1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Bruselas concede a España y Portugal más plazo para cumplir el déficit

Pierre Moscovici

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos (Foto: EC)

La Comisión Europea retrasa a julio su decisión sobre la multa a España por déficit excesivo

Puede leer aquí las recomendaciones, en inglés, específicas para España

La Comisión Europea ha concedido a España una prórroga de un año, hasta 2017, para que reduzca su déficit por debajo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB), a cambio de una reducción del gasto del 0,25% del PIB este año y de 0,5% en 2017, es decir, 8.100 millones en total.

Las autoridades económicas europeas han hecho lo mismo con Portugal. Asimismo, Bruselas, que reclama más reformas, aplaza hasta julio su decisión sobre si pone en marcha el procedimiento sancionador a ambos países por el incumplimiento de reducción del déficit público.

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, explicó que han tenido en cuenta «el ciclo económico, el respeto a las reglas, pero también el momento en el ritmo de crecimiento, que deseamos consolidar». Es decir, que, como defendió después de conocer las decisiones tomadas por las autoridades europeas el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, las autoridades comunitarias valoran el crecimiento y el esfuerzo fiscal españoles de los últimos 4 años.

La Unión Europea no quiere frenar el crecimiento de España, que siendo un ejemplo en creación de empleo y que aporta el 30% del crecimiento de la eurozona.

La Comisión ha formulado recomendaciones específicas por país (REP), en las que expone las orientaciones en materia de política económica que dirige a cada Estado miembro para los próximos 12 a 18 meses.

Como explicó Valdis Dombrovskis, vicepresidente responsable del Euro y el Diálogo Social, Bruselas es consciente de que la Unión necesita fortalecer la recuperación económica, reducir los obstáculos al crecimiento y fomentar el empleo. Claro que es necesario hacer esfuerzos de ajuste en varios países, en concreto en aquellos donde los altos niveles de deuda siguen siendo una rémora para el crecimiento y una fuente de vulnerabilidad.

En este sentido, el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, abundó en la idea de que «el bajo crecimiento global y la elevada incertidumbre nos obligan a intensificar nuestros esfuerzos para robustecer la economía europea mediante reformas bien orientadas».

La Comisión también recomienda al Consejo que dé por terminado el procedimiento de déficit excesivo de Chipre, Irlanda y Eslovenia, ya que en 2015 estos países lograron situar sus déficit por debajo del 3% del PIB establecido en el Tratado y puede preverse que la corrección sea duradera. Esto significa que los déficits van a mantenerse por debajo del 3% del PIB en 2016 y 2017. De este modo Chipre habría salido del procedimiento un año antes del plazo de 2016. Si el Consejo así lo decide, el número total de Estados miembros en el procedimiento de déficit excesivo se reduciría a seis (Croacia, España, Francia, Grecia, Portugal y Reino Unido), de los 24 que eran en la primavera de 2011.

En segundo lugar, la Comisión adoptó informes sobre Bélgica, Italia y Finlandia con arreglo al artículo 126, apartado 3, del TFUE, en los cuales revisa el cumplimiento del criterio de deuda del Tratado. Aunque estos países parecen alejarse del valor de referencia de la deuda y del ritmo de referencia de la reducción para alcanzarlo, una vez analizados los factores pertinentes, los informes sugieren que debe considerarse que actualmente cumplen el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. En lo que respecta a Italia, antes de noviembre la Comisión revisará su evaluación de los factores pertinentes en un nuevo informe, en cuanto disponga de más información sobre la reanudación de la trayectoria de ajuste hacia el objetivo presupuestario a medio plazo de 2017.

La Unión tiene en cuenta que a medida que los factores externos de la recuperación de Europa se debilitan, ganan importancia las fuentes nacionales de crecimiento. Por ello las recomendaciones de las autoridades se centran en tres prioridades: la inversión aún es escasa en comparación con los niveles anteriores a la crisis, pero está cobrando impulso; el avance de las reformas estructurales debe ser más rápido para impulsar la recuperación y elevar el potencial de crecimiento a largo plazo de las economías de la UE; todos los Estados miembros deben mantener unas políticas presupuestarias responsables y estructurar sus presupuestos de manera favorable al crecimiento.

Tags: , , , , ,