1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El acuerdo UE-Mercosur beneficia a 780 millones de personas

UE-Mercosur

El acuerdo UE-Mercosur ha tardado más de 20 años en firmarse

El pacto se alcanzó el pasado viernes tras 20 años de negociaciones

Supondrá un ahorro de más de 4.000 millones de euros para las empresas de ambos lados

La Unión Europea (UE) y el Mercosur alcanzaron el pasado viernes el mayor acuerdo comercial celebrado por la UE hasta la fecha.

La UE es el primer socio importante en alcanzar un pacto comercial con el bloque que forman Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y que afecta a 780 millones de habitantes.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, declaró tras la firma que las empresas, los trabajadores y la economía a ambos lados del Atlántico se ahorrarán más de 4.000 millones de euros anuales en concepto de derechos de aduana.

Desde que en 2014 Juncker llegó a la presidencia de la Comisión, la Unión Europea ha suscrito acuerdos con quince países, en particular con Canadá y Japón y este nuevo con los cuatro países del Mercosur. Y a mediados de abril el Consejo autorizó negociaciones con EEUU.

El acuerdo con Canadá abarca 72.000 millones de euros en mercancías y 35.000 millones en Servicios para una población total de 550 millones de personas. El rubricado con Japón significa un ahorro de 1.000 millones de euros a un PIB conjunto de 21 billones de euros y a una población de 639 millones de habitantes. El comercio de mercancías entre estos dos polos alcanza los 135.000 millones de euros y el de Servicios 53.000 millones. Y ahora este con el Mercosur, el más importante por número de habitantes (773 millones de personas) y por ahorro en aranceles (4.000 millones de euros).

El UE-Mercosur afianzará las «importantes reformas económicas y la modernización que están teniendo lugar en los países del Mercosur». Respeta las normas más estrictas en materia de seguridad alimentaria y protección de los consumidores, así como el principio de precaución en materia de seguridad alimentaria y normas medioambientales, y contiene compromisos específicos en materia de derechos laborales y protección del medio ambiente, incluida la implementación del Acuerdo de París sobre el clima y las normas de ejecución conexas.

Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, insistió el viernes en el ahorro que supondrá el nuevo acuerdo comercial para las empresas europeas: «más de 4.000 millones de euros en derechos en frontera, cuatro veces más que en virtud del acuerdo con Japón».

Entre las características principales del acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur Phil Hogan, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, destacó las bondades incluidos para los agricultores europeos. Hogan considera que los productos agroalimentarios de alta calidad de la UE recibirán a partir de ahora la protección que merecen en los países del Mercosur, lo que reforzará su posición de mercado y aumentará sus oportunidades de exportación. Y a pesar de que se abre el mercado a productos agrícolas del Mercosur éstos se gestionarán cuidadosamente para garantizar que no hay riesgo de que ninguna plaga inunde el mercado de la UE y ponga en peligro los medios de subsistencia de los agricultores de la UE.

Así pues, el acuerdo entre la UE y el Mercosur eliminará la mayoría de los aranceles sobre las exportaciones de la Unión a los países del Mercosur, lo que ahorrará a las empresas europeas 4.000 millones de euros anuales en derechos de aduana.

Esta rebaja de «peajes» ayudará a los sectores industriales de la UE que hasta ahora se han enfrentado a aranceles elevados y a veces prohibitivos. Entre ellos los automóviles que se enfrentaban a un arancel del 35%, o el sector de las piezas para la automoción (14-18%), la maquinaria (14-20%), las sustancias químicas (hasta un 18%), los productos farmacéuticos (hasta un 14%), la ropa y el calzado (35%) o los tejidos de punto (26%).

También el sector agroalimentario europeo se beneficiará de la reducción drástica de elevados aranceles del Mercosur a productos que exporta la UE, como el chocolate y los productos de confitería (20%), el vino (27%), las bebidas alcohólicas (entre el 20 y el 35%) y las bebidas refrescantes (entre el 20 y el 35%). Asimismo, el acuerdo proporcionará un acceso libre de derechos sujeto a contingentes a los productos lácteos de la UE (actualmente con un arancel del 28%), especialmente en el caso del queso.

Los países del Mercosur también establecerán garantías jurídicas que protejan de imitaciones a 357 productos alimenticios y bebidas europeos de calidad reconocidos como indicaciones geográficas (IG), por ejemplo el Tiroler Speck (Austria), el Fromage de Herve (Bélgica), la Münchener Bier (Alemania), el Comté (Francia), el Prosciutto di Parma (Italia), el Polska Wódka (Polonia), el Queijo S. Jorge (Portugal), el Tokaji (Hungría) o el jabugo (España).

Surgirán nuevas oportunidades de negocio para las empresas de la UE que optan a contratos públicos y a los prestadores de servicios en los sectores de la tecnología de la información, las telecomunicaciones y el transporte, entre otros. Simplificará los controles fronterizos, reducirá la burocracia y limitará el uso de los impuestos a la exportación por los países del Mercosur. Las pequeñas empresas de ambas partes también se beneficiarán gracias a una nueva plataforma en línea que facilitará el acceso a toda la información pertinente.

El acuerdo no sólo genera beneficios económicos a ambos lados. También se ciñe a normas rigurosas y a implementar el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. De hecho, un capítulo abarcará cuestiones como la gestión sostenible y la conservación de los bosques, el respeto de los derechos laborales y la promoción de una conducta empresarial responsable.

Las normas de seguridad alimentaria de la UE seguirán siendo las mismas y todas las importaciones tendrán que cumplir las rigurosas normas de la UE, como sucede actualmente. Las disposiciones acordadas en materia de seguridad alimentaria y de sanidad animal y vegetal reforzarán la cooperación con las autoridades de los países socios y acelerarán el flujo de información sobre cualquier posible riesgo mediante un sistema de información y notificación más directo y eficiente. De esta manera, el acuerdo garantiza más eficientemente la seguridad de los productos comercializados entre la UE y los países del Mercosur.

Por último, el acuerdo comercial alcanzado el viernes forma parte de un nuevo Acuerdo de Asociación global que se está negociando entre la UE y los países del Mercosur. Se compone de un pilar político y de cooperación sobre el que los negociadores ya alcanzaron un acuerdo general en junio de 2018 en Montevideo y de un pilar comercial. La migración, la economía digital, la investigación y la educación, los derechos humanos, incluidos los derechos de los pueblos indígenas, la responsabilidad empresarial y social, la protección del medio ambiente y la gobernanza de los océanos, así como la lucha contra el terrorismo, el blanqueo de capitales y la ciberdelincuencia, son parte de estos dos pilares.

Tags: , , , , ,