1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La obesidad y el hambre explosionan en América Latina

FAO

La zona del Caribe es la más afectada por esta epidemia

Las personas con obesidad se triplicaron desde 1975 y las que padecen hambre aumentaron 11% en los últimos cuatro años en América Latina y el Caribe, según el Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional 2019

La obesidad y el hambre caminan de la mano en América Latina y el Caribe.

El número de adultos obesos de la región se ha triplicado desde 1975, al punto que hoy uno de cada cuatro adultos vive con obesidad, en una zona donde el hambre ha vuelto a crecer y afecta a 42,5 millones de personas.

Según el informe Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional 2019 elaborado por Naciones Unidas, el aumento más considerable de la obesidad en adultos se observó en el Caribe, donde el porcentaje se cuadruplicó, pasando del 6% en 1975 al 25%, un incremento en términos absolutos que va de las 760.000 a los 6,6 millones de personas.

“El explosivo aumento de la obesidad -que afecta a unos 105 millones de personas, el 24% de la población regional, prácticamente el doble del nivel global de 13,2%- no sólo tiene enormes costos económicos, sino que amenaza la vida de cientos de miles de personas”, explica el representante regional de la FAO, Julio Berdegué.

Según el Panorama, cada año 600.000 personas mueren en América Latina y el Caribe debido a enfermedades relacionadas con la mala alimentación, como la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares. La obesidad tanto en la niñez como en la adolescencia se ha triplicado entre 1990 y 2016.

La publicación destaca que la región está peor que el resto del mundo en la mayoría de los indicadores de malnutrición relacionados con la ingesta excesiva de calorías: el sobrepeso se ha duplicado desde la década de los setentas y afecta hoy al 59,5% de los adultos en la región, 262 millones de personas, mientras que a nivel global la tasa es 20 puntos porcentuales menor: el 39,1%.

En contraste, la región tiene menores tasas de subalimentación que el mundo (6,5% para la región versus 10,8% mundial), desnutrición crónica infantil (9% versus 21,9%), y mucho menores tasas de desnutrición aguda infantil (1,3%, versus 7,3% para el mundo).

Sin embargo, las agencias advierten sobre el aumento preocupante del hambre, que ha vuelto a crecer en 4,5 millones de personas desde 2014 –un aumento del 11%–  alcanzando 42,5 millones en 2018, su punto más alto de la última década.

¿Qué ha pasado en esa zona del mundo para que la obesidad y el hambre hayan aumentado de tal manera? El estudio de la ONU detalla que las ventas de productos ultraprocesados son las que más crecen en América Latina, lo que incrementa la exposición de la población a cantidades excesivas de azúcar, sodio y grasas: entre los años 2000 y 2013, el consumo de productos ultraprocesados aumentó más de 25%, y el consumo de comida rápida subió casi un 40%.

“En América Latina y el Caribe, muchos niños y niñas comen muy poca comida saludable y demasiada comida procesada”, dice Bernt Aasen, director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. “Casi 1 de cada 5 niños y niñas menores de 5 años están desnutridos o tiene sobrepeso, lo que les impide crecer bien. Es una tarea de todos que la comida saludable esté disponible y sea asequible para todas las familias, especialmente las más vulnerables».

La expansión de las cadenas de supermercados y el predominio de las grandes industrias procesadoras de alimentos es otro gran cambio que ha experimentado el entorno alimentario regional, el cual ha hecho que los productos ultraprocesados estén disponibles en todas partes, y a menores precios que la comida nutritiva. Los pobres son quienes más han sufrido producto de estos cambios, ya que hoy para este grupo de población puede resultar más caro comer sano que comer mal.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP), piden acciones urgentes a los países para enfrentar el aumento de la malnutrición en la región.

Puede comparar aquí los datos de este año con los publicados el año pasado

Tags: , , , ,