1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

China, India y EAU apoyan a Putin en el Consejo General

Xi Jinping y Vladimir Putin

Xi Jinping y Vladimir Putin, presidentes de China y Rusia, son los principales enemigos de la democracia en Occidente. Compre algo hecho en China o Rusia y será su cómplice (Foto: Kremlin)

Las tres potencias se abstienen al votar la resolución del Consejo de Seguridad que condenaba la ofensiva lanzada por Vladimir Putin sobre Ucrania y que contó con el voto a favor de 11 de los 15 miembros

El ‘normal’ veto de la Federación de Rusia impidió aprobar el texto

Rusia no está sola en su guerra contra Ucrania. Además de los países sudamericanos gobernados por el nuevo socialcomunismo -Cuba o Venezuela, por citar los dos ejemplos más evidentes- la Rusia de Vladimir Putin cuenta con más apoyos en el ámbito internacional.

Quedó demostrado ayer, durante una sesión extraordinaria celebrada en el Consejo General de las Naciones Unidas (ONU) en la que se votaba la condena de la guerra comenzada por Putin en suelo ucraniano. La China comunista de Xi Jinping, la India presidida por Ram Nath Kovind, y los Emiratos Árabes Unidos (Abu Dabi o Dubái entre ellos) cuya cabeza visible es Mohamed bin Rashid Al Maktum, se abstuvieron a la hora de condenar la invasión militar de Ucrania ordenada por Putin.

La resolución, que se producía bajo el capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, hubiera permitido al Consejo tomar las medidas necesarias para restablecer la paz y la seguridad, incluido el uso de la fuerza militar. Obtuvo el voto a favor de Albania, Brasil, Gabón, Ghana, Kenia, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Irlanda, México y Noruega. Se abstuvieron China, India y los Emiratos Árabes Unidos. Rusia votó en contra.

Como es sabido, el voto en contra de cualquiera de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia- significa el veto sobre la resolución, lo que impide que el Consejo de Seguridad pueda actuar en los términos propuestos. El documento condenaba también la decisión de Rusia de reconocer (en 2014) las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk y le exigía revertirla.

A pesar de que la situación en Ucrania se examinará ahora en la Asamblea General, ‘donde el veto de Rusia no cuenta y las naciones del mundo pueden pedir cuentas a Rusia y solidarizarse con Ucrania’, lo cierto es que los ciudadanos de Ucrania están sufriendo bombardeos rusos desde el jueves. Su presidente, Volodímir Zelenski, ha reconocido al menos 198 muertos y 1.115 heridos desde el comienzo de la invasión rusa. Algunas informaciones aclaran que los misiles rusos impactaron contra 800 objetivos durante la pasada madrugada. Se sabe que la capital, Kiev, podría ser tomada en pocos días por las tropas rusas comandadas por Vladimir Putin.

Desde Occidente a lo más que han llegado es a congelar los activos financieros del presidente ruso y de su ministro de Asuntos Exteriores, Serge Lavrov, ‘los arquitectos de la guerra de Rusia contra Ucrania’.

Algo es algo. Ayer, Estados Unidos, en coordinación con sus aliados y socios, impuso sanciones al presidente ruso, Vladimir Putin, a su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, así como a otros miembros del Consejo de Seguridad de Rusia.

Esto se suma a las medidas adoptadas por Estados Unidos y sus socios a principios de semana contra la infraestructura central del sistema financiero ruso, incluidas sanciones contra las instituciones financieras más grandes de Rusia, la restricción de la capacidad del Gobierno ruso para recaudar capital y la reducción del acceso a tecnologías críticas. Se pretende aislar a Rusia del sistema financiero mundial y de la comunidad internacional.

Desde el Departamento del Tesoro norteamericano se señala a Putin y Lavrov como los directamente responsables de ‘la invasión no provocada e ilegal de Rusia a Ucrania, un estado soberano democrático’. Tanto Putin como Lavrov se unen a un grupo muy pequeño que incluye a dictadores como Kim Jong Un (Corea del Norte), Alyaksandr Lukashenka (actual presidente de Bielorrusia y colaborador de Putin en la ocupación de Ucrabnua) y Bashar al-Assad (Siria).

Además, el Departamento de Estado de los EEUU incluyó en su ‘lista negra’ al ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, y al general del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Rusas, Valery Gerasimov, responsables inmediatos de la invasión de Ucrania, junto a otros 11 miembros del Consejo de Seguridad de Rusia (Valentina Matviyenko, Sergei Naryshkin, Vyacheslav Volodin, Sergei Ivanov, Nikolai Patrushev, Vladimir Kolokoltsev, Alexander Bortnikov, Igor Krasnov, Igor Shchegolev, Vladimir Ustinov y Viktor Zolotov).

Todas las propiedades de los mencionados que se encuentren en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueadas y deben informarse a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC). Además, también se bloquea cualquier empresa que sea propiedad, directa o indirectamente, en un 50% o más de una o más de las personas señaladas. Todas las transacciones realizadas por personas de EEUU o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren bienes o intereses de las personas designadas o bloqueadas están prohibidas a menos que estén autorizadas por una licencia específica emitida por la OFAC. Estas prohibiciones incluyen la realización de cualquier contribución o provisión de fondos, bienes o servicios por, para o en beneficio de cualquier persona bloqueada y la recepción de cualquier contribución o provisión de fondos, bienes o servicios de dicha persona.

Tags: , , , , , , ,