1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Cerca de 6.000 detenidos por el fallido golpe de estado en Turquía

Tayyip Erdogan

Erdogan es un socio clave de la Unión Europea. En la imagen del PE con su presidente, Martin Schulz

Al menos 260 personas murieron durante el levantamiento militar del pasado viernes

El golpe de estado frustrado del pasado viernes en Turquía ha provocado una «purga» en algunas instituciones del país.

Hasta el momento y según el ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, ya hay cerca de 6.000 detenidos. Entre ellos se encuentra el coronel Ali Yazici, asistente militar personal del presidente. También según el propio Gobierno y la agencia oficial turca, entre los detenidos se encuentran 2.839 soldados y 426 jueces y fiscales acusados de estar implicados en el golpe o de ser partidarios de Gülen.

Además, el Ejecutivo ha dictado órdenes de arresto contra 140 integrantes del Tribunal Supremo, 48 del Consejo de Estado y 5 de la institución equivalente al Consejo Superior del Poder Judicial en España. El Consejo de Jueces, por su parte, ha suspendido de sus funciones en las últimas horas a 2.745 magistrados y fiscales por su supuesta relación con la red gülenista.

Los Gobiernos de EEUU, Alemania y Francia han manifestado su inquietud ante la reacción de Erdogan. «Queremos que el Estado de derecho siga vigente en Turquía. El golpe no puede ser un cheque en blanco para el señor Erdogan», dijo ayer el ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault. En la misma línea se ha manifestado el secretario de Estado de EEUU, John Kerry. «Hemos pedido a las autoridades turcas que no lleguen tan lejos como para crear dudas sobre su compromiso con el proceso democrático», dijo.

Hay que recordar que al menos 260 personas murieron y más de mil resultaron heridas durante el intento de golpe de estado que ha sufrido Turquía la noche del viernes, 15 de julio. A última hora de la noche un grupo de militares puso en marcha un golpe de Estado contra el Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan con el objetivo de «restaurar la democracia secular».

Los golpistas declararon el toque de queda y la ley marcial en el país. En una declaración leída en la cadena estatal de televisión TRT, los cabecillas del levantamiento calificaron a Erdogan de «traidor», le acusaron de haber establecido «un régimen autoritario del miedo», y adelantaron que el país sería gobernado por el ‘Consejo de Paz en Casa’ para dar a los ciudadanos «todos los derechos y restablecer el orden constitucional».

Previamente, se habían cerrado los puentes del Bósforo y de Fatih y se habían visto aviones y helicópteros de combate volando sobre Ankara y Estambul. A partir de ese momento, comenzaron a producirse fuertes enfrentamientos, especialmente duros en Ankara y Estambul. En la capital helicópteros militares atacaron la sede de la Dirección de Seguridad y el Parlamento fue objetivo de un bombardeo aéreo.

En Estambul se sucedieron varias explosiones en la plaza Taksim donde estaban concentradas decenas de personas, así como en el aeropuerto de Atarturk.

Inmediatamente, Erdogan, que volvió a Estambul desde Bodrum donde se encontraba de vacaciones, llamó al pueblo a resistir el golpe de Estado y le pidió que saliese a la calle para dar la «respuesta necesaria». El llamamiento de Erdogan fue secundado por los ciudadanos que salieron a tomar las calles de las principales ciudades y a restablecer el orden constitucional.

Varios generales turcos se pronunciaron contra el golpe de Estado en llamadas a la televisión privada NTV y su lealtad al orden constitucional. También los líderes de los opositores Partido Republicano del Pueblo y Movimiento Nacionalista condenaron la asonada.

Bien entrada la madrugada, Erdogan anunció el fracaso del golpe de Estado y culpó el influyente clérigo Fetulá Gülen de alentarlo.

Tags: , , , ,