1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

23 ciudades piden acoger las sedes de la EMA y la EBA

EC

Pasos a seguir en la reubicación de las sedes de la EMA y la EBA

Actualmente están en Reino Unido

Las agencias europeas que actualmente tienen su sede en Reino Unido serán reubicadas cuando el Brexit sea definitivo.

El Consejo Europeo ha recibido 19 ofertas para acoger la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y 8 para la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

La EMA es responsable de la evaluación científica, supervisión y vigilancia de la seguridad de los medicamentos en la Unión Europea y un órgano esencial para el funcionamiento del mercado único de medicamentos en la Unión.

Por su parte, la Autoridad Bancaria Europea (ABE) trabaja para garantizar una regulación prudencial y una supervisión eficaces y coherentes en todo el sector bancario europeo. Entre otras tareas, la EBA evalúa los riesgos y las vulnerabilidades en el sector bancario de la UE mediante informes periódicos de evaluación de riesgos y pruebas de estrés a escala de la UE.

Para la Agencia Europea de Medicamentos Barcelona (España) competirá con Amsterdam (Países Bajos), Atenas (Grecia), Bonn (Alemania), Bratislava (Eslovaquia), Bruselas (Bélgica), Bucarest (Rumania), Copenhague (Dinamarca), Dublín (Irlanda), Helsinki (Finlandia), Lille (Francia), Milán (Italia), Oporto (Portugal), Sofía (Bulgaria), Estocolmo (Suiza), Malta (Malta), Viena (Austria), Varsovia (Polonia) y Zagreb (Croacia).

Como sede de la Autoridad Bancaria Europea “pujan” Bruselas (Bélgica), Dublín (Irlanda), Frankfurt (Alemania), París (Francia), Praga (República Checa), Ciudad de Luxemburgo (Luxemburgo), Viena (Austria) y Varsovia (Polonia).

Ambas ubicaciones deben decidirse de común acuerdo entre los 27 Estados miembros de la UE. Las evaluaciones girarán sobre varios criterios básicos. En primer lugar la ciudad que albergue algunas de estas dos agencias debe garantizar que estará en funcionamiento cuando el Reino Unido abandone la UE. Por otra parte, además de resultar accesible debe albergar escuelas para los niños del personal, cuyas familias deben poder acceder al mercado de trabajo y obtener Sanidad pública en el lugar de la sede.

La decisión final se tomará en noviembre de 2017.

La propuesta de Barcelona para albergar la EMA fue presentada por la ministra de Sanidad, Dolores Montserrat, quien defendió la candidatura afirmando que el edificio elegido para la Agencia, la Torre Glories, situada en el centro de la ciudad y con más de 30.000 metros cuadrados, se adapta a la perfección a los requisitos solicitados. Ubicado en el distrito barcelonés 22@, el edificio está listo para entregar llave en mano a sus nuevos inquilinos.

En el apartado de la accesibilidad, Montserrat destacó que Barcelona dispone de un aeropuerto -a 35 minutos de la Torre- que acoge a más de 44 millones de personas al año, con más de 100 compañías áreas operando a más de 205 destinos distintos. Además, el Aeropuerto de El Prat está conectado con vuelos diarios a 21 de las capitales europeas, a Asia y a América. También se pone en valor la conexión ferroviaria de España, con los trenes de Alta Velocidad y en especial la conexión Barcelona-Madrid en tan solo 2 horas y media.

En cuanto a los servicios que la ciudad condal ofrece a los empleados de la agencia y sus familias, Barcelona cuenta con 41 colegios en lengua extranjera, de los que 18 son internacionales y otros 21 son en lengua extranjera pero siguen currículum local. La oferta educativa la completan 312 guarderías y 9 universidades. En este apartado también se detalla el gran Sistema Nacional de Salud que tiene España y todos los servicios sociales.

Barcelona tendrá que superar una votación para acoger definitivamente la EMA. En la primera ronda, cada Estado miembro dispondrá de un voto consistente en seis puntos, de los cuales se asignarán tres a la oferta de preferencia, dos a la oferta que ocupe el segundo lugar en las preferencias del Estado miembro y uno a la oferta que ocupe el tercer lugar en dichas preferencias. Para que el voto sea válido, los seis puntos deberán asignarse según este procedimiento.

Si una oferta recibiera tres puntos por parte de al menos catorce Estados miembros, siendo por lo tanto la oferta preferida de catorce Estados miembros (catorce Estados miembros adjudican tres puntos a la misma oferta), se considerará que dicha oferta es la seleccionada.

Si ninguna oferta recibiera tres puntos por parte de al menos catorce Estados miembros, las tres ofertas que hayan recibido el mayor número de puntos pasarán a la segunda ronda de votaciones. En caso de que más de tres ofertas reciban el mayor número de puntos, todas las ofertas que hayan recibido el mismo resultado máximo pasarán a la segunda ronda de votaciones.

En la segunda ronda de votaciones, cada Estado miembro dispondrá de un voto (consistente en un punto) que podrá adjudicar a una de las tres (o más) ofertas que hayan pasado a la segunda ronda de votaciones. Si una oferta recibiera catorce votos o más, representando por lo tanto a la mayoría, se considerará que es la oferta seleccionada.

Si ninguna oferta recibiera catorce votos o más, las dos ofertas que hayan recibido el mayor número de votos pasarán a la tercera ronda. En caso de empate entre tres (o más) ofertas, todas ellas pasarán a la tercera ronda de votaciones en la que cada Estado miembro dispondrá de un voto (consistente en un punto) que podrá adjudicar a una de las ofertas que hayan pasado a la tercera ronda de votaciones.

La oferta que reciba el mayor número de votos será la oferta seleccionada. En caso de empate será la Presidencia quien tome la decisión, por sorteo entre las ofertas empatadas. La oferta elegida por sorteo será la seleccionada.

Tags: , , , , , , ,