1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La Comisión propone repartir los refugiados entre los Estados

Frans Timmermans

Timmermans, vicepresidente de la Comisión (Foto: EC)

Y el Consejo Europeo refuerza la misión EUCAP Sahel Níger

La Comisión Europea ha presentado hoy una Agenda Europea de Migración con las medidas a adoptar para responder a la situación de crisis del Mediterráneo y gestionar mejor la migración.

Los cuatro pilares de la estrategia son una política común de asilo más sólida, incluido un programa europeo de reasentamiento y traslado dentro de la UE en situaciones de emergencia, la lucha contra el tráfico de personas y la inmigración irregular, la gestión de las fronteras exteriores y un nuevo enfoque sobre inmigración legal.

La situación de miles de migrantes que arriesgan sus vidas para cruzar el Mediterráneo ha dejado claro que ningún Estado miembro puede abordar por sí solo las enormes presiones migratorias (ni verse abocado a ello). Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión, ha señalado esta mañana, durante la rueda de prensa en la que se han presentado las medidas, que «para evitar que esta tragedia prosiga necesitamos hallar soluciones basadas en la solidaridad interna».

Por su parte, Dimitris Avramopoulos, comisario de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, ha explicado las medidas inmediatas que se han acordado. En primer lugar, se triplican las capacidades y los activos para las operaciones conjuntas de Frontex -el control de fronteras- (Tritón y Poseidón) en 2015 y 2016.

Se ha aprobado un presupuesto rectificativo para 2015, destinado a garantizar los fondos necesarios, por un total de 89 millones de euros. 57 millones irán a parar al Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) y 5 millones al Fondo de Seguridad Interior (FSI) para los Estados miembros en primera línea.

Se activa por primera vez el mecanismo de emergencia (en virtud del artículo 78, apartado 3, del TFUE), para ayudar a los Estados miembros que se vean enfrentados a afluencias repentinas de migrantes. A finales de mayo, la Comisión propondrá un mecanismo de distribución temporal para las personas en clara situación de necesidad de protección internacional dentro de la UE. A finales de 2015, seguirá una propuesta relativa a un sistema permanente de la UE de reubicación en situaciones de emergencia provocadas por influjos masivos.

A finales de mayo habrá un programa de reasentamiento en toda la UE para ofrecer 20.000 plazas distribuidas entre todos los Estados miembros para las personas que requieran asilo en Europa con una financiación adicional de 50 millones de euros para 2015 y 2016.

Según los cálculos de la Unión, España deberá acoger al 9,% de los «irregulares» que se reubicarán en los próximos meses en todos los países de la UE desde los Estados miembros más afectados, en particular Italia, Grecia y Malta, por la actual crisis migratoria en el Mediterráneo. Las autoridades europeas han usado el PIB, el tamaño de la población, la tasa de paro y la media de peticiones de asilo tramitadas y refugiados reubicados entre 2010-2014 para calcular las cuotas.

Asimismo, España también tendría que acoger al 7% de las 20.000 personas a las que Bruselas propone ofrecer asilo en origen. Alemania asumiría el 18,42% de los refugiados, Francia el 14,17% e Italia el 11,85%. Gran Bretaña, Irlanda y Dinamarca quedan fuera de este proceso.

Bruselas propone derogar temporalmente la norma por la que el estado al que llegan es el que debe estudiar la solicitud de asilo para pasar a este sistema de cuotas, tal y como piden los países más afectados.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, pide un «reparto equilibrado». «No rechazamos colaborar en ningún caso, pero hay que tener en cuenta lo que ya estamos haciendo, el peso que estamos soportando, que proporcionalmente es muy superior al de otros países», asegura Margallo.

Se trabaja ya, dentro de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), en una posible operación en el Mediterráneo para desmantelar las redes de traficantes y combatir el tráfico de personas, de conformidad con el Derecho internacional.

La Comisión, asumiendo que la política conjunta en materia de migración adoptada hasta ahora no ha estado a la altura, propone también enviar funcionarios europeos de enlace a las Delegaciones de la UE en terceros países clave; modificar la base jurídica de Frontex, a fin de reforzar su papel en materia de retorno; abordar las causas profundas mediante la cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria; y salvar vidas y asegurar las fronteras exteriores con funciones de vigilancia costera.

La UE sabe que tiene la obligación de ofrecer un buen sistema común de asilo; y también que necesita una nueva política en materia de inmigración legal centrando la atención en ofrecer la Unión, en declive demográfico, como destino atractivo para los inmigrantes. Pero para ello tienen que revisarse las políticas de integración.

Ahora, será el Parlamento Europeo el que debata el próximo miércoles la nueva Agenda Europea sobre Migración. También los Estados tienen que decidir si aprueban o no las medidas propuestas.

Por lo pronto, Amnistía Internacional ha dado la bienvenida a la agenda migratoria y espera no sea socavada por los estados miembros. John Dalhuisen, director de AI para Europa y Asia Central, ve en el programa de la Comisión un claro reconocimiento de la necesidad de realizar operaciones de búsqueda y rescate eficaces para salvar a los migrantes de ahogarse en el mar. Además, añade, reconoce que las rutas seguras alternativas son esenciales para reducir el número de personas obligadas a poner sus vidas en manos de traficantes».

Pero no todo son loas. Dalhuisen teme que la ampliación geográfica de la operación Tritón signifique en realidad que los buques y aeronaves incluidos en la misión dejen las funciones de búsqueda y rescate, dado el énfasis que la UE ha puesto en una acción militar para combatir el tráfico de seres humanos.

Existe otro punto en el que, a juicio de AI, cojea la agenda de migración europea. Los planes de reasentamiento de 20.000 asilados son actualmente insuficientes en los próximos dos años si se tienen en cuenta los 380.000 refugiados de Siria que el ACNUR recomienda acoger a finales de 2016.

Tags: , , , , , ,