1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

EEUU y Reino Unido dejan de comprar gas y petróleo a Rusia

Joe Biden

El presidente de los EEUU, Joe Biden se niega a pagar a Putin la invasión de Ucrania (Foto: The White House)

Por su parte  la UE quiere reducir este mismo año en dos tercios las importaciones de combustibles fósiles rusos

El presidente Joe Biden ha prohibido importar a EEUU gas, petróleo y carbón desde Rusia como nueva medida de presión sobre Moscú. Reino Unido -más ágil tras el Brexit en la toma de decisiones- lo hará a finales de año. La Comisión Europea, por su parte, prevé reducir un 66% las importaciones anuales de combustibles fósiles rusos y romper su relación energética con Moscú en 2030.

En respuesta a la invasión militar de Ucrania por parte de Rusia –la ONU investigará violaciones de derechos humanos durante la ocupación– prácticamente todos los países de Occidente se han unido para expulsar a Rusia del sistema financiero internacional –las agencias hunden a Rusia por debajo del bono basura– y ahora quieren dejar de comprar su petróleo, gas y carbón para ‘no pagar la guerra’ de Vladimir Putin.

La Comisión Europea ha hecho público hoy un plan -el REPowerEU- para reducir la dependencia de la Unión de las importaciones de gas fósil desde Rusia. Bruselas quiere diversificar el suministro, acelerar el uso de gases renovables y sustituir el gas en la calefacción y la generación de electricidad impulsando el uso de biometano e hidrógeno renovable. El objetivo, reducir la demanda de gas ruso en dos tercios (2/3) antes de finales de año.

Con unos precios de la energía en máximos históricos –en España ayer se alcanzaron picos de hasta 700 euros/MWh– las necesidades energéticas de la Unión Europea dependen de las importaciones de combustibles fósiles (gas, petróleo y carbón), que representan entre el 57% y el 60% del consumo bruto de energía en los últimos 5 años.

El Ejecutivo comunitario admite ahora que alcanzar emisiones cero en 2030/2050 con su famosa ‘transición verde’ supone seguir dependiendo de las importaciones de gas (90% del consumo), petróleo (97%) y hulla (70%). Porque aunque la producción nacional de fuentes de energía renovable ha aumentado significativamente en los últimos años la disminución de la producción de carbón, lignito y gas en los países de la Unión hace a los europeos dependientes energéticamente del exterior. La dependencia energética de España será del 61% en 2030.

En el sector del gas, Rusia proporcionó alrededor del 45% de las importaciones totales de gas de la UE en 2021. En los últimos años, esta cifra ha rondado el 40% de media. Los otros principales proveedores de gas a la UE fueron Noruega (23%), Argelia (12%), Estados Unidos (6%) y Qatar (5%). Puede ver aquí una infografía sobre la dependencia europea de las materias primas rusas.

En cuanto al petróleo crudo, Rusia también fue el mayor proveedor de importaciones de la UE (27%), seguida de Noruega (8%), Kazajistán (8%) y EEUU (8 %). En el sector de la hulla, aunque los volúmenes de importación han disminuido en los últimos años, Rusia sigue siendo el principal proveedor (46%), seguida de EEUU (15%) y Australia (13%).

Actualmente, Europa cuenta con varias rutas y fuentes de suministro de energía. El Corredor de Gas del Sur que envía gas desde Azerbaiyán está operativo y la cooperación con Noruega, Qatar, Japón, Corea del Sur, EEUU, Argelia, Egipto, Corea, Nigeria, Turquía e Israel es especialmente significativa. En 2022, ha habido un fuerte aumento en las importaciones de GNL en la UE. Sólo en enero las importaciones alcanzaron los 10.000 millones de metros cúbicos (bcm), la cantidad más alta de la historia, y las cifras provisionales indican que los volúmenes se han mantenido altos en febrero.

Bruselas asegura que el almacenamiento de gas en la UE es suficiente para cubrir las necesidades de los europeos hasta el final del invierno, incluso en caso de interrupción total del suministro desde Rusia, con lo que ha amenazado Putin. El nivel de llenado de almacenamiento en toda Europa está justo por debajo del 30% en este momento. Los Estados miembros tienen preparados planes de contingencia, tal y como exige el Reglamento de Seguridad del Suministro de Gas, que pueden activarse en caso de ser necesario para garantizar el suministro.

Tags: , , , , ,