- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Termina un año nefasto para el comercio y la hostelería

La Salada

Los cierres son constantes….

En los últimos seis meses se han perdido otros 11.223 comercios y 12.652 establecimientos de hostelería

La Unión de Profesionales de Trabajadores Autónomos (UPTA) ofrece este jueves un dato alarmante: En el último semestre han disminuido las actividades comerciales y de hostelería en 23.875 activos.

«Con estos resultados y a la luz de la imparable senda de destrucción de los dos principales sectores de actividad de los autónomos, seguimos siendo testigos de que las administraciones autonómicas y, fundamentalmente, el Ministerio de Industria y Comercio, no están adoptando medidas paliativas para frenar la destrucción de empleo», indican desde la asociación de autónomos.

UPTA aboga por abordar la cuarta revolución industrial en la que está arraigada la destrucción del Comercio con un nuevo modelo de gestión comercial. Pero la cooperación económica entre autónomos y la modernización de sus mecanismos de producción, la única solución, no parece vislumbrarse ni siquiera en el horizonte.

La asociación pone también el foco en «la destrucción de los pequeños negocios dedicados a la hostelería de menú diario» motivada sobre todo por el cambio en la cotización a la Seguridad Social de los denominados cheques de comida.

«La falta de una normativa para que los autónomos podamos utilizar este mecanismo de pago de nuestra manutención está destruyendo una parte muy importante de los pequeños establecimientos hosteleros de los polígonos industriales y carreteras, que encontraban en esta formula de pago un tremendo acicate de sus negocios», terminan de explicar en UPTA.

La situación del pequeño y mediano comercio podría aliviarse un poco con las tradicionales rebajas de invierno. La Confederación Española de Comercio (CEC) espera que supongan un repunte interanual de las ventas de hasta un 3% con respecto al mismo período del año pasado.

Aquí son, por tanto, ligeramente optimistas y esperan que las ventas de los meses previos se vean compensadas de alguna forma por este período de rebajas; una campaña que es enormemente importante para el comercio minorista y que en determinados sectores puede llegar a suponer hasta el 40% del total de ventas de todo el año.

Sin embargo, la mayoría del sector reconoce que el resto de promociones fuera de estos períodos han impactado muy negativamente sobre las rebajas tradicionales. Tal y como explica el secretario general de la Confederación, José Guerrero, «los consumidores han desplazado gran parte de sus compras a los meses de noviembre y diciembre, cuando también hay descuentos generalizados, lo cual tiene su reflejo directo en una reducción de las compras en rebajas».

A pesar de ello, cabe destacar que mientras en el Black Friday y la campaña de Navidad y Reyes los regalos y artículos de tecnología copan las compras, durante las rebajas los protagonistas son los artículos textiles y de uso personal. Como viene siendo habitual en estos últimos años, las ventas se concentrarán en los primeros 10 o 15 días, pudiendo llegar los descuentos hasta un 70% al final de las rebajas.

Señala Guerrero que «la tiranía de los descuentos ha cambiado totalmente los hábitos del consumidor, que ya no tiene la necesidad de comprar en unas fechas determinadas para poder encontrar los productos más baratos».

Por eso, desde la CEC creemos que es urgente activar a la mayor brevedad posible la mesa de diálogo anunciada por la ministra de Industria, Reyes Maroto, que estudiará las consecuencias de la liberalización de 2012 en el comercio minorista. En esta mesa dejarán clara otra vez su convicción de que es necesario volver a unos períodos regulados de rebajas, lo que permitiría una mejor promoción de las mismas y pondría fin a la tiranía de los descuentos.

En esta línea, desde la Confederación han puesto en marcha una campaña para reivindicar las rebajas tradicionales, con unos períodos acotados y que cumplan con la función para los comerciantes de dar salida al stock acumulado. Los carteles se centran en la idea de que las rebajas de enero son «las Originales, Auténticas, las de Siempre», y están disponibles para todos los comercios a través de nuestra página web, así como en nuestras redes sociales.

La ralentización del consumo y la incertidumbre política, que se traduce en una disminución de la confianza del consumidor, complican una situación ya de por sí difícil, por lo que los primeros meses de 2019 serán claves para el futuro inmediato del sector.