1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Un ultra del Deportivo muere en una reyerta con radicales del Atlético de Madrid

Superdeporte

La Policía retiene a hinchas del Depor (Foto: Twitter/@jorgesanz_98)

Francisco Javier Romero Taboada, un ultra coruñés de 43 años, murió ayer por la mañana en Madrid tras ser apaleado y arrojado al río Manzanares durante el transcurso de una batalla campal entre hooligans del Atlético de Madrid y el Deportivo de La Coruña.

El fallecido fue rescatado del río aún con vida por la Unidad de Buceo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, aunque horas después moría en el Hospital Clínico de la capital.

La pelea entre ultras de los dos equipos de fútbol se inició alrededor de las nueve de la mañana, tres horas antes del inicio del partido que se disputó en el estadio Vicente Calderón. Unos 150 miembros del Frente Atlético se enfrentaron con bates, navajas, bengalas y sillas a un centenar de integrantes de los Riazor Blues coruñeses, que acaban de llegar a la capital en varios autocares.

A los radicales de ambos equipos, que se citaron a través de las redes sociales, se unieron ultras de otros clubes, como los Bukaneros del Rayo Vallecano. El resultado, además del fallecido, 11 heridos, entre ellos una policía nacional, y 24 personas detenidas.

El partido entre el Atlético de Madrid y el Deportivo de La Coruña había sido declarado de «bajo riesgo» por la Comisión Nacional contra la Violencia, que hoy se reunirá con carácter de urgencia en el Consejo Superior de Deportes para analizar lo ocurrido. La Liga de Fútbol Profesional aseguró ayer en un comunicado que, tras los incidentes, intentó suspender el partido pero no le fue posible al no lograr contactar con nadie de la Federación Española de Fútbol, único órgano que puede tomar este tipo de decisiones.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha reclamado la unidad de todos para «desterrar» la violencia del mundo del deporte. En declaraciones a la agencia Efe, Wert ha admitido que las instituciones implicadas no han sido «los suficientemente contundentes con los ultras».

Según algunas informaciones las fuerzas de seguridad desconocían la llegada de dos autocares de radicales del equipo gallego, entre otros motivos, porque los ultras habían burlado a la Policía variando sus costumbres. La propia delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, reconoció que «según la Jefatura Superior de Policía de Galicia no estaba prevista la llegada a Madrid de estos ultras».

Por su parte, el PSOE ha pedido la comparecencia urgente en el Congreso del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que de explicaciones sobre lo que los socialistas han definido como «crónica de un enfrentamiento anunciado».

Tags: , , , , ,