1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Amnistía Internacional cerrará sus oficinas de Hong Kong

Hong Kong Google Maps

Los chinos han convertido Hong Kong en un lugar indeseable… (Google Maps)

Desde que la isla bajo protectorado británico hasta 1997 pasó a depender de China las libertades han dejado de ser un derecho social

Amnistía Internacional (AI) cerrará sus dos oficinas de Hong Kong al acabar el año. Lo ha anunciado hoy la organización, que trasladará su personal a otras de sus oficinas de Asia y Oceanía.

Los responsables de AI afirman que su decisión está motivada por la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong promovida por el régimen comunista chino que ‘impide a las organizaciones de derechos humanos trabajar libremente y sin temor sufrir graves represalias’.

Anjhula Mya Singh Bais, presidenta de Amnistía, denuncia que las autoridades chinas han intensificado su campaña para eliminar de la ciudad cualquier voz disidente. Y en ese ambiente tan inestable se les hace cada vez más difícil seguir trabajando allí.

Ya antes de entrar en vigor la ley la Policía china reprimió con extrema dureza las protestas multitudinarias protagonizadas en 2019 por los ciudadanos honkonitas contra lo que sospechaban que se les venía encima.

Pero desde que el 30 de junio de 2020 el régimen de Xi Jinping impuso la Ley de Seguridad Nacional en la región las autoridades la han utilizado arbitrariamente para restringir los derechos humanos a la libertad de expresión, de reunión pacífica y de asociación, así como para reprimir la disidencia y la oposición política. AI documentó el rápido deterioro de los derechos humanos en Hong Kong un año después de la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Nacional en un informe de junio de 2021.

‘El ambiente de represión e incertidumbre perpetua creada por la Ley de Seguridad Nacional hace imposible saber qué actividades pueden ser motivo de sanciones penales. La Ley se ha utilizado reiteradamente contra personas que resultan incómodas para las autoridades por diversas razones: desde cantar canciones políticas a debatir sobre cuestiones de derechos humanos en las aulas’ narra Anjhula Mya Singh Bais.

Las redadas constantes, las detenciones y los procesamientos de ‘opositores’ son casi costumbre para un gobierno chino que usa la ‘vaguedad’ de la Ley para ‘manipular y fundamentar las acusaciones contra quien quiera’.

Desde la entrada en vigor de la ley, en junio del año pasado, al menos 35 grupos y organizaciones de la sociedad civil, entre ellos algunos de los mayores sindicatos y grupos de activistas, se han disuelto. Todos temen que les sometan a una definición de seguridad nacional ‘extensa y formulada de manera poco precisa’ que permite acusar a todos los ‘incómodos’.

En este contexto Amnistía Internacional asegura que ‘se avecinan tiempos difíciles para los derechos humanos en Hong Kong’…

Tags: , , , , , , ,