1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Tiempo inestable y descenso térmico en la entrada de la primavera

AEMET

Esta es la previsión de AEMET para el sábado 21

Se registrará un descenso térmico acusado en casi toda la Península, descendiendo las temperaturas máximas entre 5 y 9ºC

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) alerta hoy sobre la entrada de un frente frío en la Península Ibérica a partir de las últimas horas de mañana sábado, algo normal en la transición de estación, de invierno a primavera, que se está produciendo. Tras el periodo de temperaturas relativamente altas que hemos disfrutado los días pasados, se ha producido un enfriamiento en las capas medias y altas de la atmósfera con la consiguiente inestabilización del aire.

Ayer miércoles, con el desarrollo de la nubosidad de evolución diurna ya se produjeron los primeros chubascos y algunas tormentas en el sur de la Península, que está previsto que continúen hoy jueves y mañana viernes afectando a zonas peninsulares del centro y del este, principalmente por la tarde.

A partir de la madrugada del sábado, un frente frío de procedencia atlántica entrará por Galicia atravesando rápidamente la Península y llegando a Baleares al final del día. Producirá precipitaciones moderadas principalmente en el extremo norte y zonas de montaña del centro.

Tras el paso del frente se registrará un descenso térmico acusado en casi toda la Península, descendiendo las temperaturas máximas entre 5 y 9ºC. Continuarán las precipitaciones en el extremo norte durante el resto del fin de semana, pudiendo ser localmente fuertes en el norte de Cataluña. La cota de nieve podría descender ocasionalmente hasta los 600 m en el Cantábrico y área pirenaica.

A partir del lunes es probable que continúen alternándose periodos de tiempo más estable con otros de inestabilidad y sucesivos pasos de frentes. Según AEMET, estos cambios relativamente bruscos en las condiciones atmosféricas son habituales en la transición de estación, de invierno a primavera, en que nos encontramos.

La portavoz de AEMET, Ana Casals, ha explicado que «despedimos un invierno primaveral para dar la bienvenida a una primavera que será invernal en sus inicios». Para los próximos días se esperan bajadas notables de temperaturas, precipitaciones en el extremo norte y bajada de la cota de nieve a 600 metros en el norte.

No obstante, de cara a los próximos meses de abril, mayo y junio es probable que la temperatura alcance valores superiores a los normales en el este peninsular y Baleares. En cuanto a la precipitación, tampoco se aprecian diferencias significativas con respecto a la climatología.

Casals ha calificado este invierno, como cálido en su conjunto, con un 0,4ºC por encima del valor medio normal (periodo de referencia 1971-2000) en casi toda España, debido sobre todo a un mes de enero cálido que superó en 2ºC el valor normal. Sin embargo, diciembre tuvo una anomalía de -0,8ºC y febrero fue un mes de registros habituales con +0,2ºC.

En conjunto, el trimestre ha sido húmedo, con una precipitación media que supera el 20%, pero con una distribución geográfica muy desigual. Mientras que en amplias zonas de Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, nordeste de Andalucía y algunas islas del archipiélago canario las precipitaciones invernales superan el 50%, en la franja mediterránea de Cataluña a Murcia no llegan al 50%. Una circunstancia que viene agravada por un otoño seco y que, en zonas del centro de Valencia, ha provocado que incluso esté por debajo del 25% de los valores normales. Hay que destacar, que en los registros de los últimos 151 años, ha sido el año más seco para Valencia.

La estación invernal ha estado afectada por vientos de poniente, húmedos y relativamente templados, con un continuo paso de sistemas frontales asociados a borrascas procedentes del Atlántico Norte, lo que ha provocado numerosos temporales, que han afectado principalmente a Galicia y a las regiones cantábricas.

El invierno se ha caracterizado por las rachas de viento, que sin llegar a máximos históricos, han llegado a cifras muy elevadas como los 174 km/h en Estaca de Bares (Galicia). Además, se presentó un estudio comparativo de oleaje en las costas del Cantábrico desde 1957 a 2014. Como conclusión, los temporales de mar de este año han sido excepcionales por su recurrencia, no por su intensidad, ya alcanzada en otras ocasiones.

La portavoz ha señalado que AEMET está estudiando la posibilidad de acogerse oficialmente a los nombres de las borrascas y anticiclones utilizados ya casi de manera generalizada y bautizados por la Universidad Libre de Berlín. “La Organización Mundial de Meteorología ha lanzado una consulta entre los servicios meteorológicos nacionales y desde España estamos a favor de acogernos a estos nombres debido a una razón práctica”, ha explicado.

Tags: , , , , ,