1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Urkullu: «La situación financiera del País Vasco es de emergencia»

Urkullu se pone a disposición del PSE para salvar la situación

«Más allá de las calificaciones de las agencias de rating en relación a la salud financiera  de nuestro entramado institucional; más  allá de las controversias públicas vistas  en días pasados en relación a la paralización de pagos  y de falta de solvencia de la Administración autonómica; mas allá de que en Euskadi el paro sigue creciendo en mayor medida que en el Estado y retrocedemos a unos índices de desempleo que no teníamos desde hace 15 años; mas allá de todo esto –reitero- el Partido Nacionalista Vasco tiene constancia, por información y datos propios, de que la situación económica del Gobierno vasco reviste una extremada gravedad«.

Durante una rueda de prensa en la sede del PNV en el País vasco, Urkullu ha advertido que «no pretendo ser catastrofista en la afirmación en esta comparecencia pública ni es mi intención ejercitar la crítica política. Será muy fácil para un partido en la oposición dedicarse a asediar al ejecutivo, y a los partidos que lo sustentan, con un cuadro económico de déficit desbocado y de falta de recursos como el que esconden las cuentas públicas del Gobierno presidido por el Lehendakari Patxi López«.

Urkullu asegura que «tenemos datos, lo repito, que avalan que la situación comienza a ser de emergencia. Pero, por si fuera poca nuestra constatación,  en las últimas semanas hemos recibido la llamada desesperada del Gobierno vasco, por la que, ante la inminente situación de falta de liquidez provocada por el fortísimo déficit acumulado,  reclamaba la ayuda del Partido Nacionalista Vasco para encontrar  soluciones o nuevas vías de inyectar recursos extraordinarios a las vacías arcas gubernamentales».

Según el líder del partido nacionalista «la solvencia de las instituciones del país está, para el Partido Nacionalista Vasco, por encima de cualquier interés político particular. Siempre hemos arrimado el hombro cuando las dificultades  han  arreciado y cuando las bases de nuestro autogobierno, de nuestro país, han estado en peligro. Ahora también estamos dispuestos a hacer valer nuestro sentido de responsabilidad política y asumir, si hiciera falta, compromisos de sacrificio compartido«.

Urkullu ha pedido que antes de la reunión del Consejo Vasco de Finanzas Públicas que se celebrará en pocos días y en la que se liquidará la recaudación y aportaciones del ejercicio 2011 y en la que quedará al descubierto el desfase económico que amenaza con colapsar la acción inmediata del Gobierno, se haga  un ejercicio sincero, y descarnado si es preciso, de diagnóstico y de transparencia.

Por todo ello, el Partido Nacionalista Vasco exige al Gobierno Vasco el afloramiento de su déficit acumulado, la presentación del estado real de sus cuentas, del endeudamiento y del escenario de amortizaciones  previstas y que se hagan públicos los datos disponibles del grado de ejecución presupuestaria del ejercicio 2011, los compromisos plurianuales aprobados y su calendario de afección.

De la misma manera, desde el PNV se requiere del Ejecutivo autonómico el cese de manifestaciones y declaraciones que, a modo de cortina de humo, pretenden hacer un ejercicio de escapismo premeditado, posibilitando un análisis real  de sus cuentas públicas con rigor y certidumbre.

«No casan las peticiones angustiosas de colaboración hechas en privado con posiciones públicas displicentes, contradictorias  e irresponsables», ha dicho Urkullu.

En consonancia con esta  inquietud, el Partido Nacionalista Vasco hace un llamamiento especial al Partido Popular del País Vasco, socio preferente del PSE en el Gobierno vasco y confía en que el desvelo por la grave crisis deficitaria detectada en el ejecutivo autónomo sea compartido por el PP y que, conjuntamente, se pueda hacer frente a uno de los momentos más críticos por los que ha atravesado la arquitectura  institucional vasca desde que recobráramos la capacidad de autogobierno.

Urkullu ha terminado advirtiendo: «Exigimos transparencia y realismo para poder actuar. Es la condición  sine qua non para hacer frente a la delicadísima situación financiera del Gobierno vasco.  Primero transparencia, cuentas claras. Realismo.  Si se dan esas condiciones, todo es posible», ha concluído.

Tags: , , , , , , ,