1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El cultivo de cocaína bate récords en Sudamérica

Cocaína UNODC

Parte de uno de los miles de alijos incautados por las autoridades en Sudamérica (Foto. UNODC)

Entre 2013 y 2017 se han formado nuevos cárteles de la droga y ha aumentado la violencia en América Latina

El cultivo de cocaína en América del Sur se duplicó entre 2013 y 2017, especialmente en Brasil, Colombia y Venezuela, país este último en el que ha aparecido una nueva red de narcotráfico conocida como el «Cartel de los Soles”.

Es la principal conclusión del último informe (de 2019) de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que certifica que la violencia ha aumentado en la zona a medida que han aumentado las plantaciones de hoja de coca. En Brasil, Colombia y Venezuela la tasa de homicidios es superior a la media regional de 22 por 100.000. Para ponerlo más claro: el informe confirma que el 33% de los asesinatos mundiales ocurren en América Latina y el Caribe, lo que la convierte en una de las regiones más violentas del mundo.

La superficie total destinada al cultivo ilegal de coca en América del Sur aumentó de las 120.600 hectáreas en 2013 a un récord histórico de 245.000 en 2017, año en el que, gracias sobre todo al aumento registrado en Colombia, la fabricación de cocaína también alcanzó un nuevo máximo histórico en 2017.

Luis Alberto Otárola, miembro de la JIFE señala que «América del Sur es responsable de la producción total de la hoja de coca, pasta base y clorhidrato de cocaína en todo el mundo. Toda la red y las mafias que se originan para trasladar este producto a Europa y, sobre todo, a América del Norte, han corrompido a funcionarios y está implicada en la poca predisposición para combatir la situación en sistemas corruptos».

Gracias a la poca o nula vigilancia los narcotraficantes fletan minisubmarinos o usan avionetas que van a África o que hacen permanentemente la ruta del norte de Sudamérica hacia Honduras y El Salvador y de ahí a América del Norte.

La facilidad con la que la cocaína se extiende por toda América del Sur es lo que más preocupa a la JIFE, que vigila de cerca el crecimiento de la superficie de coca en los países de la región andina, donde también se ha incrementado la producción potencial de cocaína a un récord histórico de casi 2.000 toneladas.

Otárola critica que «un país de la región andina que no está midiendo la superficie ilegal de coca» mientras pone como ejemplo el caso de Perú, «cuyo modelo de desarrollo alternativo, integral y sostenible ha funcionado muy bien en los últimos años». Blanco y en botella…

La gran mayoría de la cocaína que se produce en América del Sur va del mercado colombiano hacia los Estados Unidos donde se ha detectado una alta pureza de la cocaína, con el consiguiente aumento de los precios y un rebrote del consumo. Otra gran parte se destina al mercado europeo a través de los puertos africanos o directamente a los muelles del viejo continente, principalmente en Holanda y España.

“Y la cocaína que sale de Perú y baja desde Colombia por el río Amazonas también pasa por Guyana y Venezuela. También tenemos datos que reflejan que estarían saliendo ingentes cantidades de este producto hacia Europa por esta ruta: Brasil, Guyana, Venezuela”, señala el experto, que añade que los mayores alijos se envían por mar aprovechando que ocultarla entre las mercancías aparentemente lícitas de los mercantes es más barato.

«En los últimos años las organizaciones criminales han transportado grandes cantidades de droga a Europa y los Estados Unidos desde Colombia, pasando por la República Bolivariana de Venezuela”. En la «narcodictaura» de Nicolás Maduro las mafias «han logrado infiltrarse en las fuerzas de seguridad gubernamentales y han creado una red informal conocida como el ‘Cártel de los Soles’ para facilitar la entrada y salida de drogas ilegales”.

Google Maps

La droga y la miseria han convertido esta zona en una de las más peligrosas del mundo (Google Maps)

Por supuesto, alrededor de la droga todo es violencia. En América Central y el Caribe, la JIFE observa da fe de que «las pandillas locales y las bandas explotan la subregión de Centroamérica y el Caribe como zona de tránsito y, dado que el tráfico de cocaína sigue siendo la fuente de ingresos más lucrativa, se intensifica la competencia, sobre todo en los segmentos jóvenes, para controlar los mercados y para incentivar el consumo de otras sustancias como los opioides y las drogas duras”.

Mientras tanto, la mayoría de los países de Centroamérica y el Caribe no recopilan datos sobre el consumo de drogas ni sobre la disponibilidad de sustancias fiscalizadas para fines médicos. Otárola indica que la JIFE no ha podido trabajar con cifras oficiales en América Central, efectivamente, no se ha podido contactar con cifras oficiales. Existe un desfase en cuanto a la información o no está actualizada o no ha sido trabajada adecuadamente”.

Y ¿qué ocurre en América del Norte? Pues que continúa sufriendo una severa «crisis de opioides». Y aunque durante 2018 las muertes relacionadas con los opioides sintéticos, como el fentanilo, aumentaron, las relacionadas con los opioides semisintéticos, como la oxicodona, disminuyeron. El informe también indica que tanto en Estados Unidos como en Canadá la heroína es fácil de obtener y que aumentó el número de bandas involucradas en el mercado ilícito de esta sustancia. Asimismo, aumentó la disponibilidad y demanda de cocaína en Estados Unidos y Canadá. A esto hay que añadir que las medidas de legalización y despenalización del cannabis se extienden por América del Norte.

El nuevo problema relacionado con las drogas en América del Norte es «la red oscura» o Dark web, a través de la que se trafica en línea. «Hay una red internacional de tráfico de drogas que viene usando la Red Oscura  donde las grandes corporaciones del narcotráfico internacional han conseguido transportar más eficientemente el producto», asevera el experto de la JIFE, que termina asegurando que los «narcos» se valen de las criptomonedas para complicar su persecución.

Tags: , , , , , , , , , ,