1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

España debe frenar el déficit para evitar una multa de 5.000 millones

Luis de Guindos

Luis de Guindos ayer en el Congreso

El Gobierno en funciones enviará a Bruselas antes del 15 de octubre la prórroga de los Presupuestos de 2016 y la reforma del Impuesto de Sociedades

España podría enfrentarse a una nueva multa de más de 5.000 millones de euros en un plazo de cuatro meses si no presenta en Bruselas medidas correctoras del déficit público, sanción que sería «imposible de evitar», según advirtió ayer el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos.

De Guindos, que compareció ayer en la Comisión de Economía del Congreso para hablar de los pasos que debe adoptar España ante el procedimiento abierto por Bruselas por déficit excesivo, apeló a la responsabilidad de la Cámara Baja para convalidar el futuro decreto ley que reformará el Impuesto de Sociedades para recaudar 6.000 millones de euros adicionales. El ministro en funciones incidió en que para la Comisión Europea debe ver suficiente esta reforma del impuesto para no sancionar a España y para que no congele los fondos estructurales, unos 1.325 millones de euros.

De Guindos explicó que antes del 15 de octubre se enviará a Bruselas la prórroga de los Presupuestos de 2016 y la reforma del Impuesto de Sociedades, que establece un pago mínimo sobre el resultado contable de empresas con cifra de negocios superior a 20 millones de euros, con un tipo de, al menos, el 20%.

Pero si las medidas que presente España son consideradas insuficientes por las autoridades económicas europeas escalaría el procedimiento de déficit excesivo y podría haber nuevas sanciones en un plazo de cuatro meses.

El titular de Economía en funciones señaló que antes del 8 de diciembre la normativa europea prevé una cuantía en la multa que puede elevarse hasta el 0,5% del PIB, más de 5.000 millones de euros, al tiempo que incidió en que el Gobierno en funciones no contempla remitir nuevas alegaciones para evitarla o reducirla.

Respecto al rescate bancario, Luis de Guindos recordó que aún quedan «cosas importantes por vender» para determinar cuánto se recuperará de las ayudas. El ministro respondió así a algunos grupos que se hicieron eco de las informaciones que apuntan que se dan por perdidos unos 26.000 millones de euros de las ayudas sin tener en cuenta que el Estado es dueño de Bankia.

De Guindos también defendió la designación «técnica» de José Manuel Soria como candidato al puesto de director ejecutivo del Banco Mundial. Durante su primera intervención en el Congreso recordó que Soria, que renunció al puesto, «no está inhabilitado, ni investigado judicialmente». Negó que se trate de una designación política y dijo que dentro de la «discrecionalidad» con que cuenta el Ministerio de Economía para proponer un candidato, el proceso para este puesto está sometido a «transparencia y concurrencia».

El ministro señaló que el Gobierno en funciones tuvo que pedir la renuncia de Soria por el impacto mediático que había tenido su designación y el contexto político que vive España.

De Guindos aclaró que este tipo de designaciones son de «naturaleza técnica», no requieren ser elevadas al Consejo de Ministros ni la intervención del Gobierno. Defendió que el Ejecutivo ha actuado con «prudencia» durante el proceso y recordó que el puesto de director ejecutivo en el Banco Mundial ha sido siempre ocupado por un funcionario y este «tradicionalmente» ha sido siempre un técnico comercial y economista del Estado.

El aún titular de Economía detalló que en el cuerpo de técnicos comerciales del Estado se conocía la necesidad de cubrir la plaza desde principios de año, si bien rehusó por «prudencia» conceder la vacante al estar en funciones, hasta que se acercó la fecha límite.

Tags: , , ,