1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Sánchez ya piensa en exhumar a todos los enterrados en el Valle

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez durante su comparecencia de ayer en Moncloa (Foto: Borja Puig de la Bellacasa)

Tras sacar los restos de Francisco Franco de la cripta de la Basílica del Valle de los Caídos el secretario general del PSOE no está dispuesto a dejar de hablar de la Guerra Civil

La llamada «Ley de Memoria Histórica» aprobada en diciembre de 2007 durante el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2008) ha servido para exhumar los restos de Francisco Franco de la cripta de la Basílica del Valle de los Caídos e inhumarlos en el cementerio de El Pardo.

Nacida para «reconocer y ampliar derechos y establecer medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura», el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez la ha usado para televisar «el fin definitivo de la transición española», como pareció decir el presidente en funciones ayer por la tarde, al filo de los informativos de las 15:00 horas, en una comparecencia pública programada para glosar «la culminación de una promesa electoral».

Se ha «puesto fin a una anomalía en una democracia europea como la española: la exaltación de la figura de un dictador en un mausoleo construido durante la dictadura, por la dictadura y a mayor gloria de la dictadura», ha dicho Sánchez para defenderse de las acusaciones que le han tachado de usar «la momia de Franco» con fines electoralistas.

El presidente socialista ha ido más allá al recordar que con el traslado de los restos de Franco «concluye un largo proceso que ha contado con el pronunciamiento de los tres poderes del Estado: el legislativo, el ejecutivo y el judicial. Efectivamente, fue el poder legislativo el que instó al Gobierno a poner fin a la «anomalía democrática» y ha sido el judicial el que ha avalado la decisión del Ejecutivo de llevar a cabo el proceso.

La satisfacción de Pedro Sánchez, sin embargo, no es plena, a tenor de lo que deslizó ayer desde La Moncloa después de que RTVE retransmitiese en directo la exhumación de Franco y a pesar de que tras los Consejos de Ministros de los últimos meses el Gobierno en funciones prometiese que se iba a hacer con la «máxima discreción» y respetando la «intimidad» de los familiares.

«El mausoleo del Valle de los Caídos fue levantado con el sacrificio de millares de presos políticos de la dictadura. Allí fueron conducidos los restos mortales de casi 34.000 compatriotas, víctimas todos ellos de la guerra civil. Más de un tercio de ellos permanecen aún sin identificar hoy; y muchos de ellos reposan en ese lugar después de que sus cuerpos fueran trasladados sin consentimiento o en el más absoluto desconocimiento de sus familias. Es, por tanto, una infamia que más pronto que tarde deberá ser también reparada; como habrá de serlo igualmente el que aún hoy, existan miles de fosas dispersas por toda nuestra geografía. Es una aberración que debemos afrontar con decisión por justicia y dignidad pero, sobre todo, por pura humanidad», ha comentado Sánchez, quien parece empeñado en enterrar el espíritu de la Transición en la que, tras el fallecimiento de Franco y con el consenso de todos los partidos políticos, incluidos el PSOE y el PCE que hasta ese momento eran ilegales, se han dado los años de prosperidad más exitosos de la historia de España.

Tags: , , , , , ,