1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La brecha salarial continuará en la UE hasta 2086

Brecha salarial

Diferencia salarial entre hombres y mujeres en la UE

Si no se adoptan medidas concretas para corregir esta injusticia

El Día Europeo de la Igualdad Salarial -3 de noviembre- representa el día del año en el que las mujeres de toda Europa dejan de cobrar debido a la brecha salarial entre hombres y mujeres. Esto significa que si el hombre medio europeo dejara de trabajar hoy, seguiría cobrando este año tanto como la mujer media europea que continúe trabajando hasta el 31 de diciembre.

La brecha salarial entre hombres y mujeres es la diferencia en el salario/horario bruto medio entre hombres y mujeres en toda la economía. Dado que el salario medio por hora de las mujeres en Europa es un 16,7% inferior al de los hombres, efectivamente ellas trabajan un 16% del año gratis. En España, las diferencias salariales entre hombres y mujeres se sitúan en el 14,9%.

A esto ayuda mucho el techo de cristal, que sigue existiendo: a pesar de que hay más mujeres que hombres con un título universitario, menos del 5% de los directivos de las empresas de la UE son mujeres. Al ritmo actual, la brecha salarial entre hombres y mujeres disminuye tan lentamente que hasta 2086 las mujeres no cobrarán lo mismo que los hombres.

Para el vicepresidente primero Frans Timmermans «esto no es ni justo ni sostenible» y por eso pide a los empresarios europeos que dejen de dar la impresión de que cada año las mujeres valen dos nóminas menos que los hombres.

En general, las mujeres suelen trabajar en sectores peor remunerados y, además, es menos probable que los hombres interrumpan su carrera y se dediquen a cuidar de sus hijos o de familiares dependientes. Como consecuencia de todo esto, en la mayoría de los casos son las mujeres las que dedican menos tiempo al trabajo remunerado y a las que les resulta más difícil conciliar la vida laboral y familiar.

En España, por ejemplo, los hombres que trabajan pasan un promedio de 9 horas semanales de cuidados no remunerados y actividades domésticas, mientras que las mujeres trabajadoras pasan 26 horas, casi 4 horas al día. En el mercado de trabajo esto se refleja en el hecho de que más de 1 de cada 3 mujeres reducen sus horas pagadas a tiempo parcial, mientras que sólo 1 de cada 10 hombres hace lo mismo.

Para paliar este problema la Comisión presentará una propuesta en 2017 que no solo ayudará a padres y madres y cuidadores a encontrar el justo equilibrio entre vida privada y profesional, sino que también aumentará la participación de las mujeres en el mercado laboral.

Porque, según Timmermans, es necesaria más igualdad en la adopción y elección de los sistemas de permisos, así como unas condiciones laborables flexibles y sistemas de guarderías más asequibles. Los hombres deben poder ocuparse de sus familias igual que las mujeres y las empresas deben ser capaces de conservar y promover a las mujeres cualificadas que Europa necesita. Luchar contra la brecha salarial entre hombres y mujeres sobre el terreno es básico, a juicio de la Comisión.

Tags: , , , , , ,