1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El 70% de la basura marina son plásticos de un solo uso

UE

Además de redes y artes de pesca estos son los 9 residuos plásticos más encontrados en las playas europeas

Y redes y artes de pesca abandonados

La Comisión Europea propone reducir este tipo de productos

Según un estudio de la Unión Europea el 70% de todos los residuos marinos lo componen productos de plástico de un solo uso y artes de pesca perdidos y abandonados.

A nivel mundial, los plásticos representan el 85% de la basura marina. Los plásticos incluso llegan a los pulmones y las mesas de los europeos a través de los microplásticos, que están presentes en el aire, el agua y los alimentos, con efectos desconocidos para la salud.

Los residuos plásticos en los océanos y mares no cesan de aumentar. Por ello, la Comisión Europea prohibirá la comercialización de productos de plástico de un solo uso para los cuales haya alternativas asequibles. Y si no las hay limitará su uso.

Después de impulsar una campaña contra las bolsas de plástico en 2015, el 72% de los europeos afirma haber reducido el uso de ese tipo de bolsas (según Eurobarómetro).

Ahora, en la Unión toca ocuparse de los diez productos de plástico de un solo uso. Para ello, se prohibirá el plástico en determinados productos.

La prohibición se aplicará a los bastoncillos de algodón, los cubiertos, los platos, las pajitas, los agitadores de bebidas y los palitos de globos de plástico, que deberán estar fabricados exclusivamente con materiales más sostenibles. Los recipientes de bebidas de un solo uso de plástico solo podrán comercializarse si sus tapas y tapones permanecen unidos a ellos.

Los Estados miembros podrán establecer objetivos de reducción a nivel nacional, ofrecer productos alternativos en el punto de venta o garantizar que no puedan proporcionarse de forma gratuita productos de plástico de un solo uso. Además, estarán obligados a recoger el 90 % de las botellas de bebidas de plástico de un solo uso de aquí a 2025.

Los productores contribuirán a cubrir los costes de la gestión y la limpieza de residuos, así como a las medidas de sensibilización contra los recipientes alimentarios, los envases y envoltorios (por ejemplo, de patatas fritas y golosinas), los recipientes y vasos de bebidas, los productos del tabaco con filtro (por ejemplo, colillas), las toallitas húmedas, los globos y las bolsas de plástico ligeras.

También se ofrecerán a la industria incentivos para desarrollar alternativas menos contaminantes a esos productos.

Algunos productos deberán llevar una etiqueta clara y normalizada que informe sobre el modo de eliminación de los residuos, su impacto ambiental negativo y la presencia de plásticos en ellos. Este requisito se aplicará a las compresas higiénicas, las toallitas húmedas y los globos.

En el caso de los artes de pesca, que suponen el 27 % de toda la basura que se encuentra en las playas, la Comisión se propone obligar a los productores de artes de pesca de plástico a sufragar los costes de la recogida de residuos por las instalaciones portuarias receptoras y los de su transporte y tratamiento. También deberán correr con los gastos de las medidas de sensibilización.

Según los cálculos de las autoridades europeas, estas medidas evitarán que se emitan 3,4 millones de toneladas equivalentes de CO2; también que se produzcan unos daños ambientales que costarían unos 22.000 millones de euros de aquí a 2030; y, por último, y no menos importante, permitirán a los consumidores ahorrar 6.500 millones.

Además de los beneficios medioambientales, el vicepresidente Jyrki Katainen, responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad de la Unión, considera que esta batalla contra el plástico permitirá a las empresas europeas crear productos que serán mundialmente demandados en las próximas décadas.

Katainen espera que los incentivos para buscar soluciones más sostenibles al plástico puede dar a las empresas europeas el liderazgo tecnológico frente a sus competidores de todo el mundo.

Por otra parte, al enfrentarse a la basura marina, la Unión Europea se situará en una posición de fuerza para impulsar el cambio a nivel mundial, a través del G-7 y del G-20 y mediante la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Tags: , , , , , , ,