1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La inmigración ilegal regresa al nivel más bajo de 2013 en la UE

Mediterráneo Oriental

La zona del Mediterráneo Oriental fue la más castigada por la inmigración ilegal en 2019 (Google Maps)

La ruta del Mediterráneo Occidental, por el contrario, registró una importante subida de cruces ilegales de las fronteras europeas

El número de inmigrantes irregulares llegados a la Unión Europea en 2019 cayó al nivel más bajo desde 2013.

Los datos hechos públicos por Frontex, la Policía de Fronteras de la Unión, desvelan que la caída de las llegadas de inmigrantes a través de las rutas del Mediterráneo central –Italia y Grecia- y occidental –la ruta que llega a España- han sido determinantes para registrar una rebaja del 6%, hasta las 139.000 personas, en los cruces fronterizos ilegales. Esto es ni más ni menos que un 92% por debajo del récord establecido en 2015.

El número de migrantes irregulares que cruzaron el Mediterráneo central durante todo el año 2019 cayó aproximadamente un 41% a alrededor de 14.000. Los nacionales de Túnez y Sudán fueron los que más usaron esta ruta.

Al mismo tiempo, los “ilegales” detectados en el Mediterráneo occidental disminuyeron aproximadamente un 58%, hasta alrededor de los 24.000, siendo los marroquíes y los argelinos los que lo hicieron en mayor porcentaje.

A pesar de la tendencia general a la baja, el Mediterráneo Oriental –la travesía que conduce a los Balcanes Occidentales- experimentó una creciente presión migratoria a partir de la primavera, alcanzando su punto álgido en septiembre, cuando comenzó a caer como cada año. En todo 2019, se detectaron más de 82.000 inmigrantes irregulares en esta ruta, aproximadamente un 46% más que en el año anterior.

En la segunda mitad de 2019, las llegadas irregulares a la región fueron las más altas desde la implementación de la Declaración UE-Turquía en marzo de 2016, aunque todavía muy por debajo de las cifras registradas en 2015 y principios de 2016.

Frontex ha advertido que algunos de los “irregulares” que en principio llegaron a las islas griegas y que luego fueron trasladados a tierra firme continuaron por la ruta migratoria de los Balcanes Occidentales. Esta circunstancia ha provocado un aumento de las detenciones en la frontera entre Grecia y Albania y en la segunda mitad del año en las fronteras de la UE con Serbia.

En total, se detectaron alrededor de 14.000 cruces irregulares en las fronteras de la UE en la ruta de los Balcanes Occidentales el año pasado, más del doble de la cifra de 2018. Por allí fueron los ciudadanos de Afganistán y Siria los que más intentaron entrar en Europa de forma irregular.

En general, los afganos fueron la principal nacionalidad de los inmigrantes irregulares llegados a la Unión en 2019, lo que representa casi una cuarta parte de todos los recepcionados. El número de inmigrantes afganos fue casi tres veces (+ 167%) la cifra del año anterior. Aproximadamente cuatro de cada cinco se registraron en la ruta del Mediterráneo Oriental, mientras que casi el resto en la ruta de los Balcanes Occidentales.

Los datos más recientes sugieren un mayor porcentaje de mujeres entre los inmigrantes llegados en 2019. De hecho, durante los primeros diez meses del año pasado, alrededor del 23% de los migrantes eran mujeres en comparación con el 19% en 2018. Los países de la UE contabilizaron aproximadamente 14.600 niños menores de 14 años en el período enero-octubre, casi 1.000 más que en todo 2018.

Tags: , , , , , , ,