1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La inmigración eleva a 513 millones la población europea

Eurostat

Cambio total de población en los Estados miembros de la UE en 2017
(por 1.000 residentes)

Puede consultar aquí los datos demográficos a 1 de enero de 2017

A día 1 de enero de 2018, la población de la Unión Europea (UE) era de 512,6 millones de personas.

Un año antes, en la Unión había 511,5 millones de habitantes.

Por otra parte, los datos de Eurostat conocidos este martes reflejan que el año pasado se registraron más muertes que nacimientos en la UE (5,3 millones de muertes y 5,1 millones nacimientos).

Estas cifras demuestran innegablemente que ha sido la inmigración lo que ha provocado el aumento de la población europea en 1,1 millones de habitantes (+2,1 por cada 1.000 residentes).

Con 82,9 millones de habitantes (o el 16,2% de la población total de la UE), Alemania es el Estado miembro más poblado de la UE, por delante de Francia (67,2 millones o 13,1%), Reino Unido (66,2 millones o 12,9% ), Italia (60,5 millones, o el 11,8%), España (46,7 millones, o el 9,1%) y Polonia (38,0 millones, o el 7,4%). Para el resto de los Estados miembros, nueve tienen una cuota de entre el 1,5% y el 4% de la población de la UE y trece acciones por debajo del 1,5%.

La oficina de estadística de la UE certifica en su último informe que durante 2017 la población aumentó en 19 Estados miembros y disminuyó en 9.

El mayor aumento relativo se observó en Malta (+32,9 por cada 1.000 residentes), por delante de Luxemburgo (+19,0 ‰), Suecia (+12,4 ‰), Irlanda (+11,2 ‰) y Chipre (+11,0 ‰). También la población española aumentó a causa de la inmigración.

Por el contrario, la mayor disminución se registró en Lituania (-13,8 ‰), seguida de Croacia (-11,8 ‰), Letonia (-8,1 ‰), Bulgaria (-7,3 ‰) y Rumania (-6,2 ‰).

En 2017 nacieron 5,1 millones de bebés en la UE, casi 90.000 menos que el año anterior. De entre todos los Estados miembros, las tasas de natalidad brutas más altas se registraron en Irlanda (12,9 por 1.000 habitantes), Suecia (11,5 ‰), Reino Unido y Francia (ambos 11,4 ‰), mientras que las más bajas se registraron en los Estados miembros meridionales: Italia (7,6 ‰), Grecia (8,2 ‰), Portugal y España (ambos 8,4 ‰), Croacia (8,9 ‰) y Bulgaria (9,0 ‰).

A nivel de la UE, la tasa bruta de natalidad fue de 9,9 por 1.000 residentes.

Mientras tanto, se registraron 5,3 millones de muertes en la UE en 2017, 134.200 menos que el año anterior. Irlanda (6,3 por cada 1.000 habitantes) y Chipre (7,0 ‰), así como Luxemburgo (7,1 ‰) tuvieron en 2017 la tasa de mortalidad bruta más baja, seguida de Malta (7,6 ‰), los Países Bajos (8,8 ‰), España y Francia (ambos 9.0 ‰).

En el extremo opuesto de la escala, Bulgaria (15.5‰), Letonia (14.8‰), Lituania (14.2‰), Hungría (13.5‰), Rumania (13.3‰) y Croacia (12.9‰) registraron la más alta. La tasa bruta de mortalidad fue de 10,3 por 1.000 residentes en la UE.

En consecuencia, Irlanda (con un cambio natural de su población de +6,6‰) permaneció en 2017 como el Estado miembro donde la mayoría de los nacimientos superó en número a las muertes, por delante de Chipre (+3,8‰), Luxemburgo (+3,2‰), Francia (+2,5‰) , Suecia (+2,3‰) y Reino Unido (+2,2‰).

Por el contrario, entre los 14 Estados miembros de la UE que registraron un cambio natural negativo en 2017, las muertes superaron en número a los nacimientos en Bulgaria (-6,5‰), seguidos de Croacia y Letonia (ambos -4,1‰), Lituania (-4,0‰), Hungría (-3,8‰), Rumania (-3,6‰), Grecia (-3,3‰) e Italia (-3,2‰).

Tags: , , , ,