1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El TEDH impide usar un escenario para «satirizar» el odio antisemita

npr

M’Bala M’Bala en una imagen de npr

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha dictado una sentencia de relevancia en todo el territorio de la Unión sobre la libertad de expresión y el uso que algunos artistas hacen de ella para «cuestionar» o «satirizar» sobre los derechos humanos.

El TEDH resuelve el caso del espectáculo He hecho el gilipollas representado en una sala de Paris, el día 26 de diciembre de 2008, por el humorista Dieudonné M’Bala M’Bala, al que asistía Jean-Marie Le Pen, entonces presidente del Frente Nacional.

Tras terminar el espectáculo, M’Bala M’Bala invitó a Robert Faurisson, universitario condenado en Francia en varias ocasiones por sus tesis negacionistas y revisionistas consistentes en negar la existencia de las cámaras de gas en los campos de concentración, a que le acompañara sobre el escenario.

El demandante hizo que a este último se le entregara, a través de un actor vestido con un «traje de luces», a saber un pijama a rayas recordando al de los deportados judíos sobre el que estaba cosida una estrella amarilla marcada con la palabra «judío», el «premio a la intratabilidad y a la insolencia».

El premio consistía en un candelabro de tres brazos (constituyendo el candelabro de siete brazos un símbolo de la religión judía) cubierto con tres manzanas.

El incidente fue observado por las Fuerzas del Orden y en octubre de 2009 el Tribunal de Grande Instance (TGI) de Paris le condenó por injuria pública contra una persona o grupo de personas en base a su origen o a su pertenencia o no pertenencia a una etnia, nación, raza o religión determinada, en este caso personas de origen o confesión judía, con arreglo a la Ley de 29 de julio de 1881 de Libertad de Prensa, a una multa de 10.000 euros y al pago de 1 euro en concepto de daños e intereses a cada una de las partes civiles.

La Corte de Apelación confirmó la sentencia en marzo de 2011 y la Corte de Casación rechazó el recurso interpuesto en octubre de 2012 por el artista, que se quejó de una vulneración del artículo 7 (no hay pena sin ley) y del 10 (libertad de expresión) del Convenio Europeo de Derechos Humanos, al estimar que se restringía su libertad de expresión.

Pero el TEDH considera que un posicionamiento singularizado de odio y antisemita, travestido bajo la apariencia de una producción artística, es tan peligroso como un ataque frontal y abrupto y que no merece por tanto la protección del artículo 10 del Convenio.

El TEDH opina que el demandante trató, con el «tono negacionista y antisemita» de su espectáculo, de desviar el artículo 10 de su cometido al utilizar su derecho a la libertad de expresión para fines contrarios al texto y al espíritu del Convenio y que, si se admitieran, contribuirían a la destrucción de los derechos y libertades garantizados por el Convenio.

En consecuencia, el TEDH estima que en virtud del artículo 17 del Convenio, el demandante no puede gozar de la protección del artículo 10 y rechaza la demanda por ser incompatible ratione materiae con las disposiciones del Convenio.

Puede leer aquí el texto de la sentencia traducida al castellano

Tags: , , , , ,