1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El PE aprueba el nuevo acuerdo de pesca UE-Marruecos

Google Maps

Las aguas del Sahara Occidental se incluyen en el acuerdo (Google Maps)

Incluye las aguas del Sáhara Occidental

Esta martes el Parlamento Europeo ha dado el visto bueno al nuevo acuerdo de pesca UE-Marruecos, que incluye la región del Sáhara Occidental.

El texto del “acuerdo de colaboración de pesca sostenible” ha sido respaldado por 415 votos a favor, 189 en contra y 49 abstenciones. Permite el acceso de los barcos europeos a las aguas marroquíes, incluidas las del territorio del Sáhara Occidental, tal y como avaló el Tribunal de Justicia de la UE en febrero de 2018.

La Eurocámara considera que el acuerdo es beneficioso para la población local de la región, donde hay 141 empresas dedicadas al procesado de productos de la pesca, de las que dependen aproximadamente 90.000 empleos directos e indirectos, con una facturación aproximada de 450 millones. De esa cantidad, unos 240 millones, el 60%, se exportan a la UE.

El valor total de las oportunidades pesqueras, fijado en un protocolo anexo al acuerdo, asciende a 153,6 millones de euros para cuatro años (48,1 millones para el primer año, 50,4 millones para el segundo y 55,1 millones para los dos últimos). A cambio la Unión Europea pagará a Marruecos 50 millones de euros al año.

Los europarlamentarios no han entrado a prejuzgar el estatus del Sáhara Occidental. Simplemente han declarado su apoyo a los esfuerzos de la ONU en alcanzar una solución política que permita la autodeterminación de la población saharaui.

El acuerdo estará en vigor por un periodo indefinido, pero el protocolo anexo, en el que se detallan las oportunidades de pesca, tiene una validez de cuatro años y permite que, entre otras nacionalidades, unos 90 buques españoles de Andalucía, Canarias y Galicia vuelvan a faenar en el caladero marroquí.

Se espera que los barcos -de cerco, palangre de fondo, arrastre o para la pesca de túnidos con cerco y cañas- puedan volver a faenar en Marruecos antes del verano, una vez formalizados los últimos trámites: la ratificación de dicho acuerdo por el Parlamento marroquí y la posterior rúbrica del mismo por parte del rey Mohamed VI.

Desde que en julio de 2018 el acuerdo quedó suspendido los armadores españoles han recibido ayudas por valor de 487.000 euros y los tripulantes de 580.000.

En total, son 93 -de 138- licencias que corresponden a España. 22 para pesca artesanal Norte al cerco; 25 para pesca artesanal norte al palangre de fondo; 10 para pesca artesanal sur a las líneas y cañas; 12 para pesca demersal, arrastreros y palangreros de fondo; 23 para pesca de atún, cañas y líneas; y 1 licencia para pesca pelágica industrial.

El Parlamento también ha dado su apoyo al plan plurianual de gestión pesquera de las aguas occidentales para poblaciones demersales, que ya había sido acordado de manera informal con los ministros de la UE. 525 eurodiputados votaron a favor, 132 en contra y 19 se abstuvieron.

Este plan, que se aplica a la zona del Atlántico noreste, conocida como aguas occidentales, afecta a buques de España, Bélgica, Alemania, Francia, Irlanda, Portugal y Reino Unido, que pescan merluza y cigalas en el Cantábrico y en el oeste de la Península Ibérica, lenguado del Golfo de Vizcaya, así como arenque y bacalao.

El objetivo del plan es garantizar que menos del 5% de la población corra el riesgo de ver reducida su capacidad reproductiva.

Ecologistas en Acción han criticado el acuerdo en cuanto incumple la legislación internacional referida al Sáhara Occidental y pone en grave riesgo el desarrollo económico de esa región norteafricana.

Llaman la atención sobre las sentencia del TJUE sobre este asunto y sobre todo de la última en la que concluyó que, según la legislación internacional, el Sáhara Occidental no forma parte de Marruecos y que por tanto, sus recursos no pueden ser explotados por una potencia extranjera. Por ende, entienden, “legalmente los acuerdos firmados con Marruecos no pueden ser extensibles al Sáhara Occidental”.

Eneko Aierbe, coordinador del área de Medio Marino de Ecologistas en Acción ha declarado que el texto no solo es perjudicial para los recursos saharahuis, también podría serlo para los pescadores artesanales españoles.

“Al mezclar en un mismo acuerdo flota artesanal que faena en aguas del norte legalmente pertenecientes a Marruecos con flota industrial que faena en aguas del Sáhara Occidental, cualquier nueva sentencia de anulación del Acuerdo de colaboración por parte del TJUE en un futuro, dejaría en una situación de vulnerabilidad legal a muchas embarcaciones artesanales de las costas andaluzas que no tendrían por qué verse afectadas si el acuerdo se limitase a aguas marroquíes”. 

Tags: , , , , , ,