1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Cortar el suministro sin avisar le cuesta 1 millón de euros a Gas Natural

Gas

Sin gas es difícil vivir

El Supremo señala que la compañía eléctrica no requirió el pago de las facturas a los clientes morosos ni precisó el día a partir del cual se produciría el corte de suministro

La Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo ha confirmado una sanción de 1 millón de euros a Gas Natural Sur por no avisar a sus clientes morosos de cuando les iba a cortar el suministro entre mayo y septiembre de 2010.

La sentencia desestima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la empresa y confirma el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que consideró que la Compañía se había saltado las normas sobre distribución, comercialización y suministro de gas natural.

El corte de suministro por impago, recuerda el Tribunal Supremo, se realiza cuando existe una situación de impago de las facturas por consumo de gas que permanezca, al menos, durante dos meses desde que se efectuó el requerimiento de pago; y este requerimiento de pago ha de ser, no sólo fehaciente y con constancia de su recepción, sino que en él se deberá precisar, además, la fecha a partir de la cual se interrumpirá el suministro de permanecer el impago.

En este caso, afirma, «no consta que se haya requerido fehacientemente de pago a los clientes impagadores, ni que se notificara también fehacientemente el corte de suministro en los casos en los que no se les localiza a aquellos y, además, en ningún caso se ha precisado la fecha a partir de la cual se procederá al citado corte de suministro».

En esta misma línea, subraya, que «no basta que exista una situación de impago que se prolongue durante, al menos, dos meses desde la fecha del requerimiento, sino que es imprescindible, además, que en el propio requerimiento se precise la fecha a partir de la que se suspenderá».

La sentencia destaca que la expresión «la fecha a partir de la que se interrumpirá», del artículo 57 del Real Decreto 1434/2002, «se refiere al día en que comienza el corte de suministro, esto es, al día en que tiene lugar la desconexión de la red, y no al día a partir del cual la empresa suministradora puede realizarla». En este sentido, afirma que la fecha que ha de comunicarse al usuario «es el día cierto y determinado en que comenzará a verse privado de gas», señalando un día concreto y no un plazo indefinido a partir de una fecha.

En relación con la desproporción de la sanción alegada por la gasista, que solicitaba una multa de 30.000 euros, la Sala Tercera responde que para graduar la misma se ha tenido en cuenta la importancia del daño, los perjuicios ocasionados y la intencionalidad, fijándose en 1.000.000 de euros, dentro del grado mínimo para las infracciones graves que pueden sancionarse con multa de hasta 6.000.000 de euros.

Sobre la intencionalidad, afirma, que como entidad distribuidora de gas natural con dilatada experiencia «ha ocasionado perjuicios a los usuarios impidiendo el ejercicio de los derechos de los mismos, existiendo intencionalidad en la comisión de la infracción, habida cuenta de aquella característica de la empresa que debe conocer el procedimiento en cuestión y que además había sido advertida de tal necesario cumplimiento, pese a lo cual siguió sin cumplimentarlo, habiéndose impuesto la sanción en grado mínimo».

Tags: , , , , , ,