1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

UGT se queja del número de contratos temporales

UGT

UGT analiza los datos de marzo

El Sindicato asegura que ya son tres de cada diez los contratos temporales inferiores a 7 días pero olvida que el turismo supone el 10,9% del PIB y el 11,9% del empleo en España

Tres de cada diez contratos temporales tiene una duración igual o inferior a una semana. Desde el año 2009, este tipo de contratos de muy corta duración ha aumentado ocho puntos su peso en el mercado laboral.

Son dos de los principales resultados de un análisis realizado por la Unión General de Trabajadores (UGT) a partir de los contratos registrados en los Servicios Públicos de Empleo en el mes de marzo.

El Sindicato dirigido ahora por Josep María Álvarez se queja de que este tipo de contratos aumenta la precarización en las condiciones de trabajo, la inestabilidad laboral y familiar y el riesgo de siniestralidad, así como la falta de formación y una mayor dificultad para el acceso a las prestaciones, de desempleo y de Seguridad Social.

Y ante esta realidad, reclama más controles en las empresas y administraciones públicas y propone sanciones si su uso es injustificado. Además, el sindicato exige una justificación previa para el uso de esta modalidad contractual, la fijación de topes específicos al encadenamiento de los mismos y ampliar el ámbito de aplicación del recargo en la cuota a los contratos indefinidos de duración efectiva inferior a 7 días.

Claro que la organización sindical olvida que el turismo supone el 10,9% del PIB y el 11,9% del empleo en España y que ese sector vive de las temporadas. No es lo mismo contratar a un trabajador para «cubrir» las vacaciones de Semana Santa, dándole de alta en la Seguridad Social hasta que termina el período vacacional, que mantenerlo en plantilla a pesar de que el resto del año no entra ni «el tato» por la puerta del negocio.

A pesar de esta incontestable realidad empresarial, UGT analiza los datos del SEPE de marzo y extrae que más del 90% del total tiene carácter temporal. Y resalta, además, que entre los contratos temporales la proporción de contratos que se firman para un máximo de 7 días (de muy corta o mínima duración) es de casi el 30%. Una modalidad de contrato que ha ganado peso desde el inicio de la crisis (8 puntos desde 2009) y que afecta en mayor medida a mujeres y jóvenes.

Actualmente, el porcentaje de estos contratos para los hombres es del 25%, mientras que para las mujeres supone más: un 29% de la contratación total. Existe también una elevada correlación entre la edad y el uso de estos contratos de mínima duración. Hasta los 25 años, 1 de cada 3 contratos registrados tiene esta duración; entre los 25 y los 45 años, el porcentaje se sitúa entre el 25% y el 28%; a partir de esa edad baja progresivamente hasta el 20%.

La mayor parte de estos contratos se concentra en la modalidad de eventual por circunstancias de la producción, donde ocupan 45 de cada 100 contratos registrados en esta categoría. Asimismo, más de una cuarta parte de los contratos de interinidad tiene una duración máxima de una semana.

De los 402.679 contratos de duración máxima de una semana registrados en marzo, un 59% corresponde a una jornada completa de trabajo y un 41% a una jornada a tiempo parcial. Por su parte, del total de los contratos a tiempo completo, casi la cuarta parte tiene una duración máxima de 7 días; en el caso de los contratos parciales, el porcentaje se eleva por encima del 31%.

Destaca la incidencia de estos contratos en las actividades artísticas y de ocio (un 54,4% de los contratos del sector), la hostelería (un 43,4%) y las actividades sanitarias y servicios sociales (casi el 36%).

La utilización intensiva de esta contratación no es ninguna novedad. Prueba de ello es que la Ley 12/2001 de 9 de julio, de medidas urgentes de reforma del mercado de trabajo para el incremento del empleo y la mejora de su calidad, establecía que «en los contratos de carácter temporal cuya duración efectiva sea inferior a siete días, la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes se incrementará en un 36 por 100 «. Una disposición que anualmente se ha recogido y queda actualmente plasmada en el artículo 151 del nuevo texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Salvo para los contratos indefinidos, de interinidad, de formación y del sistema especial para trabajadores por cuenta ajena agrarios, los contratos temporales de duración inferior a 7 días, la cuota total que las empresas aportan en concepto de Contingencias Comunes en el Régimen General es del 32,09% (con el recargo), en lugar del 23,60% como regla general.

Pese a esta «penalización» que se aplica en la cotización a la Seguridad Social por el uso de los contratos de mínima duración su uso ha aumentado significativamente desde 2009. Y por ello, desde UGT exigen medidas para evitar el uso abusivo y fraudulento de este tipo de contratación. Entre ellas:

– Controlar las situaciones de fraude, aumentando las sanciones y penalizando el uso injustificado de estos contratos de corta duración en aquéllas empresas que, de manera habitual y reincidente, los utilicen sin justificación.

– Implantar la presentación previa de una justificación en las relaciones laborales que vayan a tener una duración inferior a 7 días.

– Fijar topes específicos al encadenamiento de contratos de menos de 7 días, dado que la limitación actual del encadenamiento de contratos (24 meses sobre 30) queda lejos de poder solucionar el problema del encadenamiento de contratos de muy corta duración;

– y ampliar el ámbito de aplicación del recargo en la cuota a los contratos indefinidos de duración efectiva inferior a 7 días, puesto que las situaciones anteriores pueden producirse a pesar de estar al amparo de un contrato indefinido, así como al resto de modalidades de contratación que actualmente quedan excluidas.

Tags: , , , , , ,