1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Sánchez y Casado evidencian lo lejos que están el uno del otro

Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se saludan antes de comenzar la reunión en Moncloa (Foto: Borja Puig de la Bellacasa)

Casado ofrece a Sánchez un compromiso ”para que los Presupuestos no dependan de los independentistas

Y desde el Gobierno acusan al PP de estar «instalado en el bloqueo»

La primera reunión mantenida entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y del líder del Partido Popular, Pablo Casado, tras las últimas elecciones generales ha acabado sin acuerdo.

Casado ha puesto como condición a Sánchez «romper con los independentistas» y desde el Gobierno han respondido lamentando que el PP siga «instalado en su estrategia de bloqueo» a pesar de la «responsabilidad» que tiene como primer partido de la oposición.

El Gobierno esperaba que el Partido Popular le ayudase a «desbloquear la financiación autonómica, el Pacto de Toledo sobre las pensiones, o la renovación de puestos en organismos de gran transcendencia para el país», entre otros asuntos de Estado.

Pero Casado considera que “para eso Sánchez tiene que elegir no pactar con los separatistas, renunciar a la mesa de negociación con la Generalitat, inhabilitar a Torra, no reformar el Código Penal para indultar “por la puerta de atrás” a los «golpistas» y desistir de nombrar a la ex ministra de Justicia, Dolores Delgado, como fiscal general del Estado. Si no, no podrá llegar a pactos de Estado con el Partido Popular.

Aun más, durante su comparecencia ante los medios de comunicación tras la hora y media de reunión con Sánchez, Casado ha «tendido» su mano para alcanzar pactos fundamentales y evitar que el jefe del Ejecutivo dependa de «independentistas y batasunos”». Si el Gobierno rompe con esas fuerzas políticas, ha afirmado Casado, negociará los Presupuestos Generales del Estado, la financiación autonómica o la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Claro que eso sólo sería el principio. El presidente del Partido Popular cree que es esencial mantener en vigor la reforma laboral, renunciar a la subida de impuestos y preservar la caja única de la Seguridad Social, para poder alcanzar un acuerdo con el PSOE.

Son cosas imposibles para los socialistas, que gobiernan en coalición con los comunistas, y que no van a dar la espalda a quienes les ayudaron a llegar a La Moncloa mediante la moción de censura presentada en mayo de 2018 contra Mariano Rajoy.

En estas circunstancias, Casado seguirá desmintiendo que el PP bloquee los acuerdos con el Gobierno y poniendo «la pelota» en el tejado del jefe del Ejecutivo, que se opone -en palabras del popular- a «consensuar una política común frente a los nacionalismos y radicales».

Tags: , , , ,