1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El USMCA creará 600.000 nuevos empleos en los EEUU

Donald Trump

El presidente de los EEUU, Donald Trump, firma el USMCA ayer en la zona sur de la Casa Blanca (Foto: White House)

Donald Trump firma el nuevo acuerdo comercial EEUU-México-Cánada que se estima que añadirá otro 1,2 por ciento al PIB norteamericano

El pasado día 16 rubricó el «histórico» acuerdo con China

«Es el acuerdo comercial más grande, más justo, más equilibrado y más moderno jamás alcanzado». El USMCA, el acuerdo firmado ayer por Donald Trump que informará las futuras relaciones comerciales entre EEUU, México y Canadá, traerá mejoras significativas para la economía norteamericana.

El presidente de los Estados Unidos dijo ayer que fue para lograr este acuerdo, que sustituirá al antiguo TLCAN, por lo que dejó su «acomodada» vida de hombre de negocios y se metió en la «locura» que es su nuevo trabajo en la Casa Blanca.

Entre los beneficios económicos que baraja la Administración estadounidense que traerá el USMCA destaca la creación de cerca de 600.000 empleos y la generación de hasta 235.000 millones de dólares en actividad económica.

Por lo que respecta a derechos laborales, el equipo económico de Trump sostiene que mejora la protección para los trabajadores, que tendrán más protecciones, más avanzadas y más completas, que las que les haya dado cualquier otro acuerdo comercial en la historia.

En cuanto a los agricultores y ganaderos estadounidenses, el acuerdo es una «victoria masiva» que mejora enormemente el acceso a los mercados canadienses y mexicanos. Se espera que las exportaciones agrícolas de EEUU aumenten en 2,2 mil millones en virtud del acuerdo. Sólo en Texas, la capital de los alimentos y el combustible de la América rural, el USMCA agregará 70.000 millones de dólares y 176.000 empleos.

Trump enumeró algunas de las potencialidades del nuevo acuerdo. Crecerán en 315 millones de dólares las exportaciones anuales a Canadá, que comprará un 50% más de aves de corral y un 500% más huevos, entre otras mercancías made in USA.

También significará un impulso para los fabricantes estadounidenses. En la industria automotriz de los EEUU esperan crear hasta 76.000 nuevos empleos y 34.000 millones de dólares en nuevas inversiones.

Fiat Chrysler ya está invirtiendo $ 4.5 mil millones y creando 6.500 nuevos empleos en Michigan y abriendo la primera nueva planta de Detroit en más de 30 años. La inversión de la otra gran automovilística, Ford, es de $ 1.5 mil millones y 3.000 nuevos empleos, mientras que General Motors invierte por valor de 2.2 mil millones $ y crea 2.200 nuevos empleos en Michigan.

Steel Dynamics está construyendo una fábrica de acero de rollo plano de 1.900 millones de dólares cerca de Corpus Christi. Y los fabricantes de automóviles internacionales están invirtiendo 25.000 millones de dólares USA en los Estados Unidos, que crearán 50.000 nuevos empleos estadounidenses como mínimo.

Al mismo tiempo y a diferencia del TLCAN, el antiguo y defenestrado acuerdo comercial, el USMCA aumenta la protección de la propiedad intelectual estadounidense, incorpora un capítulo sobre comercio digital, el primero de su tipo, y disposiciones para combatir las prácticas monetarias injustas.

Durante su alocución en los jardines de la Casa Blanca el dirigente estadounidense presumió de haber creado desde que llegó al poder más de 7 millones de nuevos empleos –en diciembre eran 6,6 millones– cuando las previsiones eran de 2 millones como máximo. También de haber elevado el ingreso medio real de los hogares hasta su nivel más alto jamás registrado y de tener a casi 160 millones de personas trabajando. «Más estadounidenses están trabajando hoy que nunca en la historia de nuestro país», resumió Trump.

También intervino el vicepresidente Mike Pence, quien agradeció a sus socios negociadores de México, «el secretario Ildefonso Guajardo, el embajador Jesús Seade, así como el absolutamente esencial Luis Videgaray, el secretario Marcelo Ebrard, así como la secretaria Graciela Márquez y los embajadores pasados y presentes Gutiérrez y Bárcena. También a los del «lado canadiense», al viceprimer ministro y buena amiga Chrystia Freeland, Gerry Butts, Katie Telford y Steve Verheul. Y a los embajadores pasados y presentes allí, MacNaughton y Heymen.

Y mientras todo esto acontecía en la Casa Blanca, continuaba en el Senado el juicio político (impeachment en inglés) al que los demócratas están sometiendo a Donald Trump, con las preguntas de los senadores, a través del presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, que actúa como jefe de la Cámara Alta, a los fiscales de la acusación demócrata y al equipo legal del presidente.

Tags: , , , , , ,