios. La previsión para el sector exterior es que mantenga una aportación neutra en el periodo de proyección.

Desde el Ministerio de Economía y Empresa dirigido en funciones por Nadia Calviño resaltan que el diagnóstico de la OCDE sobre la economía española está en línea con la del Ejecutivo, «no solo en lo relativo a los principales indicadores macroeconómicos, sino también en las prioridades en materia de política económica».

En este sentido, la Organización anima al Gobierno a mantener sus objetivos presupuestarios de medio plazo para asegurar una disminución de la deuda pública y favorecer el crecimiento y la reducción de las desigualdades.

Asimismo, reclama reformas para impulsar el incremento de la productividad, políticas que potencien la competencia y la innovación, mejorar la formación continua para aumentar la capacitación de los trabajadores en nuevas competencias y establecer mecanismos de apoyo para reducir el abandono escolar y fomentar la igualdad de oportunidades.

A diferencia de lo que estima para España, la OCDE ha rebaja sus previsiones económicas para las principales potencias mundiales, con la notable excepción de Estados Unidos. Incluso ha llamado a que de forma urgente se detenga la escalada de tensiones comerciales, «el principal riesgo para que las cosas se tuerzan aún más».

En su informe la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico calcula que más fricciones entre Estados Unidos y China podrían restar seis décimas al producto interior bruto (PIB) mundial en dos o tres años.

Tags: , , , , ,