1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

UP envía al PSOE una propuesta para retomar el diálogo

Moncloa

Sánchez e Iglesias se reunieron en La Moncloa el 7 de mayo (Foto: Borja Puig de la Bellacasa)

El partido liderado por Pablo Iglesias quiere retomar el diálogo donde se dejó en julio y conformar a la mayor brevedad un Gobierno de coalición

Pero el PSOE rechaza cualquier fórmula que implique un Ejecutivo compartido con los podemitas

Unidas Podemos (UP) ha enviado esta mañana al PSOE un documento de «propuestas prográmaticas» con el que retomar la negociación y acordar un Gobierno de coalición «que trabaje para la gente».

El equipo negociador de los de Pablo Iglesias está formado por Pablo Echenique, Ione Belarra, Jaume Asens, Yolanda Díaz, Enrique Santiago y Juantxo López de Uralde.

A juicio de los podemitas, en las elecciones generales del pasado 28 de abril «la gente votó para que nuestro país tenga cuando antes un Gobierno de coalición que trabaje por y para la gente». En este sentido, consideran que es momento de «aprovechar la oportunidad» que les brindaron los ciudadanos y dejarse de reproches.

La nueva propuesta, aseguran desde Unidos Podemos, busca retomar el diálogo «desde donde lo dejamos en el mes de julio» y conformar «a la mayor brevedad un Gobierno de coalición como ya existe en muchos otros países europeos y también en nuestro país a nivel municipal y autonómico».

El documento enviado esta misma mañana al PSOE incluye una propuesta integral de medidas programáticas, distribución de responsabilidades y competencias de carácter flexible, que parte del punto de acercamiento al que habían llegado UP y PSOE justo antes de la fallida investidura de julio.

Incluye cuatro opciones distintas para la participación de miembros de Podemos en el Gobierno y una propuesta programática basada en el documento en el que los equipos negociadores ya estaban trabajando conjuntamente en julio. Además, todas las propuestas se basan, con el ánimo de facilitar la negociación, en responsabilidades sobre las cuales ya se estuvo trabajando en ese momento.

El programa para la «coalición» está basado en la segunda versión del documento España Avanza que el PSOE publicó en julio y en el acuerdo presupuestario para 2019 que Unidas Podemos y el PSOE ya firmaron el pasado otoño.

Entre las cuestiones clave que plantea Unidas Podemos está el garantizar empleos dignos y estables y asegurar las pensiones. También propone subir el salario mínimo interprofesional a 1.200 euros al final de la legislatura, asegurar la actualización de las pensiones al IPC por ley y derogar la reforma laboral de 2012 para garantizar los derechos de los trabajadores y trabajadoras y acabar con la precariedad.

También recuperar la inversión en sanidad, educación y servicios sociales «para que nadie se quede atrás». En concreto, UP quiere «universalizar la red pública de escuelas de 0 a 3 años, estabilizar las plantillas de profesorado, eliminar los copagos, cerrar la puerta a la privatización de la sanidad y garantizar el derecho a una muerte digna con una ley de Eutanasia a la altura».

El feminismo está muy presente en la propuesta podemita. Para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, proponen igualar los permisos de paternidad y maternidad y hacerlos intransferibles, incluir en el Código Penal que solo sí es sí, asegurar el apoyo necesario a todas las víctimas de violencia machista o una ley LGBTI pionera.

Para frenar el vaciado de gran parte de España y vertebrar el territorio UP plantea impulsar el tren de cercanías y el convencional, además de garantizar los servicios públicos en los pueblos, que deben estar conectados «adecuadamente».

En cuanto a la corrupción «del Partido Popular» es necesario crear una unidad policial especializada que dependa de los jueces y no del Gobierno. Además, «es fundamental derogar las leyes mordaza que retrotrajeron a nuestro país a tiempos pre democráticos».

Bajar los precios del alquiler, evitar la especulación y garantizar el derecho a la vivienda también está entre las propuestas enviadas por los comunistas al PSOE. «Nuestro país vive una emergencia habitacional que requiere una actuación inmediata» y por ello proponen centrar los esfuerzos «en evitar las subidas abusivas de los alquileres, ampliar el parque de vivienda público en alquiler, prohibir los desalojos sin alternativa habitacional para cumplir con la ONU e iniciar un plan de rehabilitación de viviendas potente que las haga más eficientes a nivel energético».La subida de impuestos a los que más tienen para garantizar la justicia social es otro punto a negociar. Como ya

acordaron ambas formaciones en el acuerdo presupuestario para 2019 «establecer un tipo mínimo efectivo del 15% con un recargo de solidaridad para la banca, que devolverá así progresivamente el rescate bancario que nos debe».

La emergencia climática requiere «objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de CO2». A raíz de esto quieren convertir «esta crisis en una oportunidad para la creación de empleos estables y de calidad». El nuevo Gobierno de coalición tendrá que reformar el mercado eléctrico español para avanzar en energías renovables y bajar la factura de la luz.

El punto 9 se dedica a la ciencia y el I+d+i. Unidos Podemos quiere «que nuestros investigadores/as puedan regresar a España y contribuir a generar conocimiento en su país».

Por último, los de Pablo Iglesias creen que el futuro Gobierno de coalición puede llegar a ser un referente en toda Europa demostrando que una salida social y democrática a la crisis económica es posible. «Nos proponemos trabajar duramente para construir una nueva Europa que ponga a las personas y sus derechos en el centro», terminan.

El PSOE se ha apresurado a rechazar cualquier fórmula que implique un Ejecutivo de coalición. Los socialistas consideran que «se ha evidenciado inviable la fórmula de coalición» y que «el deber de todos los partidos, también de UP, es explorar otras fórmulas de gobernabilidad para España». Por ello invitan a los podemitas «a trabajar en esta dirección».

En un comunicado el grupo liderado por Pedro Sánchez basa en «las importantes diferencias» que ambas formaciones tienen «en cuestiones de Estado, como la crisis de convivencia en Cataluña», para rechazar la coaligación, teniendo en cuenta que la propuesta del PSOE para resolver esa «crisis» es «diálogo dentro de la legalidad, respeto a la Constitución y fortalecimiento del Estado Autonómico».

Tags: , , , , , ,