1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

España pide independencia en el control de las fronteras de la Unión Europea

Fernández Díaz, ayer en Bruselas

En el Consejo de Ministros de Justicia e Interior celebrado en Bruselas

Se alinea así con la teorías de Italia y Francia

Jorge Fernández Díaz pide a la Unión Europea que no se reduzcan las ayudas para combatir la inmigración irregular en España

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, participó ayer jueves en la Reunión del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la Unión Europea (JAI), celebrada en Bruselas. En la reunión se trataron asuntos relacionados con el establecimiento de un procedimiento para reforzar  la gobernanza política en el espacio Schengen así como en materia de inmigración ilegal y asilo.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, pidió a la Unión Europea que el aumento de la presión migratoria en el Mediterráneo central y oriental tras la «primavera árabe» no lleve a descuidar la ayuda que proporciona la Agencia Europea para la gestión de la cooperación operativa en las fronteras exteriores (FRONTEX) para combatir la inmigración irregular a Canarias y el Mediterráneo Oriental.

Durante las sesiones de ayer en el Consejo Europeo de Asuntos de Interior de la Unión Europea, Fernández Díaz defendió que sean los Estados miembros y no la Comisión Europea los que tengan la última palabra a la hora de reintroducir controles fronterizos en el espacio Schengen en caso de flujos migratorios masivos porque es una decisión que afecta a la «soberanía».

Fernández Díaz señaló que hay que diferenciar claramente entre las políticas de asilo y las relacionadas directamente con la inmigración ilegal y abogó por preservar la libre circulación de personas en el espacio Schengen como una «conquista irreversible» de la Unión Europea. Para lograrlo, dijo, “son necesarias reglas de juego claras y una mejora de la gobernanza en materia de gestión de fronteras”.

Además, el ministro del Interior reivindicó un plan de solidaridad para los países que sufren especialmente la presión migratoria y de demandantes de asilo, particularmente los Estados del sur de la Unión Europea, como España. «Creo que es compatible la responsabilidad con la solidaridad», ha afirmado.

Finalmente, señaló que debe diferenciarse claramente entre inmigración económica y refugiados, pues «el derecho de asilo está en el ADN de la Unión Europea y hay que dar acogida y garantías a las personas que salen de su país porque allí no se respetan sus derechos».

Tags: , , , , , , , , ,