1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Ejército español pone fin a 14 años de misión en Afganistán

FAS

Los soldados vuelven a casa (Foto: FAS)

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, está en Canarias supervisando la búsqueda de los tres militares españoles desaparecidos en aguas del Atlántico el jueves pasado

Tras catorce años, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, presidió ayer el último arriado de bandera en la Base de Herat, en el oeste de Afganistán, con el que terminan las operaciones de las Fuerzas Armadas (FAS) españolas en el país centroasíatico.

Desde enero de 2002 han participado en la misión un total 29.861 militares de los tres Ejércitos y la Guardia Civil y han muerto 102 soldados (dos intérpretes civiles). La operación, a más de 6.000 kilómetros de España, ha supuesto el principal reto asumido por las FAS españolas en misiones internacionales.

Hasta ayer, permanecían en Herat alrededor de 450 militares españoles encargados de completar el desmontaje de las instalaciones que no se cederán a las autoridades afganas. El repliegue escalonado de medios y hombres iniciado este verano concluirá el 27 de octubre. A partir de ese día sólo quedará en Afganistán el personal desplegado en el Cuartel General de la Missión Resolute Support de la capital, Kabul.

Acompañada por los jefes de Estado Mayor de la Defensa y del Ejército, entre otros,  la vicepresidenta destacó, durante el acto de arriado, que en esta misión han participado casi 30.000 militares españoles que han efectuado 28.000 patrullas, recorrido más de tres millones de kilómetros y practicado una cifra superior a las mil inspecciones de armamento o las 14.000 desactivaciones de minas y artefactos. Y todo, resaltó, en defensa de la estabilidad y un mejor futuro para Afganistan.

Sáenz de Santamaría aprovechó la ocasión para recordar que las Fuerzas Armadas mantienen desplegados en otras misiones internacionales a 2.576 militares españoles.

Al terminar, unos 90 militares españoles compartieron con la vicepresidenta avión de regreso a España. Un vuelo que tuvo que permanecer en Turquía durante casi doce horas por un problema técnico del avión.

Santamaría viajó a Afganistán en sustitución del ministro de Defensa, Pedro Morenés, que se encuentra en Canarias supervisando la búsqueda de los tres militares españoles que se estrellaron en un helicóptero del Ejército del Aire en aguas canarias, a unas 280 millas náuticas de Gando y a 40 millas náuticas al suroeste de Dakhla, cuando regresaban de unas maniobras en Dakar (Senegal).

Fue el pasado jueves cuando la aeronave cayó al Atlántico. En un primer momento se creyó que habían sobrevivido al accidente, ya que las autoridades marroquíes aseguraron -sin haber contrastado la información- que habían sido rescatados por la tripulación de un pesquero, información que posteriormente fue desmentida.

Un equipo de buzos de la Armada se sumergió ayer en el lugar en que fue localizada la baliza de emergencia del helicóptero, a 45 kilómetros de la costa del Sáhara Occidental. Pero no encontraron a los soldados. Los trabajos para tratar de hallar la cabina del helicóptero continuaron a lo largo de la noche con robots submarinos llegados a la zona a bordo del buque del Ministerio de Fomento Olimpic Zeus.

Morenés sigue personalmente las labores de búsqueda desde la Base Aérea de Gando, donde también se encuentran los familiares de los militares desaparecidos.

Algunas informaciones no descartan que hayan sido secuestrados. La razón de esta sospecha radica en el hecho de que el mismo día del accidente un barco holandés llegó a situarse junto al helicóptero accidentado, cuando aún flotaba. Los tripulantes llegaron a tener amarrado el aparato, pero finalmente no consiguieron sujetarlo. Durante ese intento de salvamento, los holandeses no vieron a nadie ni dentro de la cabina ni en los alrededores, según Defensa.

 

Tags: , , , , ,