1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Exigen rutas seguras para evitar las muertes en el Mediterráneo

Google maps

El Mediterráneo es una tumba para muchas personas (google maps)

Denuncia que el número de ahogamientos se ha multiplicado por 50 ante la inacción de los gobiernos europeos y teme que en lo que va de año hayan muerto hasta 900 personas en el Mediterráneo

Amnistía Internacional (AI) calcula que en el año 2014 más de 3.400 personas perdieron la vida en el mar mientras huían de las guerras y la pobreza en sus países de origen.

A pesar de esta terrible cifra, los gobiernos europeos decidieron -denuncia la organización- disminuir sus tareas de salvamento y rescate, lo que ha provocado que en los cuatro primeros meses de 2015 alrededor de 900 personas hayan perdido la vida en el Mediterráneo, un 50% más comparado con el año 2014.

AI publicará un nuevo informe sobre este asunto a finales de mes en el que denuncia la constante negligencia de los gobiernos europeos respecto a la crisis humanitaria en el Mediterráneo y que refleja hasta qué punto las actuales operaciones de búsqueda y rescate no son suficientes para abordar la crisis humanitaria en el Mediterráneo central.

Ante el temor de que hasta 400 personas más hayan muerto entre las costas de Libia e Italia en los últimos días -las noticias son confusas-, la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) ha manifestado su «profunda conmoción» por el hecho de que con esta última tragedia podrían ascender a casi 900 las personas muertas desde el 1 de enero de 2015, frente a las 17 fallecidas durante el mismo período de 2014. Se trata de un aumento de casi 53 veces en el número de muertes de personas migrantes y refugiadas.

Según Gauri Van Gulik, directora adjunta del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional, «todos los datos señalan un incremento constante en el número de inmigrantes y refugiados que emprenden este viaje a medida que el tiempo mejora, que la violencia y la persecución continúan en países como Siria y Eritrea, y que la inestabilidad persiste en Libia, punto de partida de la mayoría de los viajes de tráfico de personas a través del Mediterráneo».

En la más reciente de las tragedias, el servicio de guardacostas italiano ha confirmado a Amnistía Internacional que el domingo 12 de abril los guardacostas italianos recuperaron nueve cadáveres de una embarcación de madera que había volcado. Y las labores de búsqueda continúan pues se teme que hayan desaparecido hasta 400 personas más que viajaban en esa embarcación.

«Europa ha reducido su capacidad de búsqueda y rescate basándose en el argumento fallido de que esas operaciones tenían un efecto llamada que atraía a más inmigrantes. Pero la realidad en el Mediterráneo está poniendo de manifiesto esa falsedad, ya que el número de personas desesperadas que intentan llegar a Europa no hace más que aumentar», ha contestado Gauri Van Gulik.

«Los dirigentes en Londres, París, Berlín y otras capitales europeas deben admitir que la estrategia actual no está funcionando«, advierten desde Amnistía Internacional.

La organización humanitaria también exige al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, que utilice su influencia para que la UE refuerce las operaciones de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo y el Egeo; abra rutas legales y seguras para evitar que las personas que huyen del conflicto y persecución se vean obligadas a realizar viajes peligrosos; y deje de cooperar con países que violan derechos humanos, para que estos países restrinjan los flujos migratorios hacia la Unión Europea.

Rajoy se ha referido a este asunto este miércoles en el Congreso de los Diputados. El jefe del Ejecutivo ha recordado que, en relación con Libia y en opinión del Consejo Europeo, lo más importante es lograr un alto el fuego inmediato e incondicional y que las partes enfrentadas alcancen un acuerdo para formar un gobierno de unidad nacional. Y sobre la inmigración irregular, ha insistido en la necesidad de gestionar mejor los flujos migratorios.

También la Alta Representante de Exteriores de la Comisión Europea, Federica Mogherini, ha hablado hoy sobre la crisis de los refugiados. Mogherini ha advertido de que «la mayoría de los refugiados y de los inmigrantes vienen de Siria, Irak y del Cuerno de África y de que la mayor parte de ellos lo hacen a través de Libia, lo que demuestra que tenemos que resolver las crisis y las guerras en esos países».

La italiana ha asegurado que la Unión Europea «está aumentando el nivel de cooperación con los países de origen y de tránsito, dentro del pleno respeto de los derechos humanos».

Mogherini ha señalado que dentro de la Unión Europea podría compartirse mejor las responsabilidades. Y ha señalado que Alemania, por ejemplo, alberga un gran número de refugiados, junto con Suecia; y que hay países como Italia o Malta o algunos de los países del sur de Europa que están recibiendo más inmigrantes. En este sentido, la Alta Representante europea ha destacado que «necesitamos más solidaridad en Europa y, por supuesto, también tenemos que ser más eficaces en la gestión de nuestras fronteras».

Y para terminar, la también vicepresidenta de la Comisión Europea ha dejado claro que esto no es un problema europeo. «Esto no es un problema para 1 ó 28 estados, es un problema mundial que no podemos pretender no ver«.

Tags: , , , ,