1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El derecho europeo permite bloquear barcos-rescate de ONG

Cuando detecten en ellos deficiencias manifiestamente peligrosas para la seguridad, la salud o el medio ambiente

Los buques que operan en el Mediterráneo rescatando a los inmigrantes abandonados en  medio del mar por las mafias que se dedican a la trata de personas pueden ser inmovilizados y sujetos a inspecciones en el puerto de acogida.

Lo establece una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dada a conocer hoy que rechaza un recurso interpuesto por Sea Watch, una ONG alemana a la que Italia retuvo en los puertos de Palermo y Porto Empedocle a dos de sus buques -el Sea Watch 3 y el Sea Watch 4- dedicados a ‘carga general-polivalentes’.

Durante el verano de 2020, tras haber realizado operaciones de salvamento y haber desembarcado a las personas rescatadas en los puertos italianos ambos buques fueron inspeccionados por las capitanías marítimas de las dos ciudades italianas. Dichas inspecciones pusieron de manifiesto varias deficiencias técnicas y operativas, algunas de ellas consideradas manifiestamente peligrosas para la seguridad, la salud o el medio ambiente, en los barcos, que fueron inmovilizados en los respectivos puertos.

Lo primero que se puso de manifiesto es que los barcos se destinaban a la búsqueda y salvamento marítimo pese a no estar certificados para ese servicio y de que habían aceptado a bordo un número de personas muy superior al indicado en los certificados.

En sus conclusiones de hoy, el abogado general Athanasios Rantos estima que la Directiva 2009/16 sobre control de buques se aplica a aquellos barcos que, pese a haber sido registrados como ‘buques de carga polivalentes’, se dedican al salvamento marítimo.

Según Athanasios Rantos, entre los objetivos de la Directiva 2009/16 está el de contribuir a reducir de forma drástica el número de naves que no cumplen la normativa que navegan en las aguas bajo jurisdicción de los Estados miembros, en particular para mejorar la seguridad, la prevención de la contaminación y las condiciones de vida y de trabajo a bordo.

Respecto a las condiciones que justifican una inspección en tierra, el abogado general considera evidente que un buque que sistemáticamente transporta a un número de personas superior al número de máximo de personas que puede transportar conforme a sus certificados puede representar, en determinadas circunstancias, un peligro para las personas, los bienes o el medioambiente.

En esas circunstancias y en virtud del Derecho de la Unión, el Estado rector del puerto puede adoptar medidas de inmovilización. Porque  ‘el mero hecho de que un buque desarrolle la actividad de búsqueda y salvamento marítimo de forma sistemática no lo sustrae de la obligación de cumplir las exigencias que le resultan de aplicación en virtud del Derecho internacional o del Derecho de la Unión’.

Rantos precisa que no existe, a día de hoy, ni en el Derecho de la Unión ni en el Derecho internacional clasificación alguna para los buques que realizan actividades de búsqueda y salvamento marítimo. Y puntualiza que esto no impide que un buque que no se utiliza conforme a sus certificaciones pueda constituir un incumplimiento de los requisitos de explotación de ese buque y representar, en particular, un peligro.

Tags: , , , , ,