- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

El Eurogrupo se abre a flexibilizar el déficit

Mario Centeno

El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, hoy en Bruselas (Foto: EU)

Por la influencia del Covid-19 en las cadenas de suministro

La UNCTAD ha cifrado en 50.000 millones de dólares USA el impacto que ha tenido ya la epidemia en las cadenas de suministros mundiales [1]

El Eurogrupo ha celebrado hoy una conferencia telefónica con ministros de países no pertenecientes a la zona del euro con los que ha analizado la evolución económica y los efectos financieros de la propagación de la enfermedad por coronavirus Covid-19.

Al terminar la teleconferencia, el presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, ha declarado que, dado el impacto potencial sobre el crecimiento, incluida la interrupción de las cadenas de suministro, admitirá «una desviación temporal de la ruta de ajuste, al tiempo que preserva la sostenibilidad fiscal».

Centeno ha precisado que, esta medida, que debe ser monitoreada en última instancia por la Comisión Europea, sólo podrá utilizarse «si se demuestra que el gasto adicional está relacionado con el coronavirus y si es solo de naturaleza temporal».

En su afán de proteger las economías de los Estados miembros de la eurozona el Eurogrupo se ha preparado para «coordinar» las respuestas y «usar todas las herramientas para lograr un crecimiento fuerte y sostenible y para protegernos contra una mayor materialización de riesgos a la baja».

En las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento existe una cláusula que permite relajar los objetivos de déficit y gasto público cuando sobreviene una contingencia «inusual fuera del control del gobierno». Corresponde a la Comisión Europea implementar esta regla y evaluar las solicitudes de los Estados miembros. Por eso Centeno se ha remitido a Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión, y a Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, cuando ha mencionado «la gama de políticas fiscales, financieras y estructurales necesarias para salvaguardar el bienestar de nuestros ciudadanos y amortiguar los efectos negativos del coronavirus en el crecimiento».

El Gobierno de España ha presentado recientemente una senda fiscal «más relajada» y conforme a la realidad económica actual del país, en palabras de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero [2]. Precisamente, el Senado ha aprobado este miércoles (133 votos a favor, 109 en contra y 14 abstenciones) esa nueva senda de estabilidad presupuestaria para el período 2020-2023 así como el límite de gasto no financiero, el llamado «techo de gasto». La nueva senda de estabilidad sienta las bases para la elaboración de los Presupuestos Generales de 2020.

Pero ahora, atendiendo al impacto potencialmente significativo de la «peste china» en el crecimiento es posible que la «hoja de ruta» del Ejecutivo de coalición tenga que modificarse, si, como todo el mundo se malicia, los ingresos ya no alcanzarán las cifras reflejadas en las cuentas públicas. Y si los ingresos no son los esperados ¿cómo podrá el Ejecutivo mantener el gasto programado?