1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Europa ve amenazado su espacio y decide blindar sus fronteras

Consejo Europeo

Cameron y Merkel escenifican la contención del espacio… (Foto: EC)

Es la primera decisión que se atisba del Consejo Europeo en el que el «Brexit» ocupa el principal foco de atención

Los líderes europeos han tomado conciencia de que sus fronteras están siendo horadadas por la inmigración proveniente de Oriente Medio y que están en peligro las garantías y derechos que informan la Unión.

Por eso, en respuesta a la crisis migratoria a la que se enfrenta, la UE he decidido contener la afluencia de llegadas, proteger sus fronteras exteriores, reducir la inmigración ilegal y salvaguardar la integridad del espacio Schengen.

En este contexto, los Estados miembros celebran la decisión de la OTAN de ayudarles a vigilar el cruce ilegal de fronteras en el mar Egeo. Y llama a todos los socios de la Organización del Tratado del Atlantico Norte a cooperar estrechamente en esa misión.

Por otra parte, los jefes de Estado y de Gobierno europeos insisten en que Turquía, desde donde llegan a Grecia miles de inmigrantes, debe cumplir los compromisos adquiridos recientemente con la UE respecto a los refugiados sirios, fundamentalmente. Y pronto. Han programado una reunión con el Gobierno de Ankara para profundizar en las soluciones.

Paralelamente, son conscientes de que deben seguir proporcionando ayuda humanitaria a los refugiados sirios y a los países vecinos de Siria. Se trata de una responsabilidad mundial apremiante pero que afecta muy directamente a Europa, que continúa «recibiendo» a miles de personas por la ruta de los Balcanes Occidentales.

Aquí tiene que ponerse fin de una vez por todas a las políticas de paso permisivas y coordinar medidas para que no surjan otras «rutas» alternativas. Para los líderes de la Unión es fundamental que el espacio Schengen vuelva a funcionar. Y para ello es imprescindible que todos los miembros del espacio Schengen apliquen el Código de fronteras en su totalidad y denieguen la entrada a través de las fronteras exteriores a los nacionales de terceros países que no cumplan las condiciones de entrada o que no hayan presentado una solicitud de asilo.

Es básico también tomar las huellas dactilares de todos los inmigrantes y emitir documentos fiables que permitan identificar al cien por cien a todos los que entren en territorio de la Unión. En este punto, Europa insiste en que los inmigrantes no tienen derecho a elegir dónde pueden quedarse y campar a sus anchas.

Y como esto comienza a tomarse en serio de verdad, el Consejo Europeo ha pedido a las organizaciones humanitarias como ACNUR a redoblar sus esfuerzos para proporcionar ayuda humanitaria en los países que se enfrentan a presiones migratorias persistentes. E invita al Banco Europeo de Inversiones a proponer planes que contribuyan a proteger la UE.

En el próximo Consejo Europeo se tomarán decisiones concretas pero en este ha quedado claro que Bruselas no quiere más inmigrantes que no entiendan cuáles son las normas y costumbres europeas y pongan en peligro la seguridad de sus ciudadanos.

También ha quedado claro el compromiso de los jefes de Estado y de Gobierno de no tomar medidas unilaterales en materia de inmigración y gestión del creciente flujo de refugiados.

En este sentido, han intentado convencer a Austria de que retrase hasta marzo las medidas que, en principio, entrarán hoy en vigor para frenar la llegada de refugiados. El canciller austriaco, Werner Faymann, recalcó a su llegada al encuentro que mantendrá los controles fronterizos y la fijación de máximos anuales y diarios de acceso para los refugiados porque es «impensable» que su país acoja a los demandantes de asilo de «toda Europa».

Por último, hoy siguen las negociaciones con David Cameron, que quiere «hacer algunas modificaciones en los tratados con el objeto de poder celebrar un referéndum en el que pediría el apoyo para que el Reino Unido se mantuviera en la Unión Europea».

Tags: , , , , ,